“Una infección silenciosa”: científico descubre cómo el coronavirus ataca el cerebro y secuestra a las células

cerebro

Un estudio muestra cómo el coronavirus ataca al cerebro, provocando una infección que podría ser más letal que el daño respiratorio. Delirio y confusión son síntomas de la patología.




Un reciente estudio liderado por Akiko Iwasaki, inmunólogo de la Universidad de Yale, reveló nuevas evidencias del Covid-19. El científico lideró una investigación para ver cómo el virus ataca al cerebro, descubriendo que el Sars-CoV-2 puede provocar una infección que podría ser más letal, incluso, que el daño respiratorio asociado al Covid.

El estudio mostró que el coronavirus realiza una invasión de las células cerebrales, absorbiendo todo el oxígeno cercano, lo que afecta directamente a las células. El Covid-19 invade las células cerebrales, secuestrándolas para hacer copias de sí mismo.

El científico dijo que esto explica síntomas como el delirio, dolor de cabeza y confusión. La investigación mostró la primera evidencia científica sobre cómo el virus ataca el cerebro.

Debido a que aproximadamente el 50% de los casos positivos de coronavirus están vinculados a síntomas neurológicos, esto llevo a los investigadores a asociar la enfermedad con otras regiones del cuerpo humano, más allá de los pulmones o riñones. Es el caso del cerebro.

Iwasaki señaló a The New York Times, que si “el cerebro se infecta, podría tener una consecuencia letal”.

Imágenes de la Unidad de tratamientos intensivos de la Clínica Alemana para pacientes críticos de Coronavirus Covid 19. Foto : Andrés Perez

No está claro cómo el virus logra llegar al cerebro o con qué frecuencia desencadena los efectos devastadores descritos por el estudio. Y aunque es probable que la infección cerebral sea extraña, algunas personas pueden ser susceptibles por sus antecedentes genéticos, una carga viral alta u otras razones que no están de todo claras.

Los investigadores no encontraron evidencia de que haya una respuesta inmune para remediar este problema. “Este virus tiene muchos mecanismos de evasión”, explicó Iwasaki.

Ignacio Silva, infectólogo y académico de Dirección de Postgrados de la Universidad de Santiago, dice que el coronavirus tiene varias manifestaciones en el cerebro. "Algunas se producen durante la enfermedad, que son los síntomas más frecuentes del Covid-19, como cefaleas leves, persistentes o severas, lo que muchas veces obliga a ir a urgencia o realizar imágenes del cerebro. Si bien la mayoría de las veces no tiene que ver con alguna lesión cerebral, puede ser bastante invalidante”.

Cecilia Cárdenas, neuróloga de la Clínica Universidad de los Andes, señala que efectivamente hay un vínculo entre el coronavirus y el sistema nervioso, “existe un compromiso periférico, además compromiso del sistema musculoesquelético, lo que puede ser de una afectación directa del virus o puede ser secundaria”.

“En algunos casos, no se presenta inmediatamente, pero sí a la segunda semana o post enfermedad”, añade Silva.

“El dolor de cabeza, producido por la infección, el que puede permanecer a través del tiempo varias semanas, incluso meses, debe ser manejado, ya que puede alterar nuestra calidad de vida”, analiza Cárdenas.

Infección silenciosa

El médico a cargo del estudio dijo que el coronavirus es “una especie de infección silenciosa”. El virus explota la maquinaria de las células cerebrales para multiplicarse, pero no las destruye. Aunque, quita el oxígeno a las células adyacentes, causando que se marchiten y mueran.

Silva dice que otras manifestaciones de la enfermedad tienen que ver con la pérdida de concentración, que se ha visto frecuentemente en pacientes con Covid- 19. "Como complicación grave esta la encefalitis, que es una inflamación cerebral que produce compromiso de conciencia y que muchas veces obliga a la hospitalización o a UCI”, señala el médico de la Usach.

“Los accidentes vasculares, son más bien, una consecuencia de la hipercoagulabilidad que genera la infección. Dependiendo del área comprometida, deja mayores o menores secuelas”, añade Cárdenas.

El virus registra 29.051.154 personas contagiadas en todo el mundo. Crédito: Raphael Lafargue/ABACAPRESS.COM

Silva explica que “los fenómenos trombóticos cerebrales que se generan por Covid-19, como los accidentes cerebrovasculares secundarios de estado de hipercoagulabilidad, producen trombosis cerebral, trombosis coronaria, en las piernas, pulmones, entre otros".

Aún quedan muchos misterios por estudiar o descubrir del Sars-Cov-2. Los investigadores dicen que no está claro con qué frecuencia se desencadenan estos efectos o si existe una respuesta inmune. Lo positivo es que es probable que la infección cerebral sea poco habitual, aunque algunas personas pueden ser susceptibles por sus antecedentes genéticos, una carga viral alta u otras razones.

“Este virus tiene muchos mecanismos de evasión”, explicó Iwasaki.

Otras enfermedades, incluyendo el virus Zika, también infectan las células cerebrales. En este caso, las células inmunitarias ingresan en los sitios dañados, tratando de limpiar el cerebro destruyendo las células infectadas.

Comenta