Los Cóndores salen a jugar su final del mundo ante Canadá

Esta noche se disputará el partido de ida de la llave del Clasificatorio para el Mundial de Francia 2023. La ilusión chilena es grande y el equipo se declara convencido de lograr una hazaña inédita. Los históricos también creen en ello.


Ganar para cambiar. Ese es el lema que los Cóndores repiten hasta el convencimiento. “Esa frase nos ha acompañado durante todo este proceso, y ha servido mucho que el equipo haya ido aprendiendo a ganar, y eso es muy importante”, dice Pablo Lemoine, el head coach de la selección chilena de rugby, que esta noche (21.00) enfrenta a Canadá, en Langford, por la ida del Clasificatorio para el Mundial de Francia 2023. De superar esta llave, el equipo nacional quedará muy cerca de ese sueño.

La misión es muy compleja, pero en el plantel chileno existe plena convicción de que el objetivo de clasificar por primera vez a una cita planetaria se puede conseguir. “Nosotros estamos convencidos de que la vamos a hacer”, dice el capitán Martín Sigren. “En estos partidos la parte mental es la mitad de lo que pasa en la cancha. Físicamente y técnicamente no hay tantas diferencias. La clave va a estar en saber jugar una final del mundo, que es así como la consideramos, donde la toma de decisiones va a definir el partido. Puede ser una hazaña histórica. Y, si queremos cumplirla, este es el camino”, afirma el forward, quien entrega un ejemplo del estado anímico del grupo: “Después de recorrer todo este trayecto, uno llega con la convicción de que esto es para lo que te preparaste. Esta es nuestra gran final. Y esta es la manera. Nuestro objetivo es ser el mejor equipo chileno de la historia. Y al cerrar los círculos de los entrenamientos, ya tengo poco que decirles a mis compañeros. Estamos tan alineados en cuanto a valores, motivaciones, que solo tenemos que salir a jugar”.

Lemoine, por su parte, anticipa cuál es el plan frente a los norteamericanos. “Con los chicos hablamos de que son dos tiempos de 80 minutos. El primer partido va a ayudar mucho en cuanto a conocimiento. La idea es tratar de cerrar el resultado lo más posible o ganar, que es una posibilidad que tenemos. Por cómo los veo, vamos a aspirar a mucho”, dice.

Una imagen del partido entre los Cóndores y Argentina XV. Foto: Twitter Argentina XV.

Sobre el cuadro canadiense, el técnico uruguayo reconoce las dificultades que ofrece, pero no pierde la calma. “Es un rival que participó en todos los mundiales, tiene jugadores profesionales, pero estamos convencidos de que vamos a poder. Y ese convencimiento se viene construyendo desde 2019 y apunta a romper esas cosas que pasaban antes”, manifiesta.

El duelo se desarrollará en cancha sintética y el pronóstico indica la posibilidad de lluvia. Sin embargo, estas condiciones no asustan al seleccionado nacional. ”Estamos muy acostumbrados, porque el Estadio Charrúa en Montevideo también tiene cancha sintética. Además, nosotros la vuelta (9 de octubre, entradas por Puntoticket) la jugaremos en Valparaíso, en condiciones que nos pueden favorecer mucho”, cierra el head coach.

La venia de los históricos

La campaña de los Cóndores ha llamado mucho la atención de los históricos del rugby chileno. Desde Irlanda, donde reside hace algunos años, Sebastián Berti, ha seguido la campaña y cree en este proceso. “Claramente no somos favoritos, porque somos un equipo que hace tres años perdía por muchos puntos ante Canadá. Los dos equipos han avanzado mucho. La preparación de ellos ha sido mejor que la nuestra porque tienen más partidos, varios juegan en la MRL, en ligas europeas y están acostumbrados a estas instancias, pero Chile ha crecido mucho”, señala.

Asimismo, piensa que el reciente triunfo ante Argentina XV puede ser un factor anímico importante. “Nunca se había visto a Chile perdiendo por dos tries y remontando. Esa cuota de sorpresa puede ser clave”, expresa. Y añade: “En este primer partido hay que defender bien en tres cuartos y ojalá los backs estén a la altura de los de ellos. En forwards estamos más fuertes que nunca y el scrum, también”.

El exseleccionado Pablo Demaría apunta a la riqueza de plantel. “Antes teníamos tres primeras líneas y ahora son seis. Antes el equipo jugaba bien 60 minutos y luego flaqueaba y ahora puede hacerlo bien durante los 80 minutos”, sostiene.

De ese mismo modo, destaca el trabajo de fondo. “La defensa de Chile ha crecido muchísimo, lo que ha permitido ir construyendo desde ahí. Cuesta hacerles tries y eso es muy bueno. Yo creo que el partido se define para cualquiera por una diferencia estrecha”, sentencia.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.