Con Gustavo Quinteros a la cabeza y refuerzos para ir por la Copa Libertadores: el ambicioso plan de Colo Colo para 2023

Gustavo Quinteros celebra el título albo

Gustavo Quinteros celebra el título albo (Foto: Agenciauno)

En Macul ni siquiera discuten la permanencia del técnico, pues se aferran al acuerdo establecido en su contrato. La prioridad, por estos días, está puesta en las renovaciones y en la elección de los contados elementos que llegarán para potenciar el plantel. Este miércoles se producirá una reunión clave para el futuro del Cacique.



En Coquimbo, Colo Colo celebró la trigésimo tercera estrella de su historia. En los albos aún queda resaca por una celebración que esperó por casi cinco años, el mismo período en que el fútbol chileno estuvo dominado por Universidad Católica. No es para menos. Fue un período turbulento, en el que los albos incluso vieron aparecerse al fantasma del descenso. En Macul, hoy hay una mezcla de sensaciones: felicidad, y mucha, por un lado; desahogo en una proporción parecida y la obligación de ponerse a trabajar de inmediato para potenciar la actual estructura. El último ítem es el que más ilusiona: en el Cacique asumen que la obligación es dar un salto cualitativo que tenga como objetivo entrar en la discusión por la próxima Copa Libertadores. Estiman que es el paso natural en un proceso que ha arrojado avances sostenidos, pero que en la última versión del torneo continental no les alcanzó para superar la fase de grupos. La eliminación, en ese fatídico encuentro ante Fortaleza, en el Monumental, aún da vueltas en las cabezas albas.

El proyecto 2023 del Cacique parte por un nombre clave: Gustavo Quinteros. En Macul respiran con cierta tranquilidad, pues interpretan que el vínculo con el estratega está renovado automáticamente por la consecución del título. También lo estaría si los albos no lograban la corona, pero sí la clasificación al principal torneo continental. De todas formas, en Pedreros apuntan, más que a la literalidad del contrato, a seducir al estratega, quien aparece en la lista de candidatos a la banca de Independiente, con un proyecto atractivo. “Conversando y desarrollando un plan serio y profesional hacia adelante. Yo creo que él está contento en el club y nosotros con él, de manera que todo se da para su continuidad y así lo espero personalmente. Su cuerpo técnico y, pese a lo obvio que voy a decir, quiero remarcarlo, han desarrollado un gran trabajo y han sido fundamentales en la obtención de la estrella 33″, declaró a El Deportivo el presidente de Blanco y Negro, Alfredo Stöhwing.

Otra fase del encantamiento al entrenador tiene que ver con la parte económica: el contrato establece un reajuste de un 25 por ciento de sus condiciones salariales. ¿Cuál es la preocupación, entonces? Que Quinteros pueda ejecutar la cláusula de salida, que está cifrada en US$ 400 mil dólares, un monto accesible si recibe una oferta cuantiosa desde el exterior. Ya lo hizo después de ser campeón con la UC. En medio de la euforia del festejo, el estratega dejó un margen para la interpretación. “Yo siempre doy la prioridad donde estoy. Cumplí el objetivo y el contrato sigue vigente. Si llega a haber una oferta muy grande, la analizaré, pero estoy muy feliz acá”, planteó. En Argentina lo espera Independiente.

Gustavo Quinteros y Gabriel Suazo, en el duelo entre Colo Colo y Coquimbo Unido.
Gustavo Quinteros y Gabriel Suazo, en el duelo entre Colo Colo y Coquimbo Unido. (Foto: Agenciauno)

Cuestión de ambiciones

Quinteros quiere quedarse en un Colo Colo competitivo, ahora a nivel internacional. Por eso, en la antesala del duelo ante Coquimbo Unido, junto con reconocer el pacto al que también alude la dirigencia, dejaba entrever su enfoque respecto del futuro. “Si el objetivo se da, mi contrato está vigente. Soy entrenador de Colo Colo y este club será la prioridad. Pero, ¿hacia dónde vamos? Tenemos que construir juntos los objetivos y tener un proyecto deportivo en común”, planteaba.

En ese escenario, las próximas horas serán decisivas. Este miércoles se realizará una sesión de directorio de Blanco y Negro. “La más importante del último tiempo”, se anima a decir uno de los miembros de la mesa de la firma que administra al Cacique, quien adelanta el principal punto que estará en la tabla: las renovaciones de contrato. Entre ellas, naturalmente, la del entrenador. Hay una que está decidida: la del portero Brayan Cortés, quien acordó su continuidad, aunque también introdujo una cláusula de salida que le permitiría salir sin problemas al exterior. Y una que tiene carácter prioritario, pero que aún no está resuelta: la del capitán Gabriel Suazo. El lateral izquierdo ha manifestado su intención de extender la relación para dejarle utilidades al club en caso de una posible partida.

Después, hay una materia que está decidida: ejecutar la opción de compra por el pase de Juan Martín Lucero. La caja que dejó la venta de Pablo Solari a River Plate permitirá acometer sin problemas la operación, que implica el pago de US$ 900 mil dólares, una cifra más que conveniente por un jugador que, a punta de goles, justificó su llegada, por la que tanto insistió Gustavo Quinteros. El transandino le heredó la decisión a Blanco y Negro. “Depende de Colo Colo, ya lo he dicho. Siempre depende de ellos”, estableció en medio de las celebraciones en tierras piratas.

Gabriel Costa, en el duelo ante Coquimbo Unido
Gabriel Costa, en el duelo ante Coquimbo Unido (Foto: Agenciauno)

¿De dónde traer?

El acápite de las extensiones de contrato y de los fichajes toca, necesariamente, otro: el de los cupos para jugadores foráneos. De hecho, una de las decisiones clave que deben adoptar Quinteros, el directorio del Cacique y el gerente deportivo, Daniel Morón, tiene que ver con la renovación del vínculo con Gabriel Costa, el único de los foráneos que finaliza contrato. El peruano es uno de los jugadores más cuestionados por los hinchas, pero nunca ha perdido el respaldo de Quinteros. Con cifras en la mano, hay que decir que le ha respondido: contribuyó con nueve goles al título albo. Sumó dos más en la Copa Chile y uno en la Copa Sudamericana.

Si los cupos para jugadores extranjeros siguen ocupados, el criterio de búsqueda para las nuevas piezas deberá reorientarse. “Habrá que buscar chilenos”, advierten en Macul. Con un agregado: “De nivel internacional”. Como las primeras necesidades están puestas en un arquero que pueda competir con Cortés o, si parte, reemplazarlo, el primer nombre que ha surgido es de Gabriel Arias. También se buscará un mediocampista que aporte decisivamente en la fase creativa, aunque cumpliendo con el perfil que establece Quinteros para el jugador que se posiciona inmediatamente detrás de los delanteros: que no sea un 10 ‘cartero’, sino más bien un volante mixto que sepa resolver en la última fase del campo de juego, pero también de aportar en las labores de retroceso.

El otro puesto prioritario es el de un alero, lo que puede considerarse como la permanente obsesión del técnico albo, más aún después de la partida de Solari.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.