Ataques con misiles rusos dejan sin electricidad a ciudades ucranianas

Bomberos del Servicio de Emergencia Estatal de Ucrania trabajan para extinguir un incendio en la escena de un bombardeo ruso en la ciudad de Vyshgorod, en las afueras de la capital, Kiev. Foto: AP

La ofensiva es una de las más intensas desde que Rusia invadió Ucrania en febrero.


Rusia lanzó uno de sus mayores bombardeos de misiles en Ucrania desde el comienzo de la guerra el miércoles, con ataques a infraestructura crítica que cortaron el suministro de energía y agua en la capital y varias otras ciudades, dijeron las autoridades ucranianas.

Los ataques mataron a seis personas e hirieron a más de 30, según las autoridades. El Ministerio de Defensa de Ucrania informó que alrededor de 70 misiles de crucero Kalibr fueron lanzados principalmente desde aviones rusos dentro de Rusia y 51 fueron destruidos por Ucrania. Doce misiles de crucero fueron derribados en las regiones de Mykolaiv y Kherson, indicó el ministerio.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, afirmó en Telegram que no había electricidad en algunas partes de la capital y que se había suspendido el suministro de agua.

Los cortes de energía obligaron a las autoridades a cerrar temporalmente las tres plantas de energía nuclear que actualmente controla Ucrania, informaron las autoridades, aunque aparentemente no hubo daños en las instalaciones. El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, dijo que la planta de energía nuclear de Zaporiyia también perdió el acceso a la electricidad externa y depende de sus generadores diésel de emergencia para obtener energía. Partes de la vecina Moldavia también sufrieron cortes de energía, indicó la Presidenta del país, Maia Sandu.

Bomberos ucranianos trabajan en la sala de maternidad de un hospital dañado en Vilniansk, región de Zaporiyia. Foto: AP

En Lviv, en el oeste de Ucrania, toda la ciudad estaba sin electricidad y los tranvías estaban detenidos, según el alcalde Andriy Sadovyi. Funcionarios ucranianos dijeron que también se había cortado el suministro eléctrico en las ciudades de Odessa, Dnipro y Khmelnytskyi.

Las autoridades ucranianas abrieron refugios de emergencia que ofrecen comida y calefacción en diferentes partes del país, informó la oficina del presidente.

“Rusia debe ser aislada en todos los niveles y rendir cuentas para poner fin a su política de larga data de terrorismo en Ucrania y en todo el mundo”, dijo el Presidente Volodymyr Zelensky después de que el Parlamento Europeo aprobara una resolución para reconocer a Rusia como Estado patrocinador del terrorismo. La votación no es vinculante para la Unión Europea y sus Estados miembros.

Los ataques siguieron a atentados separados en el este y el sur de Ucrania el miércoles, incluido un ataque a una sala de maternidad en Vilnyansk, en la región sureña de Zaporiyia. Zelensky afirmó que el ataque fue intencional.

“Como resultado de un ataque con misiles en la sala de maternidad del hospital de Vilnyansk, un bebé murió y una mujer resultó herida”, dijo. “Probablemente todavía haya gente bajo los escombros”.

Los ataques del miércoles parecen ser parte de una estrategia rusa de apuntar a la infraestructura crítica en Ucrania para eliminar la energía y otros suministros a medida que se inicia el congelamiento invernal, una táctica que, según los analistas, tiene como objetivo erosionar la resistencia de los ucranianos mientras el Kremlin intenta recuperar la iniciativa en el campo de batalla.

El bombardeo es uno de varios que Rusia ha lanzado en los últimos meses. En el más reciente, el 17 de noviembre, Rusia golpeó las ciudades de Ucrania con 96 misiles, matando a 15 personas y golpeando la infraestructura de lugares como Kiev y Odesa.

Autos dañados vistos en la escena del bombardeo ruso en Kiev, Ucrania, el 23 de noviembre de 2022. Foto: AP

En un endurecimiento de las actitudes internacionales hacia la guerra, el Papa Francisco emitió el miércoles su más fuerte condena a la invasión rusa de Ucrania, vinculándola con la hambruna terrorista de Joseph Stalin en la década de 1930, que el Pontífice describió como genocidio.

La intensidad de los ataques en las últimas semanas ha afectado las reservas de misiles rusos. Los analistas dicen que Rusia ha estado quemando equipos, municiones y armamento a un ritmo que ha generado dudas sobre la eficacia y por cuánto tiempo puede sostener su guerra contra Ucrania.

Los drones suicidas de fabricación iraní han sido una parte central de la estrategia de Rusia en Ucrania en los últimos meses, pero Moscú no los ha utilizado en sus ataques en casi una semana, dijo el miércoles el Ministerio de Defensa de Reino Unido.

“Es probable que Rusia casi haya agotado sus existencias actuales, pero probablemente buscará reabastecerse”, añadió el ministerio.

Mientras tanto, Reino Unido anunció su primera entrega de helicópteros Sea King y 10.000 proyectiles de artillería para ayudar a reforzar el esfuerzo bélico de Ucrania.

“Nuestro apoyo a Ucrania es inquebrantable”, dijo el secretario de Defensa de Reino Unido, Ben Wallace. “Estas rondas de artillería adicionales ayudarán a Ucrania a asegurar la tierra que ha reclamado a Rusia en las últimas semanas”.

El ataque al hospital se hace eco de un ataque ruso que golpeó una unidad de maternidad en Mariupol, en el sur de Ucrania, a principios de la guerra, un ataque que marcó un cambio en las tácticas de Moscú para atacar objetivos civiles.

Un soldado ucraniano gesticula mientras un tanque ruso capturado dispara contra la posición rusa en la región de Donetsk, el 22 de noviembre de 2022. Foto: AP

Las tropas ucranianas que habían sido parte del avance hacia la ciudad sureña de Kherson, estratégicamente importante, a principios de este mes fueron liberadas después de que Rusia se retirara de la única capital regional que había tomado desde el comienzo de la guerra.

El Ejército de Ucrania ha aumentado los esfuerzos para recuperar más partes del sur del país y sus fuerzas han comenzado un asalto a Kinburn Spit, una franja de tierra que se adentra en el mar al sur de Mykolaiv, que ha estado ocupada durante meses por las fuerzas rusas, cortando el acceso a la ciudad portuaria.

Las fuerzas de Kiev recientemente también han puesto más directamente en la mira a la península de Crimea en el Mar Negro. Funcionarios rusos dijeron que Ucrania lanzó un ataque con aviones no tripulados en la ciudad portuaria clave de Sebastopol, que alberga la sede de la Flota del Mar Negro de Rusia.

El Estado Mayor de Ucrania dijo el miércoles que el Ejército de Rusia estaba entrenando a unos 30 soldados en una base militar de Sebastopol para usar drones rusos e iraníes.

Cinco drones ucranianos fueron derribados, señaló el gobernador de la ciudad, Mikhail Razvozhaev, en su canal de Telegram el martes por la noche. Los primeros dos drones intentaron atacar la cercana planta de energía térmica de Balaclava, pero no se infligieron daños, dijo.

El tráfico marítimo en Sebastopol se suspendió temporalmente luego del ataque, indicaron las autoridades locales a la agencia de noticias TASS, controlada por el Estado ruso.

Por separado, la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, dijo el miércoles en Twitter que la legislatura había sido golpeada por un “ataque cibernético sofisticado” y que un grupo pro-Kremlin se había atribuido la responsabilidad. Metsola agregó que los expertos en TI del Parlamento estaban “rechazando” el ataque y protegiendo los sistemas del Parlamento. El ataque se produjo pocas horas después de que el Parlamento Europeo votara abrumadoramente una resolución que declaraba a Rusia como un Estado patrocinador del terrorismo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.