Defensa pide sumario por presunto mal uso de pasajes en el Ejército

El ministro de Defensa, Alberto Espina, en el ensayo de la Parada Militar. Foto: Agenciauno

Ministro Alberto Espina señaló que los resultados de la investigación deberán estar listos en 15 días.

Entre la tarde del miércoles y la mañana de este jueves, en distintas reuniones al interior del Ejército se habló sobre la declaración que prestó como inculpado el general John Griffiths, jefe del Estado Mayor Conjunto de la institución, ante la ministra en visita Romy Rutherford. La magistrada indaga un supuesto fraude, a través de viajes al extranjeros, en coordinación con cuatro agencias de turismo.

La diligencia activó las alarmas no solo en el Ejército, sino que también en el Ministerio de Defensa. Es por ello que este jueves el titular de la cartera, Alberto Espina, ordenó que la institución castrense elaborara una investigación para esclarecer qué es lo que está ocurriendo con los dineros asignados a los viajes al exterior.

Espina señaló que “he solicitado a la Subsecretaría de Fuerzas Armadas que instruya un sumario, para que investigue todos estos hechos, que dicen relación con los pasajes que se adquieren por parte de miembros de las Fuerzas Armadas”. El secretario de Estado fijó un plazo de 15 días para la indagatoria interna.

Según los antecedentes de la causa tramitada por la ministra Rutherford, se investiga la compra de pasajes del Ejército para los oficiales que salían de Chile a misiones al extranjero. Una vez hecho el pago, el militar que viajaba se comunicaba con la empresa de turismo para que modificara la ruta, ubicara un pasaje más barato y lo que sobraba se le devolviera a su cuenta personal, con el rótulo “exceso de equipaje”.

También se indaga el cambio de ruta de los oficiales, quienes en algunos casos pedían modificar el trayecto y en lugar de retornar a Chile directamente, pedían que se les gestionara una escala en el Caribe, incluso en Europa.

Fue en este contexto que declaró el general Griffiths ante la ministra, quien ya ha procesado a tres coroneles y, según fuentes del caso, la lista podría incrementarse con el correr de los meses. Trascendió, además, que podría haber cerca de 15 generales activos que habrían ocupado el mismo modus operandi al momento de viajar al extranjero.

Sobre la declaración del jefe del Estado Mayor Conjunto, Espina manifestó que este “tiene una trayectoria destacada y ha sido citado en un sumario que está iniciándose, pero nosotros somos extraordinariamente exigentes en pedir que todo hecho que pueda significar alguna duda sea investigado acuciosa, decididamente y con la más total y absoluta colaboración de este ministerio de Defensa y de las propias Fuerzas Armadas”. Agregó que “la decisión, absoluta y completa del Ministerio de Defensa, por instrucciones del Presidente Piñera, es que se le preste toda la colaboración a la ministra Rutherford”.

En tanto, el comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, señaló que la institución mira con atención la arista que indaga la Justicia Militar. Sobre el interrogatorio a Griffiths, sostuvo que estas son cosas que “por supuesto que afectan, por supuesto que afectan. O sea, cuando una ministra cita a la segunda antigüedad del Ejército, al general Griffiths, en calidad de imputado, obviamente que afecta”.

El general Martínez dijo estar “al tanto de las citaciones. En el caso del general Griffiths, él fue citado y una vez que me determinó la situación habló conmigo”. Aclaró, además, que “no se ha citado a nadie más de los que hoy día públicamente se sabe”.

La comunicación entre el Ejército y Rutherford ha sido constante, según señaló Martínez, pues la magistrada les ha solicitado una serie de información para su investigación, la cual, dicen en la institución uniformada, le ha sido facilitada.

Contralor critica compras

En tanto, el contralor Jorge Bermúdez llegó hasta la comisión investigadora de la Cámara de Diputados que indaga presuntas irregularidades en el Ejército en materia de compras.

En dicha instancia, el contralor criticó el sistema de compras que tiene la institución, donde la Contraloría ha hecho distintas auditorías. “Es urgente una modernización de la normativa de compras públicas y en materias de Defensa. La conclusión que sacamos como Contraloría es que la normativa es antigua, contradictoria, es insuficiente y ese es el caldo de cultivo para fenómenos de corrupción”.

En cuanto a los viajes del Ejército que hoy son indagados en la Justicia Militar y en la Fiscalía Centro Norte, explicó que “como Contraloría no objetamos esos viajes, no fueron objeto de investigación nuestra. Sé que se investiga en el Ministerio Público”.

Seguir leyendo