Un incendio en Brasil: las 48 horas de tensión y dudas que deja el “peluquerazo” de la Roja

Gary Medel subiendo al bus. (Photo by SILVIO AVILA / AFP)

Desde que estalló el escándalo por la violación de la burbuja sanitaria dispuesta por la Conmebol por parte de integrantes de la Selección, hay varias interrogantes en el aire. Desde un matrimonio en el hotel hasta indirectas por redes sociales de las parejas de los jugadores. Revisión de cámaras, consultas directos a miembros del plantel, mientras que en Luque apuntan que el expediente abierto contra la Roja nace del propio comunicado emitido por la Federación.




Desde que estalló el escándalo de la violación de la burbuja sanitaria dispuesta por la Conmebol por parte de integrantes de la Selección, no han parado de producirse interrogantes en torno al comportamiento de los dirigidos por Martín Lasarte previo al partido con Uruguay. Si bien la versión oficial de la federación nacional, respaldada en la que emitió la Conmebol, confirma la tesis de la introducción de un peluquero ajeno a la delegación al hotel de concentración en Cuiabá, lo concreto es que son varios los cabos que quedan sueltos. Las interrogantes van desde la actuación de la entidad que rige al fútbol sudamericano para otros casos hasta la acusación no comprobada de la presunta participación de miembros de la Roja en otro festejo.

¿Quién alerta a quién?

El expediente CA.O-08-21 pone en la misma temporalidad dos elementos: la apertura de la investigación por parte de la Unidad Disciplinaria de la Conmebol con el comunicado en el que la Federación de Fútbol de Chile explica los hechos. “Asimismo, la Federación de Fútbol de Chile ha emitido un comunicado a través de su página web oficial en la cual manifiestan textualmente (sic): “La Federación de Fútbol de Chile y el cuerpo técnico de la Selección Chilena Masculina Adulta, reconocen el incumplimiento de la burbuja sanitaria de la delegación que participa en la Copa América, con el ingreso no autorizado de un peluquero que, pese a contar con examen PCR negativo, no debió haber entrado en contacto con los jugadores. Los involucrados serán sancionados económicamente. Lamentamos lo que generó esta situación e informamos que todos los miembros de la delegación arrojaron examen PCR negativo este sábado 20 de junio”, consigna.

¿Asumía la ANFP que la Conmebol ya estaba en antecedentes? ¿Se autodenunció Chile con la intención de evitar alguna sanción mayor y más relacionada con lo deportivo? En Luque no se atreven, al menos formalmente, a anteponer la comunicación de la federación chilena a la apertura del expediente, aunque reconocen que buena parte obedece a los antecedentes que les aportaron desde Quilín. Para advertirlo, basta la revisión y comparación de ambas comunicaciones. El Deportivo se contactó con la Confederación, para conocer más detalles de este proceso. Si bien no hubo respuesta formal, desde el organismo sí dejaron en claro el expediente se basa mucho en el comunicado que salió desde La Roja el domingo cerca de las 17 horas. Una especie de autodenuncia, se desprende de lo mismo.

Esto se asocia de inmediato con la siguiente pregunta...

¿Por qué a Brasil no?

Luis Fernando Gonçalves es el nombre del barbero que atendió a los jugadores de la Roja. Sin embargo, las de Chile no han sido las únicas estrellas que han recibido a estilistas. Antes del choque de Brasil frente a Perú, Dom Marlus, otro peluquero, estuvo con varias de las figuras del Scratch. De hecho, en Instagram exhibe una imagen junto a Neymar en la concentración, sin mascarilla. En un principio, incluso, se especuló con que era el mismo que había visitado a los astros chilenos. En la selección chilena informaron que Gonçalves cuestión se había sometido a la respectiva prueba de PCR, que arrojó negativo. Pero esta situación no eximía a Chile de la falta, que está contemplada explícitamente en el protocolo sanitario comunicado por la Conmebol.

Sin embargo, a diferencia de lo que pasó con Chile, al menos hasta ahora, la Conmebol no ha informado respecto de una eventual investigación en contra del anfitrión del torneo continental. En Luque, incluso, desconocen eventuales irregularidades. Por el momento no hay movimiento para aplicar al dueño de casa el mismo trato que a la Roja. Tampoco hay una explicación del porqué. ¿Acaso la gravedad de lo ocurrido en Chile fue mayor a la de Brasil?.

Neymar y Dom Marlus, el barbero que visitó la concentración de Brasil.
Neymar y Dom Marlus, el barbero que visitó la concentración de Brasil.

¿Quién paga?

La primera vulneración al protocolo sanitario trae aparejada una multa de US$ 15 mil dólares. Cada una de las siguientes cuesta exactamente el doble. La cifra, al menos en primera instancia, la paga la federación sancionada. Más precisamente: se les descuenta de los ingresos que debe percibir por la participación en el certamen continental. Lo que pase después lo deben definir entre la asociación respectiva y el jugador castigado. En el caso de Chile, los jugadores involucrados ya asumieron el compromiso de pagar la cifra, que traducida a pesos chilenos alcanza, al cambio vigente, a $ 11.213.992. Se les descontará de los premios que obtengan durante el torneo.

El domingo a las 14.00, con el lío ya desatado por todo el varullo en redes sociales, ya se hablaba de multas a jugadores y faltas sanitarias reprochadas por la Conmebol. Sin embargo, recién cerca de las 21.00 se conoció el expediente de la Confederación, que citaba el comunicado de Chile.

¿Fueron al matrimonio?

Un elemento que se sumó a los trascendidos en torno a actos de indisciplina más serios en el plantel, fue la eventual participación de jugadores de la Roja en un matrimonio que se celebró en el mismo hotel Grand Odara de Cuiabá. En la delegación nacional descartan de plano. Según informaron a El Deportivo, una vez que se desató el escándalo se ordenó la revisión de las cámaras de seguridad del recinto, con la finalidad de detectar la presencia de jugadores en la celebración. Esa supervisión no arrojó ninguna irregularidad, lo que no significa que la polémica haya decaído o que no se siga indagando en busca de nuevos antecedentes. Se conversó con los futbolistas y ellos tampoco reconocen ninguna indisciplina, agregan desde la federación.

El Deportivo se comunicó con Wiliam Eduardo, el encargo de filmar el matrimonio, que se celebró en el mismo hotel de concentración de la Roja. “Es cierto, nosotros estuvimos filmando una boda en el hotel Odara de Cuiabá, el viernes pasado. Pero yo no vi ningún jugador chileno en esa celebración, en el mismo casamiento no vi a nadie”, dice.

“La gente sabía que los jugadores chilenos estaban hospedados en el hotel, pero por lo que yo sé, estaban en sus cuartos. El casamiento era un evento aparte. Yo no vi que los jugadores bajaran o algo así. Las personas que estaban filmando el evento con nosotros, tampoco vieron nada”, agrega.

¿Cuál fue la falta, entonces?

Una de las pocas certezas es la falta por la que fue sancionada la delegación chilena. A Chile se le imputa la infracción al Protocolo de Recomendaciones Médicas para Entrenamientos, Viajes y Competiciones de la Conmebol Copa América 2021, el cual establece textualmente: “EVITAR Desplazamientos innecesarios por el hotel y lugares donde podría haber aglomeraciones, al igual que contacto con personas extrañas a la delegación”. Este texto aparece citado textualmente en los argumentos de la CSF para abrir un proceso sancionatorio contra la delegación chilena. No se habla del caso específico del peluquero.

Las señales de las redes sociales

Cristina Morales es la pareja de Gary Medel. La española, quien lo acompaña en su aventura en Bologna, en Italia, sorprendió en las redes sociales al sumarse a los live que el Pitbull realizaba durante la semana pasada. Se le vio sonriente, animando al futbolista a que realizara sus pasos prohibidos.

El sábado, luego que se empezara a conocer la indisciplina de la Roja, la periodista dejó de seguir a Medel en las redes sociales. Y comenzó a lanzar indirectas que acrecentaron las dudas.

Primero, en las historias de Instagram, un seguidor le preguntó si perdonaría una infidelidad. “NO”, respondió. A los minutos subió una canción, que se titulaba “Una Hembra no llora”.

¿Qué pasó en la interna del plantel?

De antes de llegar a Brasil, en la Selección existía esta idea del “último baile” de la generación dorada. De intentar un último logro antes de decirle adiós a la Roja y dejar esa herencia a los que vienen. En ese sentido, la indisciplina en Cuiabá generó molestia en varios de la delegación. Hubo conversaciones a partir de eso y, en ese sentido, se valoró que el capitán Claudio Bravo, acompañado de Mauricio Isla (su gran aliado por estos días en la Copa América), saliera a dar la cara por el grupo. En su discurso, el portero no separó a los infractores. Habló de “nosotros”.

Como generalmente ha sucedido con estos casos de indisciplina, en la Roja cierran filas. Hasta hubo una especie de compromiso interno de dejar atrás el episodio, apostar a una final de América y después del torneo revisar lo sucedido. La imagen de la plantilla completa en el camarín, todos con mascarilla, fue una señal que apuntaba en ese sentido.

Ahora jugadores, cuerpo técnico y dirigentes se concentran en la cancha, lo que no quiere decir que el Peluquerazo y sus hebras se sigan investigando.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.