Se acaba el sueño de Jarry en Sao Paulo: un sólido Ficovich lo borra en semifinales

Nicolás Jarry, en una imagen de archivo. Foto: Joaquín Aguilar/Challenger de Santiago 2.

Nicolás Jarry, en una imagen de archivo. Foto: Joaquín Aguilar/Challenger de Santiago 2.

El chileno cayó por 6-2 y 7(7)-6(5) ante el argentino y quedó eliminado de la competencia.



Se acabó el sueño de Nicolás Jarry en Sao Paulo. El chileno (160°) cayó por 6-2 y 7-6 (5) ante Juan Pablo Ficovich (285°) y se despidió del torneo en semifinales. Eso sí, pese a la derrota, el nacional sumó una alegría en Brasil, puesto que, tras vencer al boliviano Hugo Dellien en los cuartos de final, timbró su retorno a los mejores 150 del mundo, al escalar al puesto 146°, además de convertirse en la tercera mejor raqueta nacional, desplazando a Tomás Barrios.

El compromiso empezó de la peor manera para el nacional, a quien se le vio muy nervioso y errático en el arranque. Su rival se mostró muy sólido tanto en los servicios como en las respuestas y aprovechó el mal inicio de Jarry, quebrándole de entrada para ponerle la tarea cuesta arriba, haciendo valer otra vez su gran saque para aumentar su ventaja a 2-0.

El panorama se le fue oscureciendo cada vez más al nacido en Santiago en la primera manga. Frustrado e incómodo, continuó fallando en las reanudaciones, lo que le permitió al transandino quebrar nuevamente y ampliar su ventaja a 3-0. Aunque el chileno sí mejoró a medida que el cotejo fue avanzando, el buen comienzo de Ficovich sentenció el set inicial, en el que se impuso sin contratiempos por 6-2.

Jarry estaba evidentemente frustrado sobre la cancha. Antes del final del primer parcial, golpeó la malla con su raqueta como señal de lo disconforme que quedó con su desempeño. Sin embargo, esa impotencia lo llevó a subir su nivel en el segundo set, comenzando en ventaja gracias a su servicio.

Todo se fue emparejando cada vez más. Eso sí, ninguno de los dos estaba dispuesto a regalar nada. Ambos hicieron valer su saque. Eso, no obstante, hasta el séptimo juego, cuando Ficovich quebró por tercera vez en el partido y dejó las cosas 4-3, acercándose así a la victoria. Antes, Jarry había tenido una posibilidad de juego en el cuarto game, pero su adversario remó desde atrás para evitarlo y darle la vuelta a la situación.

Parecía que el argentino se encaminaba al triunfo. Sin embargo, el chileno no le dio oportunidades en el siguiente juego y firmó su primer quiebre del compromiso para tomar un poco de aire y, por sobre todo, seguir con vida. De hecho, estuvo a punto de estirar el duelo en el décimo game, pero su rival, otra vez, lo dejó sin sonrisa.

Luego de que ambos igualaran 6-6, el cotejo se definió en el tie break. Ahí estuvo mejor el argentino, quien se instaló en la final gracias a su sólido comienzo, ante la desazón de Jarry. El nacional, pese a batallar hasta el último segundo, pagó caro su opaco inicio frente a Ficovich, que se medirá con Luciano Darderi en el partido por el título que se llevará a cabo este domingo. El ítalo-argentino se metió en la instancia luego de que el brasileño Felipe Meligeni Alves arrojara positivo por Covid-19.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.