Las posiciones de los senadores en segunda discusión del TPP11 en la Cámara Alta

Vista general de la sesión del Senado en que se abordó proyecto por el TPP11.

Foto: Pablo Ovalle Isasmendi / Agencia Uno.

Los integrantes del Senado entregaron sus argumentos para votar el tratado el próximo 11 de octubre, luego de que se reiniciaran las conversaciones tras un acuerdo unánime de los comités parlamentarios por una propuesta hecha desde la Democracia Cristiana.


La tarde de este martes, la Sala del Senado retomó la discusión por el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11) luego de un acuerdo sellado por los distintos comités durante la jornada del lunes, decisión que se tomó tras una propuesta de la bancada de la Democracia Cristiana (DC) y que se adoptó de manera unánime, donde los senadores argumentaron a favor y en contra del proyecto.

El debate se retomó, luego que el pasado 28 de septiembre, se inició en el Senado la discusión por el tratado transpacífico, sin embargo, no culminó con su votación, puesto que tal como lo habían adelantado desde el PC y RD, hicieron uso de herramientas reglamentarias para solicitar una segunda discusión del proyecto y dar más tiempo a las tratativas de la Cancillería a través de las cartas laterales (side letters) que buscan generar mecanismos de solución de controversias con cada país miembro del TPP11.

Fue el senador comunista Daniel Núñez quien hizo la jugada: “Tengo que hacer la solicitud, sin entrar al fondo de la segunda discusión dado que no podemos hoy día votar ya que estaríamos boicoteando bloqueando la estrategia que está impulsando el Gobierno de negociación de esta materia”, sostuvo el pasado miércoles en la Cámara Alta.

El tratado genera división al interior del oficialismo, en ese sentido, el Presidente Gabriel Boric, reconoció el pasado viernes -en el foro “El reto social de América Latina” organizado por el diario El País-, que es un “debate difícil para las coaliciones que apoyan al gobierno”, y reparó en que “eso lo deberíamos haber discutido hace mucho tiempo. Y nosotros hemos ido postergando sucesivamente la discusión”.

Por otra parte, considero como un error el haber postergado la votación del proyecto, “creo que el ‘mañana lo veremos’ es un error y, en política, y cuando uno gobierna, tiene que ser capaz de tomar decisiones con mayor claridad y no hablar principalmente a través de frases sino a través de acciones. Creo que eso, en estos seis meses ha sido un aprendizaje muy importante”, dijo el Mandatario.

Con todo, a eso de las 17:30 horas de hoy, se reiniciaron las conversaciones en la Cámara Alta.

Debate

La discusión comenzó nuevamente con la intervención del senador Núñez, quien aseguró que “el impacto que el TPP11 trae para las exportaciones chilenas es muy marginal, no inexistentes porque habrá productos que bajaran en un 2% o 3%”, y, añadió que, no se “oponen” a la integración económica o a tratados de libre comercio, pero que quieren “que haya otro tipo de inserción de Chile a la economía que efectivamente nos permita pasar a un desarrollo de manufacturas”, y finalizó diciendo que rechazarán el proyecto.

Desde el PPD, Jaime Quintana anunció su abstención a la hora de votar el tratado y explicó que sus razones se fundan “en el conjunto de elementos, no en el TTP11 mismo”.

“Me preocupa, francamente, esta posición neutra del gobierno, de un gobierno que respaldo con convicción. De un Presidente que tiene una inserción, una legitimidad internacional importante (...) creo que el gobierno al conducir la política exterior no puede ser ambiguo, no puede ser neutro en un tema de esta transcendencia”, afirmó el parlamentario.

Por su parte, la senadora del Partido Federación Regionalista Verde Social, Alejandra Sepúlveda, indicó que “varios especialistas nos planteas que el delta es marginal. Me hubiese gustado que estuviera el ministro de Hacienda porque él lo planteó, esto es muy marginal desde el punto de vista económico. ¿Qué gana Chile? Si no es económicamente una ganancia importante, cuál es la otra ganancia”.

Quien está a favor del tratado, es el senador DC Matías Walker en el debate, dijo respecto a las side letters, que “estas ya se han celebrado y pueden celebrarse durante toda la vigencia del tratado, por lo que solo responde a maniobras dilatorias que obstaculizan la necesaria puesta en vigor de este importante tratado”.

Asimismo, Javier Macaya (UDI) señaló que aplaude “la flexibilidad que han demostrado actores relevantes de la escena política nacional del actual oficialismo, parto por el propio Presidente de la República, doña Camila Vallejo, Maya Fernández, Manuel Monsalve, estamos hablando de personas muy relevantes y el entendimiento que muestran por empujar un acuerdo muy importante para Chile”.

“Hago un llamado a todos los sectores del gobierno a dejar de lado las razones ideológicas y tener un sentido de realidad”, añadió Macaya, además de anunciar el voto a favor del proyecto de su bancada.

En seguida, fue el turno de la senadora independiente Fabiola Campillai, quien preguntó ante sus pares a favor sobre a quiénes beneficia la ratificación del tratado. “¿Beneficia a las empresas transnacionales? Para que vengan a hacerse más ricas a Chile y que las grandes empresas chilenas vayan a hacerse más ricas afuera. Pagar menos aranceles, por lo tanto, menos recursos para el Estado”, planteó en su intervención.

“Tenemos que dejar esas políticas antiguas que no benefician a nuestra gente”, afirmó la parlamentaria, destacando que “si queremos una buena economía para Chile, para nuestro pueblo, para pequeñas y medianas empresas, pero no con este tratado”.

En tanto, Iván Moreira (UDI) afirmó que “han bajado las tensiones porque ha habido una apertura de parte de algunos sectores oficialistas que se negaban a que este proyecto se votara lo antes posible”.

Asimismo, Moreira afirmó que la diferencia entre los que están a favor y en contra del TPP-11 es una “diferencia ideológica”. Además afirmó que se “han inventado argumentos en contra que no tienen sustento en el propio texto” y ejemplificó con temas relacionados a la supuesta pérdida de soberanía, o que “el único fin sería empoderar a las transnacionales ya sea mediante órganos de resolución de controversias parcializadas”.

“Cualquier análisis ponderado y objetivo viene a descartar cualquier alegación infundada” como las que se han dado, estimó el senador Moreira.

El senador Juan Ignacio Latorre (RD) criticó que el gobierno anterior no haya negociado las cartas laterales (side letters) con anterioridad. Y manifestó que “desde Apruebo Dignidad hemos hecho el punto de que no era necesario votarlo ahora”, mientras se negocian las laterales.

Claudia Pascual (PC) reclamó ante la postura de los senadores a favor del tratado y preguntó a sus pares sobre “¿quién ha escuchado de parte de aquellos sectores que incluso nosotros como bancadas o comités que estamos en contra de este tratado de que no queremos una inserción comercial de nuestro país? (...) Nadie”.

“Este tratado si inhibe la toma de decisiones del Estado en materias de reformas estructurales que este país necesita (...) Reformas estructurales como la de pensiones o salud, claro que tienen problema con este tratado, porque podría inhibir a los gobiernos y, por lo tanto, a las políticas de Estado a generar esas reformas en tanto pudiera ser demandado por alguna empresa”, afirmó la senadora Pascual, quien anunció su voto en contra.

En tanto, fueron varios los parlamentarios a favor del proyecto que emplazaron al gobierno, a que en caso de que se apruebe el tratado la próxima semana, no postergue su ratificación y promulgación.

Esta vez participó de la discusión el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, José Miguel Ahumada, quien no pudo asistir a la pasada pues se encontraba contagiado por Covid-19, quien tuvo palabras luego de finalizar la intervención de los senadores y señaló que el proyecto ha ido evolucionando con el tiempo.

“El TPP ha ido evolucionando a través de su historia. El proyecto TPP inicial pasó a ser el CTPP” dijo Ahumada, quien explicó que “cuando Estados Unidos se retiró, efectivamente, varias de las cláusulas de propiedad intelectual que se habían planteado inicialmente quedaron suspendidas y cuando se suspenden si un país como Estados Unidos, por ejemplo, volviera entrar y de querer volver a poner los temas de propiedad intelectual tendría que tener la aprobación unánime de los países (...) ese es uno de los puntos que ha generado harto debate”.

Asimismo, mencionó que los asuntos relativos a los mecanismos de resolución de controversias, impacto en el comercio e impacto en inversión, “han sido los pilares fundamentales sobre los cuales se ha establecido el debate de este acuerdo”, finalizó el subsecretario Ahumada.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.