Yellowjackets: la última gran sorpresa del streaming explicada por una de sus protagonistas

Una de las mejores ficciones televisivas del último tiempo sigue a un grupo de mujeres en 1996, cuando sufren un accidente aéreo, y en 2021, cuando lidian con las heridas del pasado. Tawny Cypress, parte clave del elenco, habla con Culto sobre la complejidad de su personaje y el reto que propone la historia al espectador. “Son personas horribles, pero de alguna manera miras más allá de eso y las animas a que ellas ganen. Creo que esa es la magia de la serie”, plantea sobre la producción disponible en Paramount+.



Un avión que llevaba a unas adolescentes jugadoras de fútbol oriundas de Nueva Jersey colisionó en Canadá en 1996. En circunstancias que no se revelan inmediatamente, un grupo vivió para contarlo. A ellas la acción las sigue en 2021, cuando sus experiencias no podrían ser más dispares y advierten con disgusto que deben volver a hablar.

La han comparado con El señor de las moscas, ¡Viven! y Lost, pero la serie Yellowjackets (completa con sus diez episodios en la plataforma Paramount+) tiene personalidad propia e ímpetu narrativo suficiente como para salir airosa ante cualquier referente demasiado grande. Es, de hecho, una de las producciones televisivas más celebradas de los últimos meses y ya fue renovada para una segunda temporada.

La actriz en la serie. Foto: Kailey Schwerman/SHOWTIME.

“Creo que la serie toma a estas mujeres que no son simpáticas y de alguna manera las vuelve simpáticas”, define Tawny Cypress, una de las actrices principales de la ficción (en la foto principal, segunda desde la derecha). Su rol es la versión adulta de Taissa, una política que se postula como senadora y está dispuesta a todo con tal de ganar, mientras en algún punto retoma el contacto con sus viejas compañeras, aquí encarnadas por Melanie Lynskey, Christina Ricci y Juliette Lewis.

“Cada personaje es una persona horrible”, insiste la intérprete en diálogo en Culto. “Pero de alguna manera miras más allá de eso y las animas a que ellas ganen. Creo que esa es la magia de la serie”.

Actriz de títulos televisivos como Heroes y House of cards, Cypress nació y estudió en Nueva Jersey en una época similar a la que transcurre la primera parte de Yellowjackets. También se considera a sí misma una fanática del terror, uno de los elementos que trabaja la producción creada por Ashley Lyle y Bart Nickerson.

Todo eso le ayudó a sumergirse en el mundo de la ficción. Pero quizás lo más elemental fue la manera en que se aproximó a su papel. “Lo observo desde dos perspectivas diferentes. Como actriz, Taissa tiene razón en todo lo que hace. Por supuesto que ama a su familia. Pero como alguien que la está viendo, puedo advertir claramente que esta mujer no es parte de este trío (su hogar). Ella definitivamente está afuera mirando”, describe, añadiendo: “Creo que la razón por la que pensé que Taissa era tan genial al principio es porque trabaja muy duro para poner una buena cara”.

Melanie Lynskey, Tawny Cypress, Juliette Lewis y Christina Ricci. Foto: Kailey Schwerman/SHOWTIME.

Trauma y complicidad femenina se cruzan en el relato a lo largo del primer ciclo, construyendo una narrativa inquietante que se mueve entre el presente y el pasado. “Hay un millón de maneras diferentes en que el trauma puede afectarte. Estas mujeres han crecido y están lidiando con un trauma profundo. Definitivamente creo que es una serie feminista, primero, porque está muy centrada en las mujeres. Pero, segundo, creo que al mostrar a las mujeres en toda su suciedad y diferentes matices realmente les hace un servicio en general, al solo verlas como personas reales y no como accesorios para que un hombre entienda su historia”.

Por ahora dice que ignora los detalles de la segunda temporada, que comenzará a grabarse a mitad de año. A cambio, entrega su mirada sobre la industria que acoge su éxito. “Pasé por un período en el que realmente no me gustaba la televisión, porque todos hacían lo mismo una y otra vez, y luego yo solo quería estar en el cine”, reconoce. “Ahora no quiero dejar la televisión nunca, las historias que podemos contar en la televisión son tan emocionantes y no paran. Es sorprendente que una serie como Yellowjackets incluso llame la atención, con todo el contenido que hay. Es un fenómeno, me encanta”.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.