Anuncian las primeras probabilidades de lluvias del año para Santiago y la zona central

Foto: Agencia Uno

Las lluvias podrían llegar al centro de Chile la próxima semana, sobre la base de lo que muestra el modelo del ECMWF desde ya hace un par de días.


Después de tres inusuales años consecutivos con la presencia del fenómeno de La Niña (2020, 2021 y 2022), climatólogos y meteorólogos decretaron oficialmente el término de su presencia en el planeta.

La Niña tenía un efecto moderador en las temperaturas, pero si se desarrolla El Niño, como la mayoría de los pronósticos sugieren, este 2023 será no solo en Chile, “sino a nivel global, uno de los años más cálidos de la historia”, advirtió Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago.

Es más, las últimas predicciones del fenómeno de El Niño establecen que será un evento intenso, lo que significaría temperaturas globales récord en 2023 y 2024, acercando a la Tierra a un umbral de calentamiento cada vez más cercano al advertido por científicos. En el corto y mediano plazo, se pronostica que el fenómeno dará paso a una fase cálida de las aguas del Pacífico ecuatorial en los próximos meses.

“Si bien quedan varios meses para el invierno, por lo que cualquier proyección debería tomarse con cautela, lo más probable es que el próximo invierno esté marcado por el desarrollo de El Niño”, ratificó Cordero.

El último informe trimestral de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), para abril, mayo y junio, entregó las primeras pistas de lo que sucederá en los próximos meses con la llegada de El Niño, y particularmente en junio, justamente el mes donde comienza el invierno.

Personas se refrescan ante las máximas de calor en Santiago Centro, Región Metropolitana. Crédito: Agencia Uno

El documento señala justamente que El Niño podría llegar en los próximos meses, por ahora la zona centro-sur seguirá “seca” con pocas precipitaciones, mañanas más frías y tardes más cálidas entre Santiago y Puerto Montt.

La probabilidad de lluvias para Santiago y la zona central

Pese al pronóstico, el portal meteorológico Meteored anunció la probabilidad de las primeras lluvias para Santiago y la zona central.

De acuerdo al sitio, las lluvias podrían llegar al centro de Chile la próxima semana, sobre la base de lo que muestra el modelo del ECMWF desde ya hace un par de días.

Según este modelo, el país podría recibir una gran baja presión, generando un sistema frontal sobre la zona centro - sur del pais durante la última semana del mes de abril.

Pese a ello, el portal advierte que no se puede determinar con un alto grado de confianza los montos estimados que puedan caer, aunque podrían llegar a ser importantes en algunas zonas del país.

El modelo proyecta un debilitamiento de las altas presiones frente a Chile, las mismas que hasta no hace mucho se han mantenido fuertemente posicionadas frente al país, bloqueando y deshaciendo toda pequeña posibilidad de que algún sistema frontal avance hacia el centro norte de Chile.

Y el cambio podría apreciarse a partir de comienzos de la próxima semana, con la llegada y avance de un frente por el sur del país. A mediados de semana, señaló Meteored, las altas presiones debieran ubicarse mucho más al norte, dejando un corredor libre por el centro sur de Chile para la llegada del sistema frontal que, por fin, podría dejar las primeras lluvias de este otoño 2023 en el centro norte del país.

De acuerdo a Meteored, este potente ciclón viajaría hacia Chile e impactaría el país entre Aysén y Los Ríos, según muestra por el momento del modelo del ECMWF. Sin embargo, la vaguada asociada a este frente se proyectaría hasta el centro norte de Chile.

Las primeras precipitaciones de este sistema se prevén a contar del jueves 27 de abril sobre el sur del país y avanzarían hacia el centro sur durante la noche. El próximo viernes 28, las lluvias se proyectarían por el centro norte, alcanzando incluso parte del sur de la Región de Coquimbo, alcanzando también a Santiago.

Estas son las probabilidades de lluvias

ECMWF proyecta una probabilidades por sobre el 60% de precipitacione en sectores de la Región de Los Lagos y parte del sector costero de Aysén, así como también en el interior de las regiones del Maule, Ñuble, Biobío, Araucanía y Los Ríos.

Para Santiago y la zona central, sin embargo, la probabilidad de lluvias baja a entre 40 a 60% para las regiones de O’Higgins y Metropolitana.

El poder de El Niño en las lluvias para Santiago y la zona central

Cordero explicó que El Niño suele empujar las precipitaciones al alza durante el invierno en Chile. “Esto significa, que existe la probabilidad de que este año no sea tan seco en la zona central de Chile como los tres anteriores, que estuvieron marcados por La Niña. Aunque, debido a la influencia del cambio climático, es dificil esperar que este sea un año lluvioso”.

Algunos científicos apuntan que el aumento de la concentración de los gases efecto invernadero, GEI, tiene un peso relativamente más significativo en las tendencias del aumento de la temperaturas, olas de calor, incendios y otros fenómenos adversos que El Niño o La Niña.

Eso implica que El Niño está teniendo menos peso en un mundo cada vez más cálido, y en el caso particular del Chile, en menos lluvias, como ocurría en décadas anteriores.

Respecto a la intensidad de El Niño, “los modelos que se emplean usualmente para la proyección, muestran aún una gran dispersión. Esto significa que, aunque lo más probable es que El Niño se desarrolle, no tenemos certeza de cuál podría ser su intensidad. Es decir, aún no sabemos si se tratará de un evento débil o si se tratará de un súper Niño o Niño Godzilla, como el registrado por última vez en 2015″, agregó el climatólogo.

Un prolongado verano

Cordero explicó que en efecto, el verano se ha estado extendiendo, en términos de temperaturas, en todo el mundo.

“En Santiago, los tres meses de verano correspondían al período en que la temperatura máxima diaria superaba de forma sistemática los 28°C. Ese período en las últimas décadas se ha alargado. Y ahora se inicia dos semanas antes, es decir, a fines de noviembre, y termina casi tres semanas después, a fines de marzo. Esto significa que en promedio el verano se ha alargado casi un mes devorando las temporadas de primavera y otoño”, señaló el climatólogo.

Marzo ha estado marcado por altas temperaturas. Crédito: Agencia Uno

Este último verano fue extraordinario en términos de temperatura. “Las temperaturas máximas diarias en Santiago comenzaron a superar en forma sistemática los 28°C a mediados de noviembre y aún continúan haciéndolo. La última semana, el promedio de temperaturas máximas en Santiago ha sido superior a los 31°C. Debido al calentamiento global, en términos de temperatura, las estaciones intermedias como la primavera y el otoño son cada vez más cortas“, añadió Cordero.

Temperatura de los últimos meses.

Pero no solo marzo fue extraordinariamente cálido. Recientemente, Chile central completó el semestre más cálido jamás registrado. En Santiago el período entre el 1 de octubre de 2022 y el 31 de marzo de 2023 correspondió al semestre más caluroso.

Aunque el calentamiento global está empujando las temperaturas al alza desde hace décadas, durante los últimos tres años se habían registrado poco récords de temperatura en la zona central y en el norte del país. “Probablemente La Niña que se mantuvo presente en el Pacífico durante los últimos tres años, haya contribuido a moderar las temperaturas”, dice Cordero.

Es probable que el fin de La Niña y la rápida transición a El Niño, esté empujado las temperaturas al alza, sumándose al efecto del calentamiento global. La rápida transición a El Niño ayuda a entender las extraordinarias temperaturas de los últimos meses, agregó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de California en Los Ángeles, analizó la diferencia del daño pulmonar entre ambos tipos de fumadores y reveló sorprendentes resultados.