Escándalo en Polonia: la federación despide a guardaespaldas por sospechas de ser neonazi

Robert Lewandowski celebra junto a sus compañeros en un duelo entre Polonia y Gales. Foto: REUTERS/Rebecca Naden/File Photo

Medios de comunicación del país europeo denunciaron la contratación de Domink Gruszewski, quien también está acusado de pertenecer a una banda criminal. Desde la Asociación Polaca de Fútbol señalaron que rompieron su vínculo con el exguardia para mantener la tranquilidad previa al Mundial.



Un verdadero caos es el que se vive en Polonia, luego de que el medio de comunicacion Wirtualna Polska publicara que el guardaespaldas de la selección nacional es un reconocido militante neonazi. Ante el revuelo causado, la Asociación Polaca de Fútbol (PZPN, por sus siglas en polaco), anunció el despido de Domink Gruszewski, conocido como Grucha, mediante un comunicado oficial emitido en la presente jornada.

Además de su reconocida militancia, el exencargado de la seguridad del plantel polaco que viajará a Qatar está acusado de pertenecer a una banda criminal. El sitio mencionado aportó una serie de imágenes donde Gruszewski exhibe su ideología, asegurando que también tiene una causa abierta por propagación del nazismo y organización de peleas.

“Debido a los informes de los medios de comunicación relativos a Dominik G., se ha decidido retirarlo de todas las actividades relacionadas con la selección nacional”, señalaron desde el ente rector del balompié polaco.

Además, la federación justificó su decisión apelando a la tranquilidad que debe tener el plantel previo al certamen planetario: “Un equipo nacional que se prepara para participar en el torneo final del campeonato mundial debe estar tranquilo y en condiciones apropiadas que le permitan concentrarse únicamente en asuntos deportivos. Cualquier información no verificada y eventos que interrumpan el ritmo de los preparativos para la Copa del Mundo pueden ser perjudiciales para el equipo. De ahí que preocupados por el bien del equipo, se tomó la decisión de aclarar todas las circunstancias y dudas sobre este asunto”.

Foto: Wirtualna Polska.

Apoyo del entrenador

Los dichos del entrenador de la selección polaca, Czeslaw Michniewicz, también generaron eco dentro de la prensa del país. El estratega de 52 años se refirió al despido de Gruszewski y alabó su desempeño al mando de la seguridad del plantel.

“Cumplió su papel de forma fantástica. Lo califico como profesional. Lo que hizo, cómo cuidó de Robert (Lewandowski), del equipo, cómo nos atendió”, comentó el estratega.

Czeslaw Michniewicz, entrenador de la selección polaca. Foto: REUTERS/Paul Childs/File Photo

Problemas para jugar con Chile

Otro lío afectaba a la federación polaca, pues debieron cambiar el recinto que albergará el duelo amistoso ante Chile. El último partido previo a la Copa del Mundo de los polacos iba a ser disputado en el Estadio Nacional de Varsovia, pero debido a un defecto de construcción finalmente se llevará a cabo en el Estadio Legia de Varsovia.

El ministro de Deporte, Kamil Bortniczuk, explicó que los arquitectos e ingenieros del recinto deportivo aconsejaron el cierre inmediato del Estadio Nacional, pues requiere ser reparado con urgencia. La revisión anual consignó que una grieta creciente afecta a una de las estructuras metálicas que sostienen el techo y presentarán un plan de reparación este lunes.

Polonia se medirá ante la Roja el próximo miércoles 16 de noviembre en su último encuentro preparatorio para el Mundial. La selección comandada por Robert Lewandowski formará parte del Grupo C y deberá medirse ante Argentina, México y Arabia Saudita.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.