Villarreal confirma el dominio español en el torneo y consigue la primera Europa League de su historia

El meta argentino Gerónimo Rulli fue la figura del primer título internacional de Villarreal, tras anotar el último de su serie y atajar el penal definitivo a su colega David de Gea. FOTO: REUTERS.

El Submarino Amarillo igualó 1-1 ante el poderoso en los 120 minutos y venció 11-10 en la definición por penales. La gran figura fue el meta Gerónimo Rullo, quien marcó el último lanzamiento groguet y tapó el de David de Gea. El técnico Unai Emery logró el cuarto título de su historia en este torneo, el ya había ganado tres veces con Sevilla.



Villarreal inscribió su nombre en la historia. El equipo de la cerámica logró el primer título internacional de su palmarés tras levantar la Europa League 2021, después de imponerse en la final ante Manchester United. Un logro que ratifica la hegemonía de los hispanos, el país más ganador en el palmarés desde que se llama Copa Uefa (1971-’72) con 13 títulos.

El equipo de LaLiga no se amedrentó por la altura del partido. El cuadro español ya había logrado dos títulos de la desaparecida Intertoto, un torneo clasificatorio a la Uefa con que tenía tres campeones, la definición de Polonia representaba el partido más importante de su historia.

El Submarino Amarillo no se hizo problemas, aguantó la presión alta del linajudo cuadro británico y en la primera que tuvo la echó adentró. Justo antes de la media hora, tras un tiro libre de Dani Parejo que parecía intrascendente, menos para Gerard Moreno que la tocó justo para derrotar a David de Gea.

Empate parcial

Pero los Diablos Rojos no se salieron del libreto y se adueñaron otra vez de la pelota. No pudieron en el final del primer tiempo, pero en el segundo la presión ya se hizo más evidente.

En el mejor momento del United, a los 55 minutos, el uruguayo Edinson Cavani pellizcó un rebote en el área chica y remató con la efectividad de siempre. Tanta, que sumó su sexto gol en los últimos cuatro partidos en el torneo.

Entonces el dominio de los isleños se hizo constante. Marcus Rashford se lo perdió en área chica, cuando el reloj marcaba el minuto 70. En la jugada siguiente, el cabezazo franco de Cavani pegó en un zaguero amarillo.

Sin embargo, el marcador no se movió del 1-1 en el tiempo reglamentario, lo que obligó a jugar el tercer alargue en una final desde que el torneo cambió a Europa League, en la temporada 2009-’10.

Alegría amarilla

En la media hora suplementaria ambos equipos bajaron la intensidad, más a la espera del error rival que iniciativa propia. El cuadro castellonense, el mismo que hiciera famoso el DT chileno Manuel Pellegrini, aprovechó el relajo del cuadro mancuniano que pretendía confirmar la hegemonía de la Premier en Europa. Pero el ímpetu no dio para tanto.

Al otro lado, el cuadro de Ole Gunnar Solskjaer se atrevió un poco más en los minutos finales, siempre con un ojo puesto en el contragolpe amarillo. Pero no hubo caso y el duelo terminó igualado en la lluviosa noche de la ciudad portuaria de Gdansk.

En la tanda de penales, todos los jugadores de campo, de cada uno de los equipos, anotó su respectivo lanzamiento. Con el marcador 10-10, los arqueros fueron más protagonistas que nunca. Gerónimo Rulli no falló y, encima, atajó el tiro de su colega David de Gea para el primer título internacional de los amarillos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.