El llamado de La Moneda a Desbordes, el posteo de Magdalena Díaz, la molestia de Heraldo y otras historias no contadas del 25-O

Mario Desbordes, ministro de Defensa.

Mario Desbordes, ministro de Defensa.

El intento de la Secom de ordenar la votación de los ministros; una foto de la más cercana asesora del presidente Sebastián Piñera que irritó al comando del Rechazo y las razones de la presidenta de la UDI para enfrentar la derrota sola en la sede de ese partido, son algunos de los episodios que vivieron durante las históricas horas en que los chilenos acudieron a votar por una nueva Constitución.




El llamado que desvió a Desbordes

“Cambio de planes, el ministro Desbordes llegará al hotel, pero más tarde”. De esta forma -pasadas las 20.30 horas- desde el equipo de la mesa de Renovación Nacional avisaban que el ministro de Defensa, Mario Desbordes, no llegaría todavía al Hotel Courtyard, en Las Condes, para reunirse con la directiva y con las figuras del Apruebo de su partido, como se había avisado a los medios.

El expresidente de RN estaba a pocos minutos de llegar al punto de encuentro para compartir podio con el timonel del partido Rafael Prohens -quien junto al resto de las figuras de la colectividad resaltarían su rol en el acuerdo constituyente del 15 de noviembre- cuando lo llamaron desde La Moneda para solicitarle su presencia. Por teléfono le notificaron que el Presidente Sebastián Piñera demandaba la presencia de todo su gabinete en el palacio de gobierno y se le pedía a todos que se abstuvieran de hablar hasta su intervención, la que ocurrió después de las nueve de la noche.

Desbordes, entonces, logró reunirse con RN pasadas las 22 horas. “Acá está el ciudadano Desbordes y no el ministro, porque estamos fuera de nuestro horario de trabajo y tenemos todo el derecho a participar de las actividades de nuestros partidos", partió diciendo el titular de Defensa. Luego apuntó al rol de RN en el acuerdo que posibilitó el plebiscito de ayer. En una evidente alusión a la pugna interna que mantuvo con el actual canciller Andrés Allamand, que estaba por el Rechazo, el secretario de Estado recalcó: “Hemos tenido una división importante, es cierto, no hay que evitar referirnos a eso. Muchos de los nuestros estaban por el Rechazo, los otros por el Apruebo. La discusión innecesaria de cuántos por un lado y cuántos por el otro se terminó hoy día. Nadie puede pretender que la centroderecha es el 20% de Chile”, recalcó.

Los porqués de la solitaria noche de JVR y la UDI

Soy la UDI, estoy en la UDI y funciono en la UDI. Que haya sido el único partido de Chile Vamos que estuvo oficialmente por el Rechazo fue una de las razones de su presidenta, Jacqueline van Rysselberghe, para encarar el descalabro de ayer en la sede de calle Suecia, lejos de sus diputados que lo padecieron en el Comando de Chile Vamos y del resto del bloque que estaba por esa opción. Anoche la acompañaron su secretario general, Felipe Salaberry; el secretario ejecutivo, Jorge Manzano; los senadores Juan Antonio Coloma e Iván Moreira y algunos funcionarios.

Incidieron también aprensiones y un enredo de decisiones de última hora. JVR y los suyos temían que instalarse ayer en la casona atrajera disturbios; en noviembre pasado turbas la atacaron y su oficina en Concepción fue incendiada. No arrendaron un hotel y tampoco fue opción ir a la oficina del Comando de Chile Vamos por el Rechazo en Providencia, donde sus diputados María José Hoffman, Javier Macaya, Juan Antonio Coloma Alamos (rivales suyos en la interna), Jorge Alessandri y Guillermo Ramírez estaban con sus pares de RN.

Estos no pudieron usar dependencias de la Cámara de Diputados -luego de una infructuosa consulta a la mesa de ésta- y un par de días antes dieron con el tercer piso de un edificio comercial en calle Santa María donde improvisaron una sede forrando el acceso con afiches del Rechazo. Entremedio, JVR invitó a algunos a que fueran a ver los cómputos a la UDI: los diputados RN, que aspiran a controlar su partido el 2021, no querían pasar el trance bajo techo gremialista.

Los diputados UDI que estaban en Santa María cuentan que a las 18:38 -a menos de dos horas del escrutinio- recibieron un mensaje de Salaberry: “Estimados, a las 19:40 nos reunimos en la sede del partido”. Repararon que era a última hora, pero fueron. Llegaron pasadas las 22:00, cuando todo estaba consumado y JVR asumía la derrota. Estuvieron poco más de media hora y se tomaron una foto. A las 22:30 quedaban la senadora, Salaberry y Manzano. Estuvieron en el segundo piso hasta las 23:20, cuando ella se fue a casa para conectarse al programa Mesa Central vía Zoom.

La ausencia de Heraldo Muñoz que impidió otra foto simbólica

La foto de unidad de la oposición por la que abogaron Beatriz Sánchez y el Frente Amplio fue un conflicto hasta el último día del plebiscito.

Habiendo asumido que el Partido Comunista no accedería a una foto conjunta con Unidad Constituyente -que agrupa al PS, PPD, PR, PRO y la DC-, Sánchez y los dirigentes del F.A optaron por una vía intermedia: visitar por separado a la coalición y al PC que estaba reunido en el ICAL.

A las 22.00 estaba previsto que el FA llegara a la sede del PS para hacer un gesto unitario a la Unidad Constituyente. Pero la visita que hicieron al PC los detuvo hasta las 23 horas, lo que generó la abierta molestia de los dirigentes opositores, particularmente del presidente del PPD, Heraldo Muñoz, quien se retiró del lugar para ir a Canal 13, donde fue entrevistado. De modo que cuando Sánchez llegó a la cita ya no había posibilidad de punto de prensa ni de foto unitaria.

“Se fueron primero donde los comunistas y nos tienen hace una hora esperando”, decía a esas alturas uno de los dirigentes de la UC.

Consultada por el impasse, Sánchez comentó: “Lo que entendemos es que Heraldo Muñoz se tuvo que ir, por una cosa de tiempo, nosotros efectivamente nos atrasamos. Una, por los grandes tacos a propósito de las grandes celebraciones que hay en el centro de Santiago y también porque está todo cercado alrededor del centro. Entonces nos bajamos varias cuadras antes y veníamos muy muy atrasados. Avisamos que veníamos atrasados, pero Heraldo Muñoz no pudo esperar porque tenía compromisos con la TV... Ellos se excusaron de no hacer una conferencia de prensa conjunta porque faltaba uno de sus integrantes”.

La figura del FA desestimó un conflicto e insistió en que su sector trabaja por la unidad opositora.

“No veo ningún vaivén, veo un camino clarito por la unidad... Para cimentar e ir concretando ese camino, hicimos un gesto de salir a saludar a los otros comandos. Y por eso es que tuvimos un trayecto bien claro: ir primero a Chile Digno y venir también acá con esa misma intención. (...) Este fue un llamado fraterno para sentarnos a conversar. Nosotros como FA nos propusimos un camino para buscar mayorías (...)”, dijo.

El diseño de la Secom que Monckeberg evitó

En el itinerario fijado ayer por la Secretaría de Comunicaciones estaba claro y programado: los ministros del gabinete del Presidente Sebastián Piñera contribuirían a ampliar la cobertura de prensa del gobierno acudiendo a votar en horarios sucesivos y realizarían vocerías temáticas desde La Moneda. Así se informó y se solicitó la colaboración de los secretarios de Estado.

El diseño, sin embargo, tuvo sus vaivenes antes de cuajar pues fue difícil de coordinar. Por ejemplo, la semana pasada el canciller Andrés Allamand informó a la Secom que no votaría a las 11 como se le estaba pidiendo, sino que a las 9 am. Y ayer la jornada desordenó un tanto la agenda de otros secretarios de Estado: el ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg, derechamente fue el díscolo del día pues votó temprano en Vitacura aunque la oficina de comunicaciones que desde julio encabeza René Cánovas le pidió que lo hiciera al mediodía.

En el gobierno hay voces que afirman que el esquema de la Secom despertaba resquemores por razones de seguridad, dado que varios ministros no querían quedar expuestos anunciando su lugar y hora de votación.

La foto de Magdalena Díaz que irritó al comando del Rechazo

“Un sábado perfecto reunidos con mi tribu más linda del planeta, Re Unidos después de tanto tiempo... en un finde cargado de historia y amor por Chile”. Este es el mensaje que acompañaba una foto que ayer posteó en su cuenta personal de Instagram la jefa de gabinete del Presidente Sebastián Piñera, Magdalena Díaz.

El mensaje habría pasado desapercibido a no ser por el banderín por el Apruebo que el grupo exhibía al centro de la fotografía y que provocó la inmediata reacción del comando del Rechazo, que acusó que Díaz estaba infringiendo la orden de prescindencia del Presidente Piñera. El reclamo a La Moneda, motivó a que poco rato después Díaz borrara el posteo.

El mensaje en Instagran de la jefa de gabinete Magdalena Díaz que provocó la molestia del comando por el Rechazo.

Carabineros pide levantar escenario de Unidad Constituyente

Dos carabineros en bicicleta llegaron ayer a las afueras de la sede del Partido Socialista, en la calle París, para fiscalizar a los organizadores del evento con que, horas más tarde, la Unidad Constituyente celebraría el triunfo del Apruebo.

Fue el secretario general del partido, Andrés Santander, quien recibió el llamado de atención: no podían mantener cortado en tránsito.

En el PS explican que si bien solicitaron permisos para cerrar el pasaje, este fue denegado dado que la ley de escrutinios establece que sólo dos horas después de terminado el proceso electoral se pueden realizar actos públicos.

Por eso, se coordinó con la productora una pantalla movible, la que a esas alturas ya estaba instalada.

Así, tras la solicitud de Carabineros, los organizadores se vieron obligados a retirar el escenario y levantar la pantalla a una altura en que pudieran pasar los pocos automóviles que circulaban por la zona a esa hora.

Durante la tarde, se vio varias veces a los uniformados volver para dispersar a los militantes y trabajadores de la prensa que ocupaban la calle.

La insistencia fue vista como un “celo policial excesivo” por los organizadores. “Estaba todo Chile paralizado y nos fiscalizan a nosotros por tener un pasaje cortado”, decían.

Carabineros pidió a los dirigentes desmontar escenario.

El miedo de Lavín a perderse el plebiscito

El lunes de la semana pasada, Joaquín Lavín comenzó con decaimiento, malestar corporal y fuertes dolores estomacales. Como cualquier persona que sufre esos síntomas, lo primero que se le vino a la cabeza es que se había contagiado de coronavirus, por lo que partió a la clínica, donde estuvo internado dos días.

Tras una serie exámenes, entre ellos el PCR, los médicos descartaron que tuviera covid-19. El diagnóstico fue una gastroenteritis aguda.

El edil confesó ayer en la mañana al periodista Daniel Matamala (CNN) –quien lo acompañó a votar al colegio San Francisco del Alba, en Las Condes- que en un momento temió tener covid y no poder votar en el plebiscito: “Me preocupé porque pensé que capaz que tuviera que estar 14 días en cuarentena y no fuera a votar, pero resultó que no”.

Aunque finalmente pudo votar, y valorar anoche en televisión la alta participación en el plebiscito, aún no ha podido celebrar sus 67 años, que cumplió el viernes pasado. “No pude probar la torta de manjar lúcuma que con que me celebraron en la municipalidad… Sólo puedo comer corbatitas, cabellos de ángel y galletas de agua”, agregó Lavín a Matamala.

Aló, Presidente Piñera: Los llamados de mandatarios extranjeros

Hasta esta mañana han sido solo dos llamadas breves y un mensaje de mandatarios extranjeros al Presidente, pero en su equipo dicen que no esperaban más y que no creen que lleguen más porque el plebiscito de ayer -es su versión- no ha generado demasiada atención en otros países. Los que llamaron fueron sus pares Iván Duque (Colombia) y Lenin Moreno (Ecuador), quienes según Palacio son dos de los gobernantes de la región con que Sebastián Piñera tiene más cercanía. El segundo se alió con el chileno luego de romper con su antecesor, Rafael Correa, a quien acusó de dejarle micrófonos instalados en su despacho para espiarlo.

Duque lo llamó ayer en la noche para preguntarle cómo le había ido con el plebiscito; hablaron después de las 22:00, cuando Piñera ya estaba en su casa. Según estas versiones, durante esa corta llamada Piñera le dijo que había sido exitoso y recibió sus felicitaciones. Anoche también lo había llamado Moreno, pero el Jefe de Estado no alcanzó a contestarle y lo llamó de vuelta esta mañana. También conversaron brevemente pero no solo del referéndum, sino que también sobre la Alianza del Pacífico y temas bilaterales.

Ambos países también cambiaron sus constituciones y en estos meses eso ha sido observado desde Santiago como referencia. La de Colombia está vigente desde 1991 luego de una asamblea constituyente, y en estos meses ha vuelto a circular como debate la cuestión de elaborar una nueva Carta Magna. La de Ecuador data del 2008, y también fue fruto de una asamblea constituyente, pero ha sido modificada y el 2018 se hizo un plebiscito para reformarla.

Piñera también recibió un mensaje del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, para desearle suerte en el proceso iniciado anoche. “Chile celebra el triunfo de la ciudadanía y la democracia. El voto mayoritario a favor de una nueva Constitución inicia un proceso que abre la puerta a mejorar los derechos y libertades del pueblo chileno y al reencuentro de toda la ciudadanía”, tuiteó el ibérico esta mañana.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.