¿Te lo perdiste? Estas son las fechas de los próximos eclipses en Chile

Imagen del eclipse lunar, también llamado Luna de Sangre, en Santiago. REUTERS/Pablo Sanhueza

Tras el eclipse lunar total de anoche, el siguiente evento astronómico de características similares será el 8 de noviembre. También se presentarán en 2023 y 2024.




La noche de ayer, Chile y distintos países alrededor del planeta, fueron testigos de un eclipse lunar total, el que comenzó su fase total a las 22.27 y se extendió por más de dos horas. La plenitud del evento espacial, el que ocurrió solo dos semanas después de un eclipse solar, fue a las 23.39.

Denominado “Luna de Sangre”, el fenómeno astronómico fue visible en todo el territorio nacional, incluida Isla de Pascua. Durante el desarrollo del eclipse, la Tierra se ubicó entre el Sol y la Luna, y la luz de nuestro planeta se refractó alrededor de los bordes de la atmósfera, cayendo sobre la superficie de la Luna que adquirió un tono rojizo o rosado.

En este tipo de eclipses, esto sucede debido a que los rayos de luz del Sol que cruzan la atmósfera terrestre tiñen la superficie de la Luna. Ésta atraviesa la sombra de la Tierra, quedando cubierta, y su vez, el Sol, la Tierra y la propia Luna se encuentran perfectamente alineados. El color rojizo que adquiere el astro se debe a la luz que le proporciona el Sol.

Se trató de una jornada astronómica de ensueño, que permitió a miles de chilenos disfrutarla desde sus casa mirando el cielo, o mediante la transmisión en vivo que ofrecieron distintos observatorios nacionales. Sin embargo, para los que por algún motivo no pudieron verlo, hay otras oportunidades. ¿Cuándo? Durante 2022, 2023 y 2024 se registrarán otros eclipses, de distintas características.

Los eclipses en Chile causan gran expectación en las personas. Durante los últimos años, el país ha presenciado una decena de eventos astronómicos. REUTERS/Rodrigo Garrido

¿Cuáles son los próximos eventos astronómicos en Chile?

El primero de éstos está agendado para el 8 de noviembre de 2022, en menos de seis meses, momento en el cual sucederá un eclipse lunar parcial. Luego, en 2023, el 14 de octubre podremos observar un eclipse parcial de Sol, mientras que en 2024, el 25 de marzo sucederá un eclipse penumbral de Luna, y el 17 y 18 de septiembre del mismo año, un eclipse lunar parcial.

Juan Carlos Beamin, astrónomo de la Universidad Autónoma, señala que el próximo eclipse será total en la zona de la polinesia y Nueva Zelanda y también en las islas de Pascua y Salas y Gómez, y parcial en otras partes de Chile (continental).

Dependiendo de la ubicación geográfica donde esté la persona, el eclipse se puede ver de manera diferente. Parcial o total por ejemplo. “El de noviembre será un eclipse total de Luna, pero no en todo el mundo se verá así, en el caso de Chile continental solo veremos la fase parcial”, explica el astrónomo.

“El eclipse parcial es cuando la Luna entra en la penumbra, y además, una parte de la Luna entra en la umbra, y se ve definitivamente negra, se oscurece una parte de Luna. El total es cuando ésta entra en su totalidad en la zona oscura, como lo que pasó ayer”, agrega.

En el caso de un eclipse penumbral, “la Luna en ningún momento logra atravesar la zona de oscuridad total que produce la Tierra (también conocido como umbra), solo cruza una zona parcial de sombra, conocida como penumbra, y por ende, lo único que sucede es que el brillo disminuye ligeramente, pero no se observa que a la Luna le “falte un pedacito” como la tradicional forma de pacman”, explica Beamin.

Con los eclipses de Luna se pueden hacer varios ejercicios, “algunos con valor científico, como por ejemplo, poder estudiar cómo se vería la luz del Sol al cruzar la atmósfera terrestre (como si estuviéramos estudiando un exoplaneta). También se pueden analizar ciertas modificaciones en el suelo lunar pues el cambio de temperatura es muy brusco en la superficie y podrían hacerse ciertos estudios de geología lunar”, establece el astrónomo.

Beamin dice que desde el punto de vista educativo, “son valiosos (los eclipses) pues permiten, por ejemplo, visualizar el movimiento lunar al ver cómo eclipsa o aparecen estrellas tras de sí, y también permiten calcular la distancia a la Luna usando como referencia las estrellas de fondo, entre otros ejercicios parecidos”.

Lo mejor que dejó el último eclipse de Luna

La jornada astronómica de la noche de este domingo, causó expectación y atención, tanto de la comunidad científica, como de la ciudadanía. Muchos sacrificaron horas de sueño para poder observar el eclipse.

A continuación, las mejores imágenes y momentos que dejó el fenómeno espacial.

Imagen del eclipse de Luna obtenida por el astrofotógrafo Agustín Herrero, desde Buin (Región Metropolitana) usando un telescopio.
La Luna a través del radiotelescopio RT-70 en el pueblo de Molochnoye, Crimea. REUTERS/Alexey Pavlishak.
Las siluetas de las personas aparecen mientras una Luna casi llena se eleva sobre el cielo en Grozny, Rusia. Foto AP/Musa Sadulayev.
Una niña mira la Luna a través de un telescopio durante la Luna de sangre en Caracas, Venezuela. Foto AP/Matias Delacroix.
El eclipse lunar brilla sobre las palmeras en Long Beach, California. AP Photo/Ashley Landis.
El eclipse lunar cubre la Luna mientras se eleva más allá de una estatua en lo alto de la torre Liberty Memorial en el Museo Nacional de la Primera Guerra Mundial en Kansas City, Estados Unidos. Foto AP/Charlie Riedel.
El eclipse lunar sobre la obra de arte titulada: "Siete montañas mágicas" del artista Ugo Rondinone, durante la Luna de sangre. Foto AP/John Locher.
Personas usando telescopios para observar la Luna de sangre. AP Photo/Matias Delacroix.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.