El fin de la Generación de Bronce: la Roja olímpica que se extingue con el adiós de Johnny Herrera

Johnny Herrera, en un entrenamiento de la Selección.

Johnny Herrera, en un entrenamiento de la Selección. (Foto: Agenciauno)

El guardameta, quien ayer anunció su retiro, era el último integrante del grupo que se subió al podio en los Juegos de Sidney 2000 que quedaba en actividad. En ese plantel, eso sí, su participación fue secundaria.


El adiós de Johnny Herrera no solo pone término a la carrera de uno de los principales ídolos de Universidad de Chile. También termina de cerrar el ciclo de un plantel que entró en la historia del fútbol chileno. El 29 de septiembre de 2000, después de vencer a Estados Unidos, Chile obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sidney. El ahora exguardameta era el último de los futbolistas de ese grupo que se mantenía en actividad. La particularidad fue que el angolino fue nominado como reserva, tal como Andrés Oroz y Milovan Mirosevic. En esa condición, ninguno de ellos recibió la presea que acreditaba que el plantel que dirigía Nelson Acosta había obtenido el tercer puesto en el torneo. Sin embargo, la historia los incluye en la gesta.

Pablo Contreras, uno de los puntales de esa escuadra, mira el desenlace del grupo con cierta nostalgia. “Es cierto. Se acabó. La verdad, creo que hemos sido reconocidos por lo que conseguimos. En septiembre, la ANFP nos brindó un homenaje. Y, al revés, siento que nosotros quedamos en deuda por no haber ido a los mundiales a los que pudimos asistir”, evalúa.

El ex zaguero central se enfoca después en Herrera. Dice que el paso por Australia debe haberle resultado útil al entonces incipiente golero, quien recién se erigía como un proyecto interesante en el arco, para el desarrollo de una carrera . “Era el tercer arquero, si mal no recuerdo, pero creo que fue sumando experiencia. Sin dudas, le sirvió, como a todos. En ese plantel, todos éramos jóvenes. La experiencia que entregaban Iván (Zamorano), Pedro (Reyes) y Nelson (Tapia), me imagino que le sirvió para el resto de su carrera”, sostiene el ex defensor de Colo Colo y el Monaco.

Por esos días, recién con 20 años, Herrera estaba lejos de tener el cartel que luce ahora. Sin embargo, ya mostraba una gran personalidad. Contreras la valora. “Lo conocí personalmente y es un gran chico, que tiene su cabeza bien puesta, valores, principios. Ojalá que le hagan mención a la gran persona y jugador que fue. Siempre fue de frente, no se guardó nada. A nivel deportivo no se le puede criticar nada tampoco”, enfatiza.

El técnico clave

Héctor Pinto es un entrenador decisivo en la carrera de Herrera. El entrenador fue el ayudante de Nelson Acosta en aquella recordada campaña en Oceanía. Su recuerdo de esa experiencia con el guardameta es, de todas formas, escueta. “Johnny iba como alternativa. Había otros arqueros, como Nelson Tapia y Javier di Gregorio. Lo había tenido en las selecciones menores, veía que tenía muchas aspiraciones, que trabajaba bien, que era respetuoso y exigente conmigo mismo”, se limita a decir.

Johnny Herrera se despide de la barra de la U.
Johnny Herrera se despide de la barra de la U. (Foto: Agenciauno)

Pinto se entusiasma más al hablar de otro momento, que considera clave para la evolución del Samurai Azul. “Cuando me hice cargo de la U, en 2004, me la jugué por Johnny. En esa época estaba (Sergio) Vargas y dije que el arquero titular iba a ser Johnny y que el segundo iba a ser (Miguel) Pinto. No me equivoqué, porque demostró una gran calidad humana. Me ayudó mucho en la unidad del plantel”, explica.

La influencia que ejercía sobre sus compañeros y, fundamentalmente, la alta identificación con la U fueron claves para el paso siguiente: que se transformara en el capitán. “Me arreglaba todos los problemas que tenía con el plantel. Lo podía llamar a cualquier hora. Fortalecía el ánimo del equipo, la identidad de la U que queríamos”, expresa el entrenador.

Por esa razón, el estratega dice que hubiese esperado un final distinto. “Me da pena que se retire así. Me hubiese gustado que no se hubiera ido de la U, que se hubiese retirado en el club. Que le hubiera hecho un homenaje aunque sea simbólico. En algún momento lo felicitaré por su carrera”, añade.

En esa línea, Pinto no titubea al asignarle un lugar destacado al angolino en la historia del conjunto estudiantil. “No sé si es el mejor arquero de la historia de la U, pero lo pongo al lado de jugadores importantísimos del Ballet Azul. Puede compartir sitial con ellos. Entregó mucho a la U. Siempre se la jugó por ella. La ponía por delante de todo. Puede mirarlos a la misma altura. Está al lado de Leonel, de Campos, del Chico Araya. Jugadores de esa envergadura. Todos deberían estar metidos en el escudo del club”, concluye el Negro.

Sigue en El Deportivo

El origen de un Loco: Bielsa revela por qué recibió su particular apodo
Alerta por brotes de Covid en el fútbol obliga a reunión de emergencia de clubes y capitanes
El audio del delantero Pablo Vranjicán que refuerza la tesis de los dobles contratos en el fútbol chileno
Endler se ilusiona con los Juegos Olímpicos: “Es un torneo especial, distinto y único”
“Un banco y una persona natural ya preguntaron por el remate”: el avance de la salida de Mosa de Colo Colo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.