Tiempos cruciales para una golpeada U: Roggiero trabaja en la refundación del camarín con Larrivey a la cabeza

El ecuatoriano, quien sigue en cuarentena tras su arribo al país, debe planificar en medio de las críticas y las duras derrotas ante Colo Colo y Wanderers, respectivamente. Valencia volverá a las inferiores, pero con más poder. Se busca técnico extranjero.




En Universidad de Chile vuelven los días de amargura y tensión. En cuatro días, luego de ser vapuleados por Colo Colo y Santiago Wanderers, el primero y el último de la tabla de posiciones, el equipo que conduce Esteban Valencia retrocede todo lo que había avanzado durante las últimas semanas. De la tranquilidad que se vivía en la previa al duelo frente al Cacique, hoy queda poco y nada.

Desde que Valencia fue confirmado como técnico de la U, los azules comenzaron una baja sostenida en su rendimiento. Cambios de esquema, en la que el Huevo decidió volver a jugar con línea de tres atacantes, pese a que cuando mejor rindió lo hizo con dos, enredaron a un equipo que hoy vive con los fantasmas que lo han perseguido durante los últimos años.

Luis Roggiero, el gerente deportivo que aparece casi como el salvador de una institución, cumple cuarentena en un hotel de la zona oriente de Santiago. Este viernes cumple los días que exige el Minsal. Y ese mismo día, dependiendo de la hora que sea liberado, o ya el próximo lunes, tendrá su primera aparición física en el CDA.

Días más o días menos, el nuevo cerebro de la U ya prepara un revolucionario plan para levantar a la U. Así lo venden desde el centro de operaciones estudiantil, al menos. Su primera misión está clara: conseguir la renovación de Larrivey y Arias. El primero, por su gran presente, que lo tiene en lo más alto de la tabla de goleadores del torneo nacional, con 18 tantos. El segundo, por afirmar la defensa, pese a sus muy bajas actuaciones en las últimas caídas del cuadro laico. La concesionaria ya le hizo llegar a los representantes de los futbolistas una propuesta, que incluye una extensión por un año, con opción de dos según metas alcanzadas.

El resto del plantel que termina contrato hoy está en evaluación. No se apurarán, pues consideran que no es el momento pensando en que el foco debe estar en conseguir un cupo a los torneos internacionales. En La Cisterna se necesita dinero fresco para potenciar al club de cara a la temporada 2022. Además, se busca liberar espacios para inyectar sangre joven al primer equipo. Roggiero, dentro de su planificación, contempla darle vuelo a futbolistas que destaquen en las inferiores.

En la lista, el capitán Fernando De Paul es uno de los que termina su vínculo en diciembre. Y pese a que existe la idea que continúe, en la concesionaria avisan que no se volverán locos por retenerlo. ¿El motivo? Su alto salario, según cuentan desde el CDA, hoy está lejos de los estándares que quieren establecer. Tuto logró mejorar su contrato cuando renovó bajo el mandato de Carlos Heller.

Hoy, indican desde el club, la continuidad del golero solo se podrá visar si es que baja sus pretensiones económicas. De Paul, en la previa al duelo con Colo Colo, asumía que podía estar viviendo su último Súperclasico. “La realidad dice que mi contrato termina en diciembre. Hoy por hoy es mi último clásico, pero tengo la ilusión de que todo puede ir bien y capaz seguir un par de años en el club. Se verá más adelante si hay intención de ambas partes”, avisaba. Al mismo tiempo, el cuadro del chuncho avanza en la renovación de Cristóbal Campos, el portero del futuro del club.

En relación a Osvaldo González, el multicampeón con la U vive sus últimos duelos con esta camiseta. Rocky, quien en diciembre de 2020 renovó por una temporada, tiene previsto dar por cerrado su vínculo con los laicos para volver a jugar al club que lo lanzó al profesionalismo: Universidad de Concepción. Ya se lo hizo saber a parte de la gerencia. Gonzalo Espinoza, por su parte, no tendrá fácil su renovación. El volante no termina de convencer a los altos mandos de la institución, pues algunos creen que Bulldog ya cumplió un ciclo en el club. En su puesto, más encima, la institución tiene a otros futbolistas que pretende potenciar, como Camilo Moya y Sebastián Galani.

La conducción del equipo es otro de los temas que hoy planifica Roggiero. De momento, Esteban Valencia no se moverá de la banca. Se asume que buscar un técnico a esta altura no tiene mucho sentido. En la U quieren apostar por un extranjero, pues no creen que exista un estratega nacional capaz de asumir el peso de comandar al equipo. Y eso significaría un tiempo mayor considerando la etapa de negociaciones y la cuarentena que debiese cumplir la cabeza de la U. Pablo Repetto, el uruguayo que coincidió con Roggiero en Independiente del Valle, es uno de los nombres que gusta. ¿El motivo? Conoce a la perfección el estilo de trabajo del nuevo gerente deportivo estudiantil.

El futuro de Valencia estará desde la temporada 2022 en las inferiores de la institución. El Huevo, con más funciones que en el pasado en las fuerzas básicas, sabe que así será. Y, por eso mismo, durante su estadía en el primer equipo no le ha perdido mirada a las juveniles. Según cuentan desde la U, la situación es totalmente opuesta a cuando asumió Hernán Caputto las riendas del primer equipo, quien se olvidó por completo de visitar los entrenamientos de las cadetes. Valencia hoy trabaja y planifica de la mano con Manuel Mayo, el gerente del fútbol formativo. Y han sostenido múltiples reuniones con el gerente deportivo, quien ya les dejó en claro que la formación de los futbolistas es clave en su proceso.

Otro de los puntos que inquietan a Roggiero es la búsqueda de jugadores. Para eso, el matemático ha ido generando un plan para mejorar el scouting que hoy está prácticamente abandonado en La Cisterna. Asume que la elección de refuerzos durante los últimos años no fue acorde a la inversión que se realizó. La U, hace muchos años, no sabe de ventas millonarias.

Históricos sacan la voz

Patricio Mardones, ex futbolista y director de Azul Azul en la época de Heller, valora que la institución diera un paso hacia la renovación de Larrivey y Arias.

“Larrivey, Arias y De Paul han tenido rendimientos considerables durante todo el año y deben seguir. Ellos han sostenido a un club que estaba muy débil. Pero también, la U debe potenciarse con jugadores de calidad, que rindan apenas se pongan la camiseta”, dice el ex volante. “Dejar a Valencia hasta fin de año me parece bien, más allá de los resultados obtenidos”, agrega.

Sandrino Castec, por su parte, critica los tiempos de la concesionaria. “Es muy raro que se esté pensando en las renovaciones, justo después de dos partidos muy malos. Quizás uno ve las cosas al revés, pero no creo que sea prudente hablar esos temas ahora, cuando hay responsabilidades compartidas de quienes armaron este plantel, el actual cuerpo técnico y los jugadores”.

Sobre la continuidad de Osvaldo González y Gonzalo Espinoza, el ex futbolista pide paciencia. “Si uno analiza los dos últimos partidos de Espinoza y González, uno dice que están mal. Pero en el resto del año no fue así. Espinoza hizo una buena temporada, pero quizás el nuevo gerente deportivo estará pensando en la edad de ambos jugadores, sobre todo en Osvaldo, pero si hubiésemos ganados los dos últimos encuentros quizás no estaríamos hablando de esto”. “Hoy no es el momento de cortarle la cabeza a ningún jugador. Pero si debe haber una mixtura entre jugadores de experiencia y chicos que vengan de la cantera, para intentar pelear un cupo a una copa internacional” cierra.

Mariano Puyol, el histórico de los 80′, es más directo. “Se sabe del año pasado que Espinoza y González no van más en la U. González creo que lo dijo y Espinoza ya cumplió su ciclo en el club y creo que, en su puesto, hay chicos jóvenes que pueden rendir bien y proyectarse en la institución”, comienza diciendo.

“De Paul tiene las condiciones para ser titular en el equipo que esté, pero si tengo un portero de proyección, como lo es Campos, quizás deberían hablar con él y decirle cuáles serán las condiciones que enfrentará si se queda. Hay que darle espacio a Campos, pues está para ser titular y transformarse en el aporte que fue Johnny Herrera en la U”, finaliza.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.