Las claves de un proceso histórico

(AP Photo/Esteban Felix).

Este domingo ganaron quienes, en pleno estallido social, apostaron por una salida política. Eso lo premiaron los chilenos y chilenas con un macizo triunfo del Apruebo y la convención constitucional. Se prevé que lo sucedido descomprima el clima político y, lo que todos esperan, destierre la violencia. En esa línea, el Presidente Piñera hizo un llamado a la unidad. En lo que resta de su mandato deberá saber convivir con una carrera presidencial que cada día cobrará más fuerza. Esta es una de las claves políticas que dejó una histórica jornada electoral.




Apuesta por una salida política

El plebiscito en el que participaron millones de chilenas y chilenos fue la ratificación de la ciudadanía a la salida política acordada tras el estallido social que sólo hace una semana conmemoró su primer aniversario. No bastaron paquetes económicos ni promesas de reformas: sólo el compromiso de un potencial cambio constitucional logró encauzar el malestar transversal que azotó al país con inéditos grados de violencia. En su antesala, el plebiscito también logró neutralizar las miradas condescendientes con el vandalismo de parte de la clase política –ubicada a la izquierda del espectro- ante el temor de que, tal como enarbolaba parte de la derecha, pudiera ser un factor disuasivo para ir a votar o inclinara preferencias a favor del rechazo.

Alta participación

Aún en medio de una pandemia –que amenazaba con inhibir que los chilenos concurrieran a las urnas- el plebiscito suma entre sus activos ser la elección con mayor participación de los últimos ocho años, cuando se estableció el voto voluntario. Ya en la tarde el presidente del Servel, Patricio Santamaría, destacó la alta afluencia de votantes en los locales. Aunque el proceso se ralentizó por las exigencias sanitarias, no fue impedimento para que se concurriera a votar. Falta aún el escrutinio oficial final.

Macizo triunfo del Apruebo y la convención constitucional

Ni los más optimistas partidarios del Apruebo pronosticaron la alta votación que obtuvo esta opción en el plebiscito marcado por una gran participación. Las diferentes encuestas tampoco arrojaron una diferencia tan amplia entre las dos opciones. Algo que hacía prever el triunfo de los partidarios de redactar una nueva Constitución, era que a los sectores de centroizquierda se había sumado una parte de la centroderecha. Otro factor que habría sido relevante, según los analistas, fue la alta participación de la población más joven.

La opción Apruebo fue acompaña por un amplio respaldo a la convención constituyente, cuyos miembros deberán ser elegidos en abril en una jornada electoral que, se espera, sea tan masiva con la de ayer. La clave aquí será la capacidad de unidad de los bloques políticos para enfrentar juntos esta elección.

Cambio de clima

Los rectores de la U y la UC señalaron en un documento (firmado por más de mil líderes) que, a partir de hoy "no debe haber “vencedores ni vencidos”. Se referían a un cambio de clima en el país, en que todos los sectores políticos y ciudadanos comiencen a pensar la nueva Constitución, en un ambiente de diálogo, donde no tenga cabida la violencia que acompañó el estallido social. Esta postura se reflejó ayer en las primeras reacciones políticas tras la indiscutible victoria del Apruebo, donde distintos dirigentes llamaron a la unidad, entre ellos el propio Presidente Sebastián Piñera.

“Pato cojo” de Piñera

La agenda del Presidente Sebastián Piñera –tal y como la concibió para su segundo mandato- fue truncada el 18 de octubre de 2019, apenas un año y medio después de asumir la presidencia. A partir de mañana, el proceso constituyente y el inicio de un nutrido calendario electoral trasladará el foco de atención política fuera de La Moneda. Son varios –además- los presidenciables que comenzarán a oficializar sus intenciones de disputar el gobierno en las elecciones de 2021.

Parte la carrera presidencial

En los últimos meses la mayoría de los presidenciables evitaron confirmar sus candidaturas, argumentando que primero había que preocuparse del plebiscito, y después vendría el tema presidencial. Por ello, a partir de hoy comenzará la verdadera carrera a La Moneda. A Daniel Jadue (PC) y Francisco Vidal (PPD), esta semana se sumará Heraldo Muñoz. La DC, el PS y los radicales deberán apurar este proceso para no quedarse atrás y perder terreno.

El Frente Amplio también deberá apurar a su nominado (a) donde corre con más fuerza Beatriz Sánchez, quien tendría una segunda oportunidad.

En la centroderecha se espera que Lavín confirme pronto su tercera candidatura a La Moneda. Y que RN y Evópoli definan a sus competidores en una primaria que se avecina.

El estratégico –y peligroso- camino que viene para la centroderecha y la oposición

Pese a que la centroderecha estuvo dividida entre el Apruebo y el Rechazo, se prevé que el acople de fuerzas en Chile Vamos no será traumático y las piezas volverán a juntarse. Hasta ahora, al interior de Chile Vamos nadie duda en enfrentar la elección de constituyentes unidos en una sola lista.

Al otro lado de la vereda, pese a haber enfrenados juntos el plebiscito con el Apruebo, el camino de 78 días -desde hoy hasta el 11 de enero (plazo de inscripción de candidaturas de alcaldes, gobernadores y constituyentes)- se ve más complejo y lleno de baches que deberán sortear. De no hacerlo, se puede dar la disyuntiva que, pese al gran triunfo obtenido ayer, no logren una mayoría en la convención que redactará la nueva Carta Fundamental.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.