Todos contra todos: los insospechados coletazos de la goleada que sufrió el inexperto Colo Colo ante Ñublense

Fernando Cordero intenta abrirse paso entre dos jugadores de Colo Colo

Fernando Cordero intenta abrirse paso entre dos jugadores de Colo Colo (Foto: Agenciauno)

El 5-1 que sufrió el juvenil equipo albo en Chillán fue apenas el detonante de una serie de pugnas virtuales. Desde la burla de Nicolás Castillo, pasando por la mesura de Fernando Cordero y la solidaridad de Claudio Bravo, hasta una disputa entre community managers, generó el historiado compromiso.


Termina el partido en Chillán. Ñublense golea por 5-1 al improvisado equipo que debió disponer Colo Colo ante las 18 ausencias que se generaron producto de la celebración en el triunfo en el Superclásico frente a Universidad de Chile: uno por PCR positiva y los otros 17 por contacto estrecho. El resultado produce contradicciones. Los jugadores albos, en su mayoría inexpertos en Primera División (hubo siete debutantes), dejan la cancha del Nelson Oyarzún amargados por la derrota, pero agradeciendo, en varios casos, incluso a través de las redes sociales, la oportunidad del estreno. Los hinchas del Cacique, en tanto, aplauden la entrega del contingente que tuvo que asumir una responsabilidad inesperada. A varios, el resultados les dio lo mismo, en función del beneficio futuro que podría significar la experiencia para quienes deberían enarbolar la bandera de la renovación en el plantel albo.

De ahí en más, no pararon de producirse reacciones. La del técnico del Cacique, Gustavo Quinteros, es el reflejo de las sensaciones contrapuestas. “Sabía que el primer tiempo íbamos a estar bien, que iba a ser un partido para cualquiera de los dos. Con el correr de los minutos, la cancha pesada y la falta de actividad, comenzamos a sentir el cansancio físico. Ahí empezamos a hacer cambios y fuimos muy frágiles. El rival aprovechó y pudieron ganar el partido. Es una sensación de angustia por el resultado y de felicidad por algunos chicos que jugaron bien”, resumió el estratega, respecto del rendimiento de la oncena que dio la cara ante la emergencia. En todo momento, evitó una revisión que pudiera parecer condenatoria.

La burla de Castillo y la mesura de Cordero

Sin embargo, en las plataformas virtuales el análisis ya se había desbordado. Nicolás Castillo, delantero del América que aún lucha por retomar su carrera, evidenciaba, una vez más, la tirria que les tiene a los albos. Una ‘manita’, gesto inequívoco de los cinco goles, que en el fútbol suele utilizarse como sorna ante una goleada, fue el emoticón que eligió el ex atacante de Universidad Católica para desatar una auténtica batahola. Eso en Instagram, porque en Twitter agregó una carcajada como manifestación de su alegría.

De vuelta, Castillo recibió la furibunda reacción de los hinchas del Cacique, quienes le enrostraron la irregularidad de su carrera y se burlaron de la lenta recuperación que ha tenido de la trombosis que sufrió a comienzos de 2020, que todavía no le permite retornar al campo de juego.

La cuota de mesura la vino a aportar uno que, con pleno derecho, pudo haberle dedicado el tiempo a la celebración de un resultado histórico para los Diablos Rojos: el volante Fernando Cordero. Lejos del aspaviento, el Chiqui optó por felicitar a las nóveles figuras albas. “Quiero contarles algo que me tocó vivir en cancha. Vi a jugadores dando todo por que era su primer partido, vi jugadores con personalidad, vi jugadores que se equivocaron, vi jugadores que tiraron una pared y correr hasta el minuto 95. Vi jugadores que terminado el partido tenían bronca, rabia y me acordé de cuando empecé a jugar. Hoy llevo casi 16 años jugando y debo decirles a cada uno de los jugadores que enfrenté hoy que merecen todo el respeto del mundo y que, sin dudas, sus compañeros que llevan más tiempo jugando les dirán lo mismo. Siéntanse orgullosos. Y decirles que me dieron tremenda lección hoy. No se reprochen nada. Si fallamos un pase es parte del juego. Arriba el ánimo que recién comienzan en este largo camino y, sin dudas, el partido de hoy les dará una tremenda enseñanza”, escribió apenas terminado el duelo.

Naturalmente, y a diferencia de lo que provocó la de Castillo, la manifestación de Cordero se llenó de elogios. Rápidamente, su ejemplo llenó las redes sociales. Incluso el capitán de Universidad Católica, José Pedro Fuenzalida, quien también ha sido objeto de ataques por parte de Castillo, escribió una respuesta al ahora volante de los chillanejos, con quien compartió en San Carlos. “De esto se trata el fútbol y el deporte en general. Respeto a los rivales y humildad en el triunfo y en la derrota”, escribió Chapa, acompañado de emoticones de aplausos.

El respaldo de los históricos

No solo los hinchas albos salieron en defensa de los juveniles valores de la cantera. También lo hicieron dos jugadores de exitoso paso por Macul: Carlos Caszely y Claudio Bravo. El Chino también ocupó su cuenta en Instagram para manifestarles gratitud y aliento, con una crítica abierta a la política de fichajes de Blanco y Negro incluida. “Un adolescente de 16 años, dos jóvenes de 17, cuatro de 18 más dos de 19 jugaron hoy. Si a esos les sumamos a Gutiérrez, de 18, Rojas, de 19, Bryan Soto, de 19, Villanueva, de 21, ¿aún me vendrán a decir que tenemos que ir por chicos de 18 o19 años a Uruguay o Argentina?”, expuso.

Luego, el ex delantero analizó algunos rendimientos. “El primer tiempo se pararon de igual a igual. Vicente Pizarro, Cruz, Bruno Gutierrez, Villanueva... ¡Tremendos! Garrido algo nervioso, pero muy bien por arriba. Ahora no me vengan a decir que Colo Colo debe salir a buscar centrales, laterales, volantes de corte o de creación o punteros. Prefiero 10 mil veces a estos chicos que nacen en el club, sienten la camiseta, el indio en el pecho, y dejan la vida en cada balón”, añadió, además de saludar a los entrenadores que participaron en la formación de los jugadores. “Buenas noches, felicitaciones muchachos y a seguir mejorando, que esto recién comienza y nos deben seguir alegrando el corazón”, arengó.

En tanto, Claudio Bravo también dejó palabras de apoyo a la emergente generación alba. “La única derrota es rendirse, todo lo demás es parte del camino para llegar al éxito. Toca sacudirse y mirar hacia adelante. De las adversidades nacen los campeones. Calma. Sigan trabajando más duro que nunca, muchachos”, escribió el capitán de la Selección, producto de las divisiones inferiores del Cacique, como respuesta a un posteo de la cuenta oficial del club de Macul, que felicitaba a Julio Fierro, Nicolás Garrido, Bruno Gutiérrez, Vicente Pizarro, Jordhy Thompson, Lucas Soto, Dylan Portilla y Fabián Alvarado por haber debutado en Primera.

La guerra de los CM

Capítulo aparte merece la disputa que se desató entre los community managers de Ñublense y San Marcos de Arica. El de los nortinos, reconocido como uno de los más ingeniosos entre los que manejan las cuentas de los clubes nacionales, le reprochó al de los Diablos Rojos el desafortunado mensaje con el que celebró la victoria. “Ya déjalo, ya está muerto”, escribió acompañado de una imagen de Los Simpson.

Otra vez, los hinchas albos se lanzaron con todo en defensa de sus canteranos y fue en ese cometido que contaron con el respaldo del administrador de la cuenta de los nortinos, quien llamó a su par ñublensino a la mesura. “Todo nuestro respeto a los juveniles de Colo Colo que, como muchos cadetes del país, llevan más de un año sin poder competir. Así no, amigo CM de Ñublense”, escribió.

La mirada directiva

La mirada ajena a la disputa específica, pero comprometida con una de las aristas involucradas en el resultado la aportó el vicepresidente de Huachipato, Victoriano Cerda.

El dirigente apuntó a la necesidad de desarrollar el fútbol joven como una forma de hacer menos traumático el paso a la exigencia mayor. “Hay que invertir en formación. Fin del comunicado”, expresó la autoridad de los acereros, cuyo modelo privilegia la promoción de valores formados en sus canteras.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.