Canadá presenta ley para obligar a los gigantes de Internet a compensar a la prensa

La normativa busca que empresas como Facebook y Google paguen a los medios de comunicación por el uso de las noticias que publican en sus sitios.




En una inédita ofensiva legislativa, el gobierno federal de Canadá liderado por el primer ministro Justin Trudeau presentó este martes una propuesta de ley para obligar a los gigantes digitales a compensar a los editores de noticias por el uso de sus contenidos.

La nueva norma obligará a empresas como Google y Facebook, propiedad de Meta, y a otras grandes plataformas en línea como Twitter o Instagram que reproducen o facilitan el acceso a contenidos periodísticos, a pagar o a someterse a un proceso de arbitraje vinculante establecido por un regulador independiente, la Comisión Canadiense de Radio Televisión y Telecomunicaciones (CRTC por sus siglas en inglés).

La medida del gobierno canadiense busca sostener una industria que ha visto un declive constante desde la aparición del internet y las redes sociales.

Según las cifras del gobierno, más de 450 medios de comunicación en el país han cerrado sus puertas desde 2008 y al menos uno de cada tres puestos de trabajo en el periodismo canadiense ha desaparecido en ese mismo periodo, según consigna la radio Canadá.

Normativa busca regular a Facebook y Google

La propuesta parlamentaria, según informó el diario El País, está enfocada principalmente en Facebook y Google, y tiene como fuente de inspiración el marco aprobado por Australia en 2021.

Dicha reglamentación sirve para compensar los ingresos publicitarios que los medios dejan de percibir y que recae en redes sociales y demás plataformas.

Las plataformas podrán negociar con los medios de información, durante un máximo de 12 meses y de forma voluntaria, convenios que tomen en cuenta criterios impuestos por el CRTC, tales como los montos para asegurar la independencia y la libertad de expresión, así como el apoyo a producción de noticias locales y nacionales con un carácter inclusivo para los distintos grupos de la población.

Si ambas partes no llegan a acuerdo incumplen los criterios establecidos, la CRTC fijará negociaciones obligatorias y, en último caso, podrá actuar como árbitro para seleccionar la propuesta más conveniente.

En Australia, según la Comisión Australiana de la Competencia y el Consumidor, ya se han pagado más de 190 millones de dólares a las empresas de medios de comunicación australianas desde que se promulgó el modelo el año pasado. Los grandes ganadores han sido los medios de comunicación tradicionales.

De acuerdo a datos del ministerio federal del Patrimonio de Canadá, unos 450 medios han tenido que cerrar en ese país desde 2008. La publicidad en línea generó ingresos en 2020 por cerca de 9.700 millones de dólares canadienses (unos 7.750 millones de dólares estadounidenses) en el país; Google y Facebook se embolsaron de forma combinada, un 80% del total.

El nuevo plan canadiense exigiría que Facebook, Google y otras plataformas digitales, que tienen como ventaja un desequilibrio de negociación con las empresas de noticias, hagan tratos comerciales justos con los periódicos, las revistas de noticias, las empresas de noticias en línea, las emisoras privadas y públicas y ciertos medios de noticias no canadienses que cumplen con criterios específicos.

La desaparición de los medios

La pérdida de ingresos publicitarios ha derrumbado los anteriores modelos de negocio de los medios de comunicación. Miles de periodistas canadienses han perdido sus puestos de trabajo y algunas comunidades se han convertido en desiertos de noticias, sin acceso a periódicos, sitios de noticias digitales, programas de televisión o radio.

El ministro canadiense de Patrimonio, Pablo Rodríguez, dijo en la nota de la radio canadiense, que las empresas de noticias de ese país deberían ser compensadas por ayudar a Google y Facebook por atraer la atención del público a esas plataformas.

Pablo Rodríguez, junto a Justin Trudeau.

Google y Facebook utilizan contenido de noticias en sus sitios, generadas por los medios de prensa, sin tener que pagar realmente por ello, destacó Rodríguez.

Rodríguez también presentó el programa como una forma de combatir la reciente ola de desinformación procedente de fuentes dudosas. Dijo que una industria de noticias basada en hechos que se tambalea permite justamente que surjan otros medios menos creíbles, lo que podría llevar a una mayor desconfianza pública y una desinformación dañina en nuestra sociedad.

Google dice que está “revisando cuidadosamente” la ley

Cuando Australia imupso una normativa similar, Google se opuso tenzamente a pagar por las noticias que utilizaba. Su molestia llegó a tal punto que amenazó con cerrar el acceso al motor de búsqueda en el país si el proyecto de ley prosperaba. Finalmente, Google cedió y llegó a un acuerdo con varios medios de comunicación para evitar un proceso de arbitraje vinculante.

Foto: Reuters

Google sostiene que su modelo actual es justo para los editores porque su motor de búsqueda dirige un tráfico importante a los sitios de los medios de comunicación.

En un comunicado difundido este martes, Google dijo que está revisando cuidadosamente la legislación para entender sus implicaciones.

Pese a ello, el buscador ya ha alcanzado 11 convenios con medios de comunicación canadienses, aunque por tratarse de tratos confidenciales, no se conocen los montos y detalles de estos acuerdos. Sin embargo, la iniciativa gubernamental podría obligarlos a someterlos a revisión. Pablo Rodríguez subrayó que un tema fundamental de este proyecto legislativo “es la transparencia”.

Facebook también ha logrado acuerdos con 18 medios canadienses por un reparto por publicidad, entre los que se cuentan los diarios The Globe and Mail The Toronto Star, algunos de los de mayor visitas en el país.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.