La extraña y preocupante muerte de dos bebés contagiados con Covid-19

Imagen referencial. Foto: Reuters

Médicos israelíes descubrieron que uno de los niños había muerto en el útero de una mujer infectada con coronavirus, también portaba el patógeno. Este ha sido el segundo caso reportado en el mismo país.




Israel ha sido el líder en la campaña de vacunación a nivel mundial. A finales de febrero, 91 de cada 100 habitantes habían recibido por lo menos una dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech.

No obstante, a pesar del expedito proceso, hay grupos poblacionales que han quedado al margen del plan de inoculación. Uno de estos son las embarazadas, quienes todavía no son aptas para la inyección contra el Sars-CoV-2 ya que no han estado dentro de los grupos a los cuales se los ha testeado para ver su reacción a la vacuna, quedando sin protección ante el patógeno.

Dentro de este contexto, el país ha informado dos casos de fetos que murieron a semanas de nacer que dieron positivo por Covid-19.

En el Hospital Meir en la ciudad de Kfar Saba, en Israel, una mujer en su semana 36 de embarazo perdió a su bebé debido a una muerte fetal. La madre había asistido al recinto hospitalario tras dejar de sentir movimientos dentro de su vientre.

Tras hacer pruebas de laboratorio, confirmaron que tanto la madre como el infante tenían coronavirus.

Más casos reportados

Este es el segundo hecho reportado de similares características en Israel. A principios de febrero, una mujer de 29 años dio a luz a un bebé muerto en el Hospital Universitario Samson Assuta Ashdod.

Respecto a este caso, el hospital comentó al Times of Israel que había una alta probabilidad que el feto haya muerto por complicaciones relacionadas al Covid-19.

“El feto se infectó a través de la placenta y, con un grado alto de certeza, podemos decir que murió debido al coronavirus”, explicó el doctor Tal Brosh, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Assuta en Ashdod.

Según los doctores del área de maternidad del recinto, la madre había presentado malestares durante cuatro días antes de visitar a su médico de cabecera. La mujer no sospechaba que tenía Covid, pero tras realizarle exámenes, confirmaron que estaba enferma del virus.

Ignacio Silva, infectólogo y académico de la Dirección de Postgrados de la Facultad de Medicina de la U. de Santiago (Usach) advierte que es importante que los médicos aclaren qué tipo de prueba se le hizo a los fetos, ya que no por tener los anticuerpos capaces contrarrestar los efectos del coronavirus significa que tuvo el patógeno en el organismo.

“La madre le puede transmitir anticuerpos contra el Covid al recién nacido y al hacer un test serológico contra el virus puede resultar positivo. Sin embargo, eso no significa que el infante haya estado enfermo sino que es solamente la transmisión materna de anticuerpos hacia el feto para protegerlo contra la enfermedad”, sostiene Silva.

Según Sebastián Illanes, ginecoobstetra, médico staff de la Clínica de la Universidad de los Andes y Dávila y profesor titular de la Facultad de Medicina de la U. de los Andes, no es común este tipo de casos de transmisión.

“La transmisión vertical (paso de un virus desde la madre al feto) del virus Sars-CoV-2 es bastante baja. Esto se debe a que, para que el virus pueda ingresar a la célula necesita unos receptores, y estos no están presentes en la placenta. Por lo tanto, la probabilidad que el virus traspase la placenta y llegue al feto, dado que no están estos receptores, es muy baja. Son casos aislados”, explica Illanes.

Una mujer embarazada recibe la vacuna contra el coronavirus en Schwenksville, Pennsylvania, Estados Unidos. Foto: Reuters.

Illanes agrega que si bien han existido casos de partos prematuros en contexto de pandemia, esto se debía a que, al principio, como no se sabía la evolución y si podría producir complicaciones graves, cualquier paciente que tenía un embarazo por Covid, los embarazos se interrumpieron prematuramente, para evitar posibles problemas en la madre. En ese caso existieron cesáreas, pero no porque el virus en sí generó el parto prematuro, sino para evitar eventuales efectos secundarios.

En julio pasado, la revista científica Nature publicó un artículo que mostraba un caso de transmisión vertical en Francia, en el que el virus se encontraba tanto en el lado materno como en el lado del bebé de la placenta y en el líquido amniótico. La madre y el bebé también dieron positivo al virus a través de una prueba de PCR.

El bebé recién nacido sufría síntomas neurológicos vinculados a la enfermedad. Daniele De Luca, autor principal del estudio mencionó que 24 horas después de nacer, el infante presentó efectos adversos graves debido al virus, como rigidez en las extremidades y lesiones en el sistema nervioso central, que fueron desapareciendo poco a poco.

Medidas tomadas por las autoridades

Durante la reciente ola de contagios en Israel causada por la variante británica, las personas más jóvenes se han infectado, incluidas las mujeres embarazadas. Decenas de embarazadas han terminado en unidades de cuidados intensivos y han dado a luz prematuramente a sus bebés por cesárea.

El Hospital Universitario Samson Assuta Ashdod dijo que esta era su tercer muerte fetal por una mujer con coronavirus. En los dos anteriores, el bebé no estaba infectado.

Foto: Reuters.

El Ministerio de Salud Israelí ha aconsejado a las mujeres embarazadas que se vacunen contra el coronavirus después de que varias embarazadas se enfermaron gravemente, y varios bebés nacieron prematuramente por cesárea debido a riesgos potencialmente mortales para las madres y los niños.

Francisca Orchard, matrona de la Universidad Católica y miembro del comité de lactancia materna de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe) afirmó que en Chile, actualmente, “no existe aún una indicación del Ministerio de Salud en cuanto a la vacunación para todas las madres en lactancia o embarazadas. Sólo fue mencionado por la autoridad que aquellas en lactancia, pertenecientes a los grupos de riesgo definidos en el calendario para la vacunación, sí se podrán vacunar y no debiesen suspender la lactancia”, sostuvo la especialista.

La recomendación del Comité Asesor en Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) es que si en el caso de que los beneficios de la vacunación contra el Covid-19 superen los riesgos de la inoculación, las mujeres con más de tres meses de gestación podrían optar por recibir la vacuna inactivada CoronaVac, siempre que se suscriba un consentimiento informado que incluya información sobre la falta de evidencia en seguridad y eficacia de la vacuna Covid-19 en embarazadas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.