Oficinas WeWork están ahora tan llenas como antes de la pandemia

Wework

Durante el primer año de la pandemia, la tasa de ocupación de WeWork, el porcentaje total de escritorios que se arrendaron, se redujo drásticamente.




WeWork dijo que para el final del segundo trimestre la tasa de ocupación en sus oficinas era de un 72%, lo que iguala por primera vez las cifras anteriores a la pandemia de covid-19 a fines de 2019.

Durante el primer año de la pandemia, la tasa de ocupación de WeWork, el porcentaje total de escritorios que se arrendaron, se redujo drásticamente cuando muchos inquilinos cancelaron sus contratos de alquiler y decidieron trabajar desde casa. Esa métrica alcanzó su punto más bajo del 46% un año después.

La compañía cambió de rumbo el año pasado cuando comenzó a cotizar en bolsa. A partir de entonces, los edificios de WeWork se han ido llenando poco a poco. La gerencia de WeWork sostiene que, al tiempo que los clientes intentan descubrir estrategias inmobiliarias a largo plazo en un nuevo mundo de trabajo híbrido y remoto, más y más de ellos se sienten atraídos por su oferta de espacio de oficina flexible. Actualmente cuenta con 62.000 suscripciones a su pase All-Access, un producto que permite a los clientes reservar espacio para incrementos de tiempo más cortos.

Dejando a un lado la ocupación, el rendimiento del segundo trimestre fue menos halagüeño. La empresa de cotrabajo con sede en Nueva York reportó US$815 millones en ventas, lo que estuvo por debajo del promedio de las estimaciones de los analistas compiladas por Bloomberg de US$821 millones.

WeWork continúa perdiendo dinero y está reduciendo esa brecha más lentamente de lo previsto: el último trimestre reportó una pérdida de US$635 millones cuando los analistas esperaban US$479 millones. Su pérdida en el segundo trimestre es mayor que los US$504 millones del primer trimestre.

Aun así, la compañía está trabajando para controlar sus niveles de consumo de efectivo que alguna vez fueron altísimos. En el primer trimestre de 2021, WeWork perdió US$2.100 millones, después de ser golpeada por las ondas expansivas de la actual pandemia de covid-19 y un cuantioso pago de liquidación a su cofundador y ex director ejecutivo, Adam Neumann. La empresa también ha buscado expandir su oferta de software; en abril, dijo que comenzaría a vender herramientas tecnológicas para ayudar a las empresas a administrar a sus empleados y sus espacios físicos.

Sigue también en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.