5 consejos sobre cómo enseñarles a los niños a ahorrar

Cómo enseñarles a los niños a ahorrar. Foto referencial.

Es importante educar a los menores sobre la función del dinero y por qué deben cuidarlo, ya que estas herramientas las utilizarán al crecer.


Los niños comienzan a interesarse en el dinero a los 5 años, según lo indicado por el periódico del Reino Unido, The Times. Por este motivo, resulta importante que los padres fomenten el ahorro en ellos, desde una temprana edad.

Incluso, el medio señala que, al hablarle a los más pequeños sobre el dinero y su significado, los adultos pueden ayudarlos a evitar problemas financieros en su futuro.

¿Cómo enseñarles a los niños a ahorrar?

La revista Guía Infantil indica que uno de los pasos primordiales para enseñarle a los niños a ahorrar es que los padres entreguen el ejemplo.

Por ende, si los más pequeños ven cómo los adultos manejan las cuentas, ellos también lo harán, por lo que es importante que los padres hablen con sus hijos sobre el dinero y se les mencione cómo este funciona y se utiliza para poder financiar las necesidades diarias.

De esta manera, los niños podrán apreciar el costo del dinero, así como sus beneficios y las razones por las que se debe tener, lo que provocará que ahorren sus billetes y monedas.

Tener una alcancía es una de las formas en las que los niños pueden aprender a ahorrar. Foto referencial.

En este mismo contexto, BFI Finance indica que se pueden realizar las siguientes actividades para enseñarle a ahorrar a los niños:

  • Involucrarlos en las compras: Un ejemplo de esto, es cuando se lleva a los más pequeños al supermercado para que vean el intercambio de dinero y la obtención de los productos.
  • Comprar una alcancía: De esta forma, mediante esta, los niños podrán comprender el concepto de ahorro.
  • No comprar inmediatamente lo que el niño pide: Con esta técnica, los pequeños comprenderán que las cosas no se obtienen al instante, sino que se debe ahorrar para poder adquirirlas.
  • Establecer una meta: Debido a que no se comprará el producto inmediatamente, el niño tendrá un motivo para ahorrar dinero.

Además, Forbes recomienda desarrollar en los niños un hábito en el que deban gastar, ahorrar y donar su dinero, por ende, deben dividir su efectivo en tres categorías.

Esto debido a que, al gastar, el niño experimentará cómo organizar su presupuesto e independencia al tomar sus propias decisiones, mientras que, al ahorrar, aprenderá a planificar y, al donar su dinero, tendrá un sentido de responsabilidad y empatía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.