Chile negocia no aplicar mecanismo de solución de controversias para aprobar el TPP-11

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

"Hay un punto específico que ha sido bien crítico de este tratado y que son los mecanismos de resolución de controversias respecto a estados miembros e inversionistas. Y en eso hay una conversación, porque se requieren estas cartas paralelas (side letters) o estos mecanismos para que entre países ciertos elementos no se apliquen a partir del resguardo de nuestra patria y nuestra soberanía”, dijo la ministra Secretaria General de Gobierno, Camila Vallejo


El gobierno, previo a conocerse los resultados del plebiscito por una nueva Constitución, se comprometió a retomar algunos temas pendientes tras los comicios. Uno de ellos es la firma del Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (TPP-11) y este lunes mostró señales de cómo piensa avanzar en él. La gestiones se enmarcan en un proceso de despejar parte de las incertidumbres que tienen los inversionistas tras la victoria del Rechazo en el referéndum y en medio de la presentación de una agenda proinversión que impulsa La Moneda.

El texto del TPP-11 fue ingresado al Congreso a fines del 2018 y hasta la fecha no ha podido definir su futuro, debido a que desde un comienzo encontró oposición de parte de un sector del actual Ejecutivo.

Pero este lunes la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, destacó, tras participar del comité político en La Moneda, que el plan del gobierno hoy es avanzar en la firma del TPP-11. Sin embargo, la canciller explicó que Chile está negociando con los miembros que han suscrito el acuerdo, con el objetivo de no hacer aplicable el mecanismo de solución de controversias contenido en el instrumento internacional en su capítulo 9, sección B, relativo a ”solución de controversias inversionista-Estado”.

Según precisaron fuentes de gobierno, el Estado chileno ya ha enviado con ese objetivo las denominadas side letters a los 10 países miembros: Australia, Canadá, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Vietnam, Brunei y Malasia.

”Las side letters son un intercambio de notas, bilateral, que revisten el carácter de tratado internacional, para poder alcanzar un acuerdo o entendimiento sobre alguna norma o normas del respectivo tratado”, explicaron desde el Ejecutivo.

Ante esto, Urrejola detalló que “lo que queremos es, en un tema donde hay posiciones contrapuestas, poder ver cómo podemos avanzar buscando consensos y haciéndonos cargo de las diferencias que hay”.

”Para nadie es una sorpresa que la coalición haya sido muy crítica del TPP-11. Desde esa perspectiva, el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales ha estado trabajando con los distintos países firmantes (del TPP-11) para ver la suscripción de side letters (acuerdos complementarios) que nos permita cumplir con el programa de gobierno, avanzar con el TPP-11 y hacernos cargos de algunas de las críticas”, agregó.

Fuentes del Ejecutivo aseguran que el mecanismo contenido actualmente en el tratado es uno con sede en tribunales ad hoc, lo que estaría muy cuestionado a nivel internacional.

La postura anterior fue también resaltada por la ministra Secretaria General de gobierno, Camila Vallejo, quien, en su vocería en La Moneda apuntó a que “hay un punto específico que ha sido bien crítico de este tratado y que son los mecanismos de resolución de controversias respecto a estados miembros e inversionistas. Y en eso hay una conversación, porque se requieren estas cartas paralelas (side letters) o estos mecanismos para que entre países ciertos elementos no se apliquen a partir del resguardo de nuestra patria y nuestra soberanía”.

Por su parte, el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, José Miguel Ahumada, agregó que se le está solicitando a los países firmantes del TPP-11 sumarse a dicho acuerdo bilateral y espera que esta tarea esté lista para este trimestre. Ahumada, es apuntado por los partidarios del tratado como uno de los principales opositores a su firma.

“Esto es parte del objetivo para poder cumplir con nuestro programa de gobierno y asumir las críticas que se han realizado a este tipo de acuerdos”, cerró Ahumada.

Sin embargo, la postura de este lunes del Ejecutivo se contrapone con la mirada que presentó hace unos días el ministro de Economía, Nicolás Grau, quien en entrevista con Tele13 radio dijo que el gobierno estaba trabajando en acuerdos que darían mejores accesos a mercados internacionales que el TPP-11. Además, el secretario de Estado entregó al Senado la responsabilidad sobre el avance de la firma del TPP-11.

“Puede avanzar en función de la decisión de los parlamentarios”, sostuvo.

Diálogos a nivel local

Por otro lado, la ministra Urrejola planteó que en el plano local se abordará la suscripción del TPP-11 de la mano de las conversaciones con parlamentarios, partidos de la coalición, empresarios y organizaciones civiles. “Queremos tener un diálogo para llegar a un consenso y trabajar como lo hicimos con el acuerdo de Escazú”, agregó la Canciller.

Misma línea resaltó la ministra Vallejo, quien valoró los procesos de diálogos que se han impulsado en relación a los Tratados de Libre Comercio. “Estos temas no son solamente técnicos o exclusivos de una Cancillería, sino que son temas país”, señaló.

Mientras que el ministro de Hacienda Mario Marcel adelantó, tras el lanzamiento de la agenda proinversión, que “la ministra de Relaciones Exteriores va a anunciar en los próximos días un proceso de diálogo a través del cual vamos a ir actualizando el diagnóstico en torno a los temas de este tratado, así como las gestiones que se han estado haciendo del lado de la Cancillería”.

Sigue en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.