Héroe en el final: Alexis Sánchez anota y le entrega la Supercopa de Italia al Inter de Milán

El atacante chileno, el mejor de los lombardos en el alargue, remató con furia en el minuto 121 para el triunfo de 2-1 ante una débil Juventus. Una nueva situación que refleja la valía del tocopillano en la disciplina del técnico Simone Inzaghi y entrega un nuevo espaldarazo a la confianza que le entregó el DT.


Inter vuelve a levantar la Supercopa de Italia después de una década. Un gol de Alexis Sánchez en los descuentos del suplementario le permitió a los neroazzurri alcanzar su sexto título en el torneo después de vencer 2-1 a la Juventus.

Si fuera por méritos, el campeón del scudetto debió haber cerrado muy temprano el título. Porque el primer cuarto de hora de los lombardos fue vertiginoso en el juego y asfixiante para la Vecchia Signora. Sin embargo, ni Edin Dzeko y tampoco Lautaro Martínez pudieron sacar una ventaja clara. Y merecida.

Pero la Juve es un equipo copero en el escenario italiano. Los dirigidos de Massimiliano Allegri frenaron el ímpetu de los interistas y después de los 20 minutos comenzaron a acercarse al arco del experimentado capitán de los milanistas, el esloveno Samir Handanovic.

Un atrevimiento que terminó en la apertura del marcador en San Siro. A los 25 minutos, los jugadores cambiaron los roles. Porque fue un centro de Álvaro Morata el que terminó de lleno en la cabeza del estadounidense Weston McKennie, quien anotó el primero desde el punto penal.

Una conquista que, al menos en lo inmediato, dejó sin respuesta a los dirigidos de Inzaghino. Entonces el cuadro de Turín tomó el control del balón, sin respuesta del adversario.

Aunque fueron los propios bianconeri los que aclararon el panorama de su clásico rival. Mattia de Sciglio llegó tarde a una pelota en el área y pisó el talón de Dzeko. Suficiente para que Lautaro tomara la pelota en la pena máxima y convirtiera el empate parcial, a 10 minutos del descanso.

Ingresan los chilenos

El complementario marcó el mismo derrotero que el inicio del duelo. Claro que esta vez el cuadro visitante, prácticamente, desapareció del campo en faceta ofensiva

Inter tomó la iniciativa. Copó la mitad de la cancha y abrió el campo por las orillas. A os 69 minutos, un cabezazo del argentino Martínez obligó a una gran reacción del meta Juventino Mattia Perin. Un par de minutos más tarde, Ivan Perisic también lo tuvo, pero otra vez reaccionó el meta.

A falta de un cuarto de hora del tiempo reglamentario, Inzaghi movió las piezas en la delantera con el ingreso de Alexis Sánchez y Joaquín Correa por los dos atacantes titulares.

La tónica no mudó, pero los lombardos no encontraban la ruta al gol. A uno del final, Arturo Vidal ingresó por un frustrado Nicoló Barella, cuando el partido pedía la salida de algún otro elemento.

Alexis tenía la fórmula

Aunque el enfrentamiento ya había caído en una modorra que se extendió, incluso, hasta el tiempo suplementario. Un sueño que a duras penas pudo despertar el ajustado cabezazo del tocopillano en el sexto minuto del primer tiempo de agregado, un remate que picó cerca dl palo derecho de Perin.

En los segundos 15 minutos más de lo mismo. Ambos equipos más preocupados de no perder que de acercarse al arco contrario. Pero Alexis se salió del libreto. Primero generó una ocasión con Vidal, pero el remate de Marcelo Brozovic rebotó en la zaga Juventina.

En la siguiente, el Niño Maravilla estuvo cerca de madrugar al meta adversario. Y es que nunca bajó los brazos. Cuando el duelo se acababa, el atacante chileno tuvo premio a su insistencia para el 2-1.

Inter se lleva el sexto título de su historia con un chileno como protagonista. Una nueva situación que advierte del terreno que pide el tocopillano para ser titular en la squadra neroazzurra.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.