El tejido de un Chaleco indestructible: la historia de Francisco López, uno de los chilenos más ganadores del Dakar

López, en el campamento del Dakar 2022. FOTO: @franciscochalecolopez / Instagram.

López, en el campamento del Dakar 2022. FOTO: @franciscochalecolopez / Instagram.

El curicano consiguió este viernes su tercer título en el rally más difícil del mundo, igualando a Ignacio Casale. Un premio a un piloto que nació en la cuna de los motores y cuyo destino parece haber sido estar entre los grandes.


Francisco López Contardo se convirtió en uno de los chilenos más ganadores del Dakar. Este viernes, Chaleco, junto a Juan Pablo Latrach, conquistó por tercera vez la competencia e igualó a Ignacio Casale como el mejor nacional en la historia de la prueba. El primero registra ahora tres títulos en la categoría de Vehículos Ligueros y Side by Side, la misma cantidad que el segundo, en quads. Los mejores del país.

El curicano impuso su experiencia, con una estrategia sólida que lo mantuvo en la cima durante la mayoría de las etapas, para quedarse con la corona. Su agilidad al volante, en el rally más difícil, son el resultado de un piloto de excelencia. Y es que pareciera ser que el curicano estuvo destinado a una vida ligada a los motores.

Su cercanía con las tuercas comenzó en la infancia. Su padre, Renato, era un amante del motocross e incluso fue campeón nacional. Su talento y ganas de competir en adrenalina pura fue, sin dudas, algo que su hijo no tardó en heredar. De hecho, el apodo de Francisco de él proviene, puesto que siempre utilizaba un chaleco de lana para protegerse.

Con los años, comenzó a hacerse un nombre en Chile, país en el que ganó tres competencias nacionales de manera consecutiva en la serie de 85 centímetros cúbicos, entre 1985 y 1987. Un año después, con apenas 12 años, participó por primera vez en 125 c.c., y, en 1989, se consagró monarca latinoamericano en 85 c.c. y, en 1991, en 125 c.c. expertos, mostrándole sus cualidades al continente.

El salto al Dakar

Posteriormente, López, tras participar en diversas competencias a nivel nacional y en el extranjero, da el salto en 2007 y debuta en el Dakar. Sin embargo, no fue el estreno que esperaba, ya que tuvo que abandonar. Dos años después, consiguió ganar su primera etapa en el rally más complejo del mundo, siendo esta la séptima de la versión que se disputó en Argentina y Chile.

Luego de firmar dos terceros lugares, en 2010 y 2013, y sufrir un accidente durante el Rally de Túnez de 2011 que le provocó graves lesiones, López dijo presente en las siguientes ediciones del Dakar. Eso, hasta la edición 2015, debido a que fue operado de la rodilla en 2014 y los tiempos para su recuperación no le permitieron estar.

Chaleco, durante el Dakar 2022. FOTO: AFP.

El adiós a las motos

“El Dakar en motos para mí se terminó”, con esa frase Chaleco anunció su retiro del motociclismo. No obstante, no sería su fin en el Dakar ni en otras competencias, ya que siguió activo, aunque probando otros caminos. En 2017, fue parte del Rally Mobil, imponiéndose en la categoría R2.

En 2019, retornó al Dakar, aunque en Side by Side. Ese año, logró el primer lugar en cuatro etapas y conquistó su primer título, para luego finalizar tercero, en 2020, y obtener una nueva corona, en 2021, la última antes de la que sumó este viernes.

A sus 46 años, Chaleco posee una trayectoria notable, con un lugar asegurado entre los grandes. Y compartiendo la cima del mejor chileno con Casale. ¿Le quedará historia por escribir en el rally que se disputó recientemente en Arabia Saudita?

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.