Gobierno despliega a ministros y advierte que el país enfrentará peor alarma meteorológica en casi 20 años

Imagen referencial. Dragomir Yankovic/Aton Chile

El sistema frontal de este jueves dejará entre 80 y 100 milímetros de agua en la capital, lo que obligó al Ejecutivo a disponer a secretarios de Estado enlaces en Valparaíso, Coquimbo, Maule y O´Higgins para ayudar en la coordinación del nivel central con las zonas afectadas. "Hay riesgo de afectación material, pero también hay riesgo de la vida de las personas", alertó el ministro (s) del Interior, Manuel Monsalve.


No tenemos registro, por lo menos en la historia reciente, de 10 o 20 años que han pasado, de que se haya emitido una alarma meteorológica en la Región Metropolitana”.

Con esas palabras el ministro (s) del Interior, Manuel Monsalve, daba cuenta este miércoles del fenómeno climático que se avecina para el país y, particularmente, en la RM, añadiendo que es un evento de mucha intensidad, que podría cruzar dos variables que pueden causar estragos mayores: fuertes precipitaciones en un corto periodo de tiempo con intensos vientos. “Y por lo tanto, hay riesgo de afectación material, pero también hay riesgo de la vida de las personas”, dijo.

Y es que el pronóstico meteorológico es complejo, considerando que en un principio estaba prevista la caída de 50 milímetros de lluvia en la capital para este jueves, cifra que ahora ha escalado y se prevé que caigan hasta 80 milímetros, además de vientos cercanos a los 50 kilómetros por hora.

Pero además se espera que las precipitaciones comiencen de manera intensa la madrugada de este jueves y que se mantengan así hasta la jornada de viernes y, en base a ello, el meteorólogo de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), Andrés Moncada, señaló que en total se espera que caigan hasta 110 milímetros de agua en la RM en apenas dos días. En la práctica, la alarma meteorológica permite redistribuir recursos para paliar la emergencia.

En paralelo y a 450 kilómetros al sur de Santiago, en la región del Biobío, que este martes fue declarada zona de catástrofe, la situación ha ido empeorando. Según el último reporte del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred) al mediodía de este miércoles 1.466 viviendas se han visto afectadas por anegamientos y desbordes de ríos, 307 personas se mantienen aisladas y 485 damnificadas. Y a nivel nacional el escenario no parece mejorar: de Ñuble a Los Ríos hay 1.506 viviendas siniestradas y 968 personas damnificadas.

Y si Arauco -una de las zonas más afectas- hoy mantiene 450 viviendas con daño menor, las autoridades decretaron la noche del martes Alerta Roja en Concepción por el desborde del río Andalién. Asimismo, este miércoles 15 viviendas amanecieron afectadas y 23 personas damnificadas en Los Ángeles, por el desborde del estero Quilpué en Los Ángeles, lo que llevó a también decretar Alerta Roja.

Este tipo de situaciones no sólo motivaron la suspensión de clases en cuatro regiones del país (Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins y Coquimbo se sumaron a Biobío), sino que obligó a que diversos ministros se desplegaran por distintos puntos del país para coordinar acciones entre el nivel central y los Cogrid y delegados presidenciales de las zonas afectadas. Mientras la ministra del MOP, Jessica López, se mantiene en la octava región, el gobierno dispuso al ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, para ser enlace en la región de Coquimbo; la ministra de Desarrollo Social y Familia, Javiera Toro, se trasladó a la región de Valparaíso y el subsecretario de Defensa, Ricardo Montero, se desplazó a la región de O’Higgins. Por último, la ministra de Defensa, Maya Fernández, fue designada para la región del Maule.

Por eso es que luego de un Comité de Gestión del Riesgo de Desastres (Cogrid) celebrado en la RM, Monsalve hizo un llamado especial a la población de las regiones Metropolitana, Maule, O´Higgins, Biobío, Valparaíso y Coquimbo a tomar las mayores precauciones posibles y seguir las instrucciones de evacuación voluntaria, “porque esa solicitud es para proteger la vida de las personas”.

Intensos preparativos

En cada nuevo reporte el pronóstico es peor”.

El comentario viene desde una de las municipalidades de la Región Metropolitana y da cuenta del estado de alerta de las administraciones comunales de cara a las intensas lluvias que se pronostican.

La preocupación es latente, más después de ver que el intenso sistema frontal que afecta a la zona centro-sur del país se acerca a la capital.

Por lo mismo, desde este martes las autoridades iniciaron diversos planes de prevención para afrontar el temporal y darles respuesta a los puntos críticos que se desarrollen en la capital. Y ahí un factor clave han sido los municipios.

Las comunas más propensas a inundaciones, cortes de suministros básicos e incluso caídas de árboles han puesto en marcha planes de prevención que incluyen la acción de maquinarias para despejar de basura cauces de agua y alcantarillados. “Estamos desplegados con resumideros, con limpieza de calles y todos los servicios de aseo en el sector El Noviciado, donde además hemos sacado de circulación más de 30 camiones que venían a botar basura y provocaban el desborde del río”, asegura el alcalde de Pudahuel, Ítalo Bravo (ind.).

En La Florida, en tanto, el municipio ha estado trabajando con equipos de emergencia, seguridad, aseo y ornato para hacer limpieza de sumideros y árboles, aunque afirman que la preocupación también se ha posado en una eventual emergencia en la Toma Dignidad, ubicada en la Quebrada de Macul, por la posible remoción de tierras, por lo que se han activado trabajos especiales ahí.

Santiago, 22 mayo 2024. Inundación en la comuna de Quilicura. El desborde de un canal afecta al barrio Lo Cruzat, inundando casas y comercios. Dragomir Yankovic/Aton Chile

Otra comuna que ha tomado especial preparación para este sistema frontal es Ñuñoa, pues en el evento pasado la zona vio afectados a más de mil clientes por corte de suministros de luz, y solo este domingo 9 de junio se detectaron 11 puntos conflictivos en la rotonda Rodrigo de Araya y en un paso bajo nivel de Ramón Cruz.

“De manera preventiva estamos efectuando trabajos en distintos puntos para que el efecto de las lluvias tenga el menor impacto posible, y para el evento que se aproxima tendremos en terreno un equipo reforzado que estará atento y coordinado con las autoridades locales y empresas de servicio para responder ante cualquier situación de emergencia”, señala la alcaldesa Emilia Ríos (RD).

Sumado a los planes de prevención, durante la jornada distintos municipios en la RM han constituido diferentes comités de Gestión de Riesgo de Desastres comunales, integrados en general por la municipalidad, juntas de vecinos, Bomberos, Carabineros, Defensa Civil y empresas de servicios básicos, donde se analizan las respectivas situaciones comunales.

Desde Talagante detallan que tendrán funcionando cuadrillas especializadas para limpiar desagües, sifones y sumideros, poda de árboles, retiro de árboles caídos y asegurar zonas de riesgo. La atención, dicen en el municipio, también está en monitorear las condiciones climáticas que puedan afectar las riberas del río Mapocho y del Maipo.

Por su lado, Quilicura, comuna que en mayo sufrió inundaciones por las lluvias en el sector Lo Cruzat, hoy ha dispuesto de camiones motobomba en la zona y maquinaria especializada para aminorar la carga del agua, sumado a la contratación de camiones para la limpieza en canales y cauces de esteros. Para la madrugada del jueves, además, dispondrán de equipos especiales para atender a la comunidad.

Cuadrillas Serviu y oferta de albergues

La subsecretaria de Vivienda y Urbanismo, Gabriela Elgueta, dio a conocer el plan para abordar 26 puntos críticos de la capital, el que incluye 22 cuadrillas de trabajo, cada una compuesta por seis personas, una motobomba y camiones de hidrojet.

En particular, la institución indicó que las calles con puntos críticos se encuentran en las siguientes comunas: Recoleta, Pudahuel, Lo Espejo (2), Maipú (3), Santiago, La Florida, Quinta Normal, Cerro Navia, Lampa, Cerrillos (3) y Quilicura (2). Además, se atenderán los pasos bajo nivel en San Bernardo (6) y San Miguel.

La autoridad también se refirió a la situación de los campamentos en la Región Metropolitana, destacando que se ha puesto especial atención en los asentamientos de El Monte, Talagante, Lampa, San José de Maipo, Pirque, La Florida y Maipú.

Mientras la ministra titular de Mideso Javiera Toro se encuentra en Valparaíso participando de las distintas instancias de prevención y supervisión en terreno, la subsecretaria Francisca Gallegos estará recorriendo algunos puntos de la capital para supervisar el apoyo a personas en situación de calle. Desde Mideso aseguran que actualmente hay 16 albergues disponibles en la RM con foco en la población de personas en situación de calle. A nivel nacional, en tanto, se cuenta con 58 albergues a disposición, con más de 1.200 camas dispuestas. Esto sumado a 20 rutas para prestar asistencia a personas en situación de calle.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.