Colo Colo de Borghi, la U de Sampaoli y el presente de los tres grandes: mitos y verdades de la presencia de Felicevich en la primera línea del fútbol chileno

felicevich

Felicevich junto a Alexis Sánchez, en el origen de la carrera del Niño Maravilla.

El agente argentino está en el centro de la polémica. Se le cuestiona por su eventual participación en la propiedad de Azul Azul y responde, enérgica y reiteradamente, que no tiene presencia en los laicos, en los que sí militan jugadores que representa. Eso sí, es Universidad Católica el que tiene en su plantel a la mayor cantidad de jugadores del corral del representante.



Fernando Felicevich está en el centro de las miradas. La magra campaña de Universidad de Chile lo pone en el ojo del huracán. Los hinchas laicos cuelgan un lienzo con un mensaje categórico: “Felicevich, devuelve el club”. Directamente, los aficionados laicos le imputan participación en la propiedad de Azul Azul, algo que el agente, quien representa a lo más granado del fútbol chileno, partiendo por figuras consulares como Alexis Sánchez y Arturo Vidal, quienes constituyen el punto de partida del imperio que terminó construyendo, niega tajantemente. “Cuando pasan ciertos límites, que insisten en que tengo propiedad en la U, se me presenta la obligación de tener que desmentir, intervenir. La U es tan grande a nivel deportivo, quizás la más grande de Chile, con un montón de seguidores para los cuales el club es una parte importante de sus vidas. Es un tema muy importante que merece mucho respeto y no tengo porqué estar involucrado en una cosa así. Me parece de una irresponsabilidad muy grande y muy peligroso”, responde en el podcast Pelotazo al vacío.

No es el único mito al que debe hacerle frente. “¿Cuántos años llevo escuchando que yo hago las nóminas de la selección chilena? Eso es inventar con respecto a mí y también es faltarle el respeto a Bielsa, Borghi, Lasarte, Sampaoli, Pizzi, Rueda. ¿Yo les voy a hacer la lista? ¿Ellos pondrán en riesgo su prestigio por mí? ¿Por qué? Es una locura”, remarca. “Michael Clark (presidente de la U) ha declarado varias veces que no hay representantes. Ha dicho que yo no estoy involucrado. Ha enviado cartas a la universidad(...) Uno dice no hay peor sordo que el que no quiere oír. Los nombres están ahí, con la participación que cada uno tiene en su club”, añade, con el objeto de zanjar definitivamente la controversia que lo involucra con los azules.

El lienzo que desplegó la hinchada de la U contra Felicevich.

Participación clave

Felicevich reclama ingratitud. Dice que su nombre reflota cada vez que los equipos grandes realizan malas campañas, pero que pocos recuerdan las épocas en que sus representados constituían la base de equipos que terminaron realizando campañas históricas. En Colo Colo 2006, la escuadra que de la mano de Claudio Borghi llegó a la final de la Copa Sudamericana, representaba a varios: además de Sánchez, Vidal y el entrenador. David Henríquez, Cristóbal Jorquera, Felipe Flores, Álvaro Ormeño y Miguel Riffo recibieron su asesoría. En Macul aún persisten versiones que hablan de un estrecho vínculo entre el agente y el estratega, que le permitió acceder a figuras que, finalmente, constituyeron la base de su verdadero imperio. En el entorno de Felicevich niegan que esa relación haya tenido injerencia respecto de las decisiones de representación sobre ciertos jugadores.

En la U que en 2011 levantó el mismo trofeo continental, su presencia también era importante. Figuras como Charles Aránguiz, Eugenio Mena y Ángelo Henríquez eran, efectivamente, parte de su lista de representados. En el ciclo del casildense fue sumando futbolistas, tales como Sebastián Ubilla, Sebastián Leyton y Emilio Hernández, entre otros.En la época de Sampaoli tenía mucho más jugadores que ahora, pero ahí no tenía ninguna influencia. Pero ahora que están en un mal momento, derivado de la última gestión de Heller que fue un desastre, yo soy el dueño de la U”, establece.

¿Cuántos jugadores tiene hoy en Colo Colo, la U y la UC?

El club donde más jugadores tengo es en Universidad Católica. Por una cuestión de afinidad, por muchas razones”, es la frase que completa la reflexión en torno a su presencia en Universidad de Chile, en el último intento por desacreditar la creencia que se ha extendido en los últimos días y que se ha reflejado en manifiestas acciones en su contra. En efecto, los cruzados son el equipo que más jugadores de Vibra Fútbol tiene en sus filas. Vibra Fútbol es la empresa desde la que maneja su cartera desde el fin de TwentyTwo, la firma en que era socio con su compatriota Gustavo Goñi. 13 jugadores cruzados reciben su asesoría: Gonzalo Tapia, Marcelino Núñez, Fabián Orellana, Cristián Cuevas, Branco Ampuero, Ignacio Saavedra, José Pedro Fuenzalida, Diego Valencia, Felipe Gutiérrez, Luis Muñoz, Rodrigo Sandoval, Marcelo Suárez y César Munder. Valber Huerta, ahora en el Toluca, y Matías Dituro, cedido al Celta también formaron parte del registro.

Ignacio Saavedra, Marcelino Núñez y Gonzalo Tapia celebran un gol de la UC. (Foto: Comunicaciones Cruzados)

La U es el segundo entre los grandes que cuentan con jugadores representados por Felicevich, con 10. Junior Fernandes, Marcelo Morales, Bastián Ubal, Martín Kozak, Israel Poblete, Jeisson Vargas, Bastián Orellana, Cristóbal Muñoz, Ignacio Tapia y Yahir Salazar conforman la nómina.

En Colo Colo, Felicevich también tiene futbolistas. Gabriel Suazo, Marcos Bolados, Vicente Pizarro, Alexander Oroz, Erick Ottesen, Miguel Toledo, Bryan Soto, Carlo Villanueva, César Fuentes y Brayan Cortés son representados por el argentino. En los albos, la demora en la renovación de Pizarro le fue imputada abiertamente, aunque, finalmente, se logró un acuerdo para que el hijo del Káiser continuara en el club, garantizándole ganancias al Cacique en el caso de una eventual venta.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.