Arturo Vidal le dijo no a David Beckham, pero el sueño del inglés no se extingue

Un primer plano de Arturo Vidal en la Copa América de Brasil, donde volvió a jugar después de un largo tiempo inactivo por problemas físicos. FOTO: Reuters.

Un primer plano de Arturo Vidal en la Copa América de Brasil, donde volvió a jugar después de un largo tiempo inactivo por problemas físicos. FOTO: Reuters.

El ex jugador inglés, dueño del equipo norteamericano, sondeó al volante antes de que cerrara el libro de pases en la Major League Soccer. Pero el de San Joaquín declinó para quedarse un año más en Europa, su última oportunidad de ganar la Champions League. Sin embargo, el millonario británico intentará volver a la carga en enero, ya que el fútbol de Estados Unidos es uno de los pocos que puede complacer las exigencias salariales del chileno.


David Beckham se volvió a quedar con las ganas de tener a Arturo Vidal. El dueño del Inter Miami CF, equipo de la Major League Soccer de Estados Unidos, otra vez sondeó la opción de llevarse al chileno como refuerzo estrella, pero el jugador decidió quedarse a pelear la que puede ser la última Champions de su carrera.

Tal como ocurrió la temporada pasada, antes de que el volante firmara por Inter de Milán, el ex jugador británico sondeó la opción de llevarse al ex mediocampista de Barcelona. Sin embargo, el propio jugador se excusó de tomar la propuesta, poco antes de que se cerrara el libro de pases en Estados Unidos, hace un par de semanas.

Y es que el fútbol norteamericano es uno de los pocos destinos que puede satisfacer las necesidades salariales de jugadores como Vidal. Si bien los equipos de la MLS tienen límites salariales, la contratación de Jugadores de Franquicia (estrellas consulares fuera del tope) permiten a los equipos competir con los salarios europeos.

Pelear la Champions

Una de las razones que el volante esgrimió para rechazar la propuesta es la Champions League: su verdadera obsesión. El de San Joaquín tiene un año más de contrato con Inter de Milán, el campeón italiano, y pretende cumplirlo pese a las postergaciones en la titularidad que auguran los medios peninsulares.

El chileno tiene un sueldo neto que ronda los 8 millones de dólares, mucho para una sociedad en recesión que trata bajar sus finanzas de manera casi desesperada.

Y es que para el jugador formado en Colo Colo existen motivaciones deportivas que van mucho más allá del dinero. Por esa misma razón desechó un ofrecimiento del Galatasaray turco, otro de los equipos en condiciones de llegar a la cifra que recibe en Inter.

Sin embargo, según se enteró El Deportivo, Beckham no se rendirá en el afán de tener a su gran refuerzo. A finales de enero del próximo año el panorama podría cambiar para ambas partes.

El presente de Vidal no es el mejor en el Inter, donde igual quiere pelear por un puesto. En la pretemporada sumó apenas 86 minutos, lo que para la prensa especializada del país de la bota es claro indicador de que no está en la primera línea del técnico Simone Inzaghi. De hecho, Gazzetta dello Sport apunta que en la carrera por ser titular, hoy el chileno está detrás de Roberto Gagliardini y el uruguayo Matías Vecino.

El Rey, sin embargo, confía en que puede revertir esta situación. Un desafío del que, posiblemente, David Beckham estará pendiente. Enero será el mes clave.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.