Tribunal resuelve fórmula de entrega parcial de correos del Minsal: Paris “singularizará” los e-mails a los que podrá acceder la fiscalía

El exministro de Salud Jaime Mañalich

Ministerio Público junto la PDI deberán hacer dos copias forenses de la totalidad de las comunicaciones de Jaime Mañalich. Luego, el órgano persecutor podrá acceder a los correos de una de esas copias, pero solo a los mensajes seleccionados por el ministro de Salud, Enrique Paris. El resto deberá ser excluido por el secretario de Estado, según el criterio fijado por la Corte Suprema, es decir, los que afecten la seguridad nacional.




Luego de que ayer, en un fallo dividido 3-2, la Corte Suprema autorizara el acceso parcial de los correos electrónicos a la Fiscalía Centro Norte, lo que había sido negado por el Ministerio de Salud (Minsal) hace un mes, hoy el tribunal de garantía resolvió la fórmula en que se realizará esa entrega.

En específico, el Ministerio Público requiere los e-mails del exministro de Salud Jaime Mañalich, su exjefa de gabinete Itziar Linazasoro y de la subsecretaria de Salud, Paula Daza, en el marco de una investigación penal por presunta diseminación imprudente de gérmenes patógenos en la pandemia.

Primero, la fiscalía intentó obtenerlos con orden judicial del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. Sin embargo, el Minsal negó su acceso debido a que podía afectar la seguridad nacional.

Ahora, con la resolución de la Corte Suprema, se le dio luz verde al Ministerio Público para acceder a todas las comunicaciones vinculadas “a la comprobación de los hechos delictivos denunciados”, excluyendo los correos relativos a “la adquisición de insumos esenciales para enfrentar la pandemia”, y a los que dicen relación con la “destinación de efectivos y recursos militares y policiales a labores estratégicas relacionadas con el Covid-19”.

Así, hoy el juez del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago Patricio Álvarez autorizó al Ministerio Público para que obtenga -a través de peritos del Laboratorio de Criminalística y del Cibercrimen de la PDI , bajo supervisión del fiscal- “dos copias forenses (copia A y copia B) de la totalidad de los correos electrónicos sobre los cuales recae la medida”.

El magistrado señala que luego la fiscalía deberá conservar la copia A “en calidad de comunicaciones retenidas (...) como ‘copia testigo’, bajo cadena de custodia y sin poder acceder a ella”.

Y la copia B será entregada al ministro de Salud Enrique Paris, quien tendrá un plazo máximo de tres días para “singularizar las comunicaciones electrónicas que se correspondan con los supuestos de excepción previstos" por la Corte Suprema. Es decir, los que podrían afectar la seguridad nacional.

Después la fiscalía podrá “revisar los documentos singularizados” por Paris y extraer de la copia A “las comunicaciones que cumplan con la regla de excepción fijada por la Corte Suprema”.

De esta forma, dice el juez, la fiscalía solo podrá acceder a la copia con los correos depurados por el ministro Paris y analizar esa información. El resto quedará fuera de su alcance.

La resolución del tribunal se da luego de que fuera el Ministerio Público el que pidiera la autorización para llevar adelante este procedimiento propuesto y así dar curso a la incautación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.