El nuevo jefe de Corfo fija objetivos para la Banca para el Desarrollo y define nuevo organigrama

El vicepresidente ejecutivo de Corfo, José Miguel Benavente viene llegando a Chile tras reunirse con representantes del Banco Mundial en Washignton. Antes, en el primer consejo directivo que dirigió en Corfo, en mayo, definió que la Banca del Desarrollo apoyará proyectos de entre US$ 20 millones y US$ 30 millones. Benavente modificó también la estructura superior de Corfo.


Los últimos diez días, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, el ingeniero civil industrial José Miguel Benavente, ha estado fuera de Chile: visitó Estados Unidos y Honduras, invitado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entre el 11 y el 21 de julio.

En Washington, Benavente se reunió con altos representantes del Banco Mundial: el vicepresidente para Infraestructura, Riccardo Puliti, el director global de Energía, Demetrios Papathanasiou, y la gerenta de práctica global de energía para la región de Latinoamérica y el Caribe, Stephanie Gil. Benavente expuso en un seminario sobre “El desarrollo de una industria de hidrógeno verde en Chile”.

En Honduras, se reunió con el equipo de BID de ese país, en preparación para el Primer Encuentro Nacional para el Fortalecimiento de Ecosistemas Culturales y Creativo. En la Universidad Nacional Autónoma de Honduras habló sobre “la cultura y la creatividad al centro de las estrategias de reactivación económica”.

Se trata de su primer viaje al exterior al mando de la institución, tras definir los principales sus lineamientos de su nuevo cargo, los que quedaron detallados en el acta del primer consejo directivo de Corfo del 20 de mayo, cuyo registro tuvo acceso Pulso a través de una solicitud por Ley de Transparencia.

En esa reunión, Benavente sostuvo que la misión de Corfo será impulsar el desarrollo económico sostenible, justo y territorialmente equilibrado, la competitividad y la diversificación productiva del país, a través del fomento a la inversión, el desarrollo tecnológico e industrial, la investigación y el desarrollo orientada por la demanda, la innovación o empresarial y el emprendimiento, según el acta.

También habló ese día sobre el financiamiento para el desarrollo. Benavente explicó que este “tendrá por objetivo apoyar la recuperación y el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, a través de garantías y financiamiento, fortalecer el sistema de financiamiento temprano de emprendimientos vía capital de riesgo; y avanzar en la conformación de una Banca Nacional de Desarrollo para proyectos, por ejemplo, del orden de US$20 millones a US$30 millones, que se encuentren en etapa de escalamiento, instalando capacidades y desarrollando el Corfo los primeros pilotos para su implementación, considerando que la normativa orgánica de la corporación lo permite y sin perjuicio de los pasos que deban darse para su aprobación legal”.

La nueva estructura

Según el acta, en la sesión del 20 de mayo Marcela Guerra, gerenta general (s) de Corfo, explicó que “los desafíos en torno al nuevo modelo de desarrollo implican una estructura organizacional que asegure el funcionamiento regular de la corporación, como la asunción de nuevas tareas y acciones; incorporando la mirada regional, de género y sustentabilidad”.

Por ello, entre otras cosas, se reemplazó la denominación de la actual gerencia de asuntos corporativos por la de gerencia de asuntos estratégicos. En esa línea, las funciones de la corporación se dividirán en tres áreas: los temas jurídicos a cargo de la fiscalía-gerencia legal; los temas estratégicos a cargo de la gerencia de asuntos estratégicos; y los temas de funcionamiento institucional a cargo de la gerencia general. Asimismo, explicó que existirá una instancia interna de coordinación estratégica, como un mecanismo de coordinación y diseño que tiene por finalidad velar por el avance de la estrategia de la corporación.

Por otro lado, explicó que los temas estratégicos de largo plazo estarán concentrados en la gerencia de asuntos estratégicos, que asesorará e Benavente. El mismo escrito sostuvo que esta gerencia deberá apoyar con orientación estratégica a las actuales gerencias de negocio, innovación, emprendimiento, Start-Up Chile, capacidades tecnológicas, de redes y territorios, y de inversión y financiamiento, evitando la duplicidad de funciones.

A través de un cuestionario -vía escrita- Corfo explicó que en las gerencias de emprendimiento; inversiones y financiamiento, e innovación fueron designados Carmen Contreras, Francisco Meneses y Jocelyn Olivari, respectivamente. Todos estos cargos directivos se encuentran en calidad de suplentes, hasta que se realicen los concursos respectivos.

Las funciones

Marcela Guerra añadió en esa reunión que “la atribución de fijar los criterios de administración y destino de los bienes inmuebles de propiedad de Corfo, con excepción de los activos mineros, pasarán desde la gerencia general a la gerencia de administración y finanzas, velando esta última por la mantención y seguridad de los activos de la entidad, con excepción de los bienes informáticos, que corresponde a la dirección de tecnología”. Corfo gestiona activos mineros como los derechos de aprovechamiento en el Salar de Atacama.

Por su parte, los temas del funcionamiento institucional quedaron radicados en la gerencia general. Entre sus funciones destaca la coordinación de la preparación del presupuesto anual de la corporación y su envío al Ministerio de Economía y a la Dipres.

Según el acta, la gerenta explicó que la articulación de los temas de operación interna con la implementación de la estrategia, implicará un actuar sinérgico, coordinado y eficiente entre las gerencias de negocio y soporte y las direcciones regionales.

El reordenamiento de las funciones de Corfo fue aprobado por la unanimidad de los miembros del consejo directivo. A la reunión asistieron el ministro de Economía, Nicolás Grau, quien preside ese cuerpo colegiado; el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela; la subsecretaria de Hacienda, Claudia Sanhueza; subsecretaria de Relaciones Exteriores, Ximena Fuentes; la subsecretaria de Evaluación Social, Paula Poblete; la subsecretaria de Ciencia, Carolina Gainza y el vicepresidente de Corfo, José Miguel Benavente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.