Las implicancias para el peso, las tasas y el IPSA luego de que se rechazaran los dos proyectos de retiros de las AFP

01 Junio 2018 Fachada Bolsa de Comercio Foto: Andres Perez RUEDA - VISTA - INTERIOR - OPERADORES DE BOLSA - MERCADO DE VALORES

Si bien los expertos ven que en el corto plazo se suprime el ruido en torno a los retiros, a mediano plazo aún hay factores políticos que despejar, como es la propuesta de nueva Constitución.


El dólar cae, la bolsa sube. Los efectos inmediatos del rechazo a los dos proyectos de retiros previsionales que se votaron el lunes por la noche es que alivió los temores del mercado y quitó algo de incertidumbre. Sin embargo, a mediano plazo el impacto sería más bien menor.

La Cámara de Diputados rechazó por 70 votos a favor, 70 en contra y 12 abstenciones, la idea de legislar la reforma constitucional presentada por un grupo de parlamentarios para aprobar un quinto retiro universal del 10% de los fondos de pensiones. Y en una votación que se efectuó a renglón seguido, rechazó también con 68 votos positivos, 83 negativos y una abstención la iniciativa presentada por el gobierno de Gabriel Boric para contrarrestar la idea de los legisladores y que buscaba permitir el retiro de estos recursos, pero únicamente para un uso “acotado”, como es el pago de deudas contraídas hasta antes del 31 de marzo de este año.

Mientras el primero podría haber implicado el retiro de unos US$16.000 millones desde la AFP, el segundo llegaba a unos US$3.000 millones, según el Ejecutivo.

Si bien los inversionistas habían respirado más aliviados luego de que el gobierno presentara el proyecto “acotado”, el rechazo de ambos genera sentimientos positivos, con el IPSA subiendo 0,48%.

Luis Felipe Alarcón, economista jefe de EuroAmerica, sostiene que para las perspectivas del peso, se vería una apreciación, además de una caída de los rendimientos de las tasas largas y ganancias para el IPSA, pero “un cambio de tendencia es difícil. La problemática de la inflación ya va por un carril muy firme, con todas sus implicancias, y el hecho de que no hayan prosperado estas iniciativas es más bien un alivio para no agudizar el problema”.

De hecho, en EuroAmerica señalan que a fin de año el tipo de cambio debiera estar en $820, valor no tan distinto del actual.

A esta hora el dólar se ubica en $821.

A juicio de Sergio Lehmann, economista jefe de BCI, a pesar de que “el rechazo de los dos proyectos de retiro de fondos trae un alivio para los mercados, que se veían tensionados por los impactos económicos que determinaban”, sobre el tipo de cambio “predomina apreciación global del dólar”.

Por su parte, Marco Correa, economista jefe de BICE Inversiones, dice que “dado el menor riesgo que representarían los activos locales, se podría esperar una apreciación del tipo de cambio y una caída en las tasas de interés. Estas últimas, además, se podrían ver beneficiadas por una perspectiva de menor inflación, dado que no aumentaría el consumo producto de estos retiros. Sin embargo, estimamos que estos movimientos serían acotados, pues hasta la fecha la reacción al alza del tipo de cambio y las tasas por este factor había sido poca, y más bien los últimos movimientos están más vinculados a factores internacionales”.

En esa línea, Germán Guerrero, socio de MBI, sostiene que en el caso del IPSA las perspectivas a mediano plazo no cambian, pero sí “quitó ruido, aunque el mercado ya veía poco probable que se hiciera el retiro. Es muy importante diferenciar primer 10% del cuarto 10%, porque te vas quedando cada vez con activos más ilíquidos”.

Y en esa línea apunta que “lo relevante es lo que salga de la Convención Constitucional”, y agrega que con ese proceso en marcha es “difícil hacer proyecciones sobre el IPSA. Tiene un upside (alza potencial) relevante si hacen las cosas bien o se llega a algún tipo de acuerdo de tercera opción . Pero así como están las cosas no veo mucho upside”.

Más allá de los ruidos, aún hay quienes ven el IPSA por sobre los 5.500 puntos a fin de año, si es que la guerra en Ucrania no recrudece y si el proyecto de nueva Constitución despeja ciertas incertidumbres políticas y regulatorias.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.