Vecinos de Pedro de Valdivia Norte se anotan triunfo en disputa contra dueños del Hotel Sheraton por proyecto residencial

En un dictamen, la Contraloría concluye que el permiso de edificación no cumple con la norma urbanística de coeficiente de ocupación del suelo. La junta de vecinos de la zona celebra lo dicho por el organismo fiscalizador y se muestra expectante respecto de la reacción de la autoridad y la inmobiliaria. Dicen que lo que corresponde es que se invalide el premiso.




Los vecinos del barrio Pedro de Valdivia Norte se anotaron un pequeño triunfo en la disputa que mantienen con la Inmobiliaria Alto Mirador del Cerro vinculada a los empresarios y dueños del Hotel Sheraton Jorge Breitling y Fabian Biderman, por el proyecto inmobiliario residencial “Edificio Parque San Cristóbal” que pretenden construir en el pleno corazón de Providencia.

El triunfo se da luego de que la Contraloría General de la República respondiera a través de un dictamen, las consultas planteadas por la Junta de Vecinos de Pedro de Valdivia Norte sobre el permiso de edificación del proyecto inmobiliario ubicado a un costado del hotel.

En el documento, el organismo alude a ciertas inconsistencias en el permiso de edificación y por consiguiente, valida algunos de argumentos presentados por la junta de vecinos, la que desde un principio ha acusado de eventuales impactos ambientales y de vialidad, razón por la cual busca declarar nulo el permiso entregado a la Inmobiliaria Mirador del Cerro.

Cabe destacar que en junio del 2018, Inmobiliaria Mirador del Cerro recibió la aprobación por parte de la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Providencia, al anteproyecto que contempla la construcción de un edificio de uso mixto en Avenida Los Conquistadores.

En su dictamen, Contraloría resolvió que “no se advierte un sustento que permita admitir nuevas edificaciones en el terreno en cuestión”, dado que el coeficiente de ocupación de suelo se encuentra completado con las construcciones previamente emplazadas, “de modo que toda otra edificación importa exceder dicho coeficiente”, dice.

Además, a esto se le sumaría el hecho de que según dice el organismo, el estudio de impacto sobre el sistema de transporte urbano contemplaría solo el efecto causado por los estacionamientos del proyecto. Esto, sin considerar los provocados por los estacionamientos existentes, y sin considerar mitigaciones que consideren el edificio existente.

Dicho lo anterior, el organismo fiscalizador resolvió que “el citado permiso de edificación no cumple con la norma urbanística de coeficiente de ocupación del suelo, por lo que ese municipio tendrá que arbitrar las providencias que según el ordenamiento resulten pertinentes a fin de corregir la irregularidad antes descrita, debiendo informar de ello a la Coordinación Nacional de Seguimiento y Apoyo al Cumplimiento de la División de Auditoría de este Órgano Fiscalizador, dentro del plazo de 20 días contado desde la recepción de este oficio”.

Desde la junta de vecinos de Pedro de Valdivia Norte, su presidente, Cristóbal Barros, celebra lo resuelto en el dictamen y sostiene que la comunidad “se alegra de confirma que los vecinos organizados y realizando un trabajo serio y acucioso, pudieron demostrar que el permiso de edificación de la DOM no cumple con la norma. Lo que corresponde es que la Municipalidad de oficio invalide el permiso”, remarca.

En todo caso, dice que se mantienen “pacientes y expectantes” respecto de la reacción de la autoridad y la inmobiliaria. Añaden que lo que corresponde es que el DOM sea invalidado, pero, a su vez sostiene que de no ser así, ellos estarán abiertos a solicitarlo, o a tomar otras acciones legales, las cuales se mantienen analizando.

El proyecto

En 2015 el fondo Inversiones Hoteleras, administrado por LarraínVial Activos, compró el hotel Sheraton Santiago y San Cristóbal Tower. La transacción totalizó unos US$95 millones y los principales aportantes del fondo comprador están, precisamente, Jorge Breitling y Oscar Biderman, ambos fundadores del Hotel Intercontinental Santiago.

Los empresarios tienen amplia trayectoria del negocio. A unos años de la compra del Sheraton habían concretado la compra de otros recintos hoteleros, entre los que figura el Crowne Plaza.

Ahora los empresarios trabajan en dar una transformación a la manzana, y justamente como parte de ese proceso es que pusieron en marcha esta iniciativa residencial. El edificio contemplan 295 viviendas y alrededor de 402 estacionamientos para autos y 160 para bicicletas. En total, la torre significará la edificación de 34.591 metros cuadrados. Adicionalmente, el proyecto tendrá locales comerciales.

El documento, que ya fue validado por la autoridad municipal respectiva, figura a nombre de Inmobiliaria Mirador del Cerro, representado Jorge Breitling y Fabian Biderman. La torre de viviendas y comercio estará a cargo del arquitecto Francisco Izquierdo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.