Casi 2.000 personas privadas de libertad rindieron la prueba de transición en cárceles del país

Cárcel de Temuco.

El examen fue rendido en 50 sedes. Se trata de escuelas municipales que están al interior de los penales y que tienen un rol clave en la reinserción.




Con distancia social y mascarilla para evitar el contagio de Covid-19, ayer se realizó la Prueba de Transición Universitaria (PTU) en las cárceles de Chile.

Para este proceso 2021, 1.906 personas privadas de libertad se inscribieron para rendir el examen, de ellos 169 son mujeres y 1.737 son hombres.

Gendarmería contó con 50 sedes para rendir el examen, ubicadas en escuelas municipales al interior de recintos penitenciarios a nivel nacional, establecimientos con el foco en la formación académica de los internos que se encuentran en proceso de reinserción social.

El subdirector de Reinserción Social de Gendarmería, Mario Varela Montero, explicó que “el proceso se llevó a cabo de manera exitosa. Para nosotros la educación es fundamental en la reinserción de los usuarios y, por tanto, aquellas personas que acceden a hacer esta prueba dan un paso importante para escalar a la educación superior, técnico o profesional, como una herramienta que les permita el día de mañana integrarse adecuadamente a la sociedad”.

Durante el año 2020, 5.509 personas privadas de libertad cursaron sus estudios básicos, y 7.553 internos accedieron a la enseñanza media en alguno de los 50 establecimientos educacionales penitenciarios, mientras que 116 usuarios condenados estudiaron alguna carrera de educación superior.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.