Los distintos caminos para el uso de los fondos previsionales en la región

En Perú harán un retiro de los fondos. En México, este miércoles el gobierno presentó un proyecto que pretende aumentar la jubilación en un 40%, en lugar de reducirla. La idea de sacar recursos tampoco ha prosperado en Colombia.


Incluso sin el coronavirus expandiéndose en el mundo, Perú ya había resuelto ofrecer mecanismos a su población para acceder a un retiro de sus fondos de pensiones. Por eso, cuando los apremios económicos comenzaron a pesar sobre las finanzas de las familias, no resultó complejo avanzar hacia un nuevo retiro de esos fondos. La primera vez se permitió el acceso al 10% y la segunda a un 25% para todos quienes lo solicitaran.

Pero eso no es todo. Mientras en Chile la agenda pública estaba tomada por el debate de esa misma materia, la semana pasada en Perú la Comisión de Presupuesto del Congreso aprobaba un dictamen que daba la luz para que los ciudadanos pudieran acudir al Sistema Nacional de Pensiones (SNP) para conseguir recursos en el marco de la emergencia.

Mecanismo

Según señala la normativa, la Oficina de Normalización Previsional (ONP) tendrá tres modalidades para entregar fondos. El primero corresponde a las personas de 55 años o menos. Sin importar si están aportando actualmente al sistema público o si pasaron al sistema privado, podrán acceder por única vez a un monto de máximo una Unidad Impositiva Tributaria (UIT), es decir, 4.300 soles (US$1.231).

Cabe destacar, que en el caso de las personas que no cuenten con los aportes suficientes para alcanzar el mencionado umbral, podrán acceder a todo lo que alcanzaron a acumular. En tanto, el dinero total que cada individuo decida retirar, lo cual en principio no será repuesto y se perderá para la pensión futura, va a ser entregado por la ONP en dos tandas, con un plazo máximo de 30 y 60 días, respectivamente.

Para el tramo siguiente, personas entre 55 y 65 años, se mandató la devolución del 95,5% de los fondos, siempre y cuando no hayan acumulado 20 años de aportes al SNP. Esa exigencia también se aplicará para los mayores de 65 años que acceden al beneficio, quienes además deberán haber aportado un mínimo de 15 años. En este último caso, recibirán una pensión extraordinaria de cesantía, que corresponde a un porcentaje de máximo 90% y mínimo 50% de la actual pensión mínima del Perú de 500 soles (US$142,5).

Colombia y México se restan

La opción de acceder a los fondos para la jubilación, de manera que se pueda enfrentar con más holgura la crisis económica, también se barajó en Colombia. Sin embargo, la idea que planteó a principios del mes pasado su ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, asegurando que había dialogado al respecto con las AFP, no ha prosperado.

Es más, recientemente el presidente Iván Duque le quitó el piso a la iniciativa. “Yo no soy partidario de permitirles a los ciudadanos que saquen de sus ahorros para la vejez, para que se los gasten ahora y terminen generando un problema de largo plazo que puede ser aún mayor”, indicó a una radio local.

En tanto, México tiene su mirada puesta en otros asuntos, a la hora de abordar la discusión sobre las pensiones. Solo este miércoles el gobierno de Andrés Manuel López Obrador presentó un proyecto que reforma el sistema previsional, con el afán de incrementar en un 40% las jubilaciones que están recibiendo sus ciudadanos.

“¿Cómo se va a lograr? Va a aumentar (el aporte) de los patrones hasta 13,8%, mientras que la del trabajador no se elevará. No se afectan los derechos de trabajadores; ahora se necesitan 15 años para recibir la pensión, a partir de los 60 años, entonces, el 82% va a tener una pensión garantizada”, detalló Arturo Herrera, ministro de hacienda de ese país.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.