Elizalde se distancia de la “camotera” socialista a Jackson: “Tengo una buena evaluación de su gestión”

El presidente del Senado, Álvaro Elizalde, y el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson. Foto: Leonardo Rubilar Chandía / AgenciaUno.

El martes, durante una sesión en la Cámara Alta, senadores del partido habían cuestionado duramente al ministro de la Segpres. Elizalde, presidente del Senado y extimonel PS, respaldó la labor que está desempeñando.




Duros cuestionamientos recibió el pasado martes el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, por parte de algunos senadores socialistas mientas se discutía la prórroga -por 15 días- del Estado de Emergencia en la Macrozona Sur, que finalmente fue visada por el Parlamento.

La votación ese mismo día por parte de la Convención Constitucional ratificando el fin del Senado en 2026 -si es que gana el Apruebo en el plebiscito de salida- junto al desmarque de figuras del Frente Amplio al estado de excepción constitucional en la Cámara habían crispado los ánimos.

“Aquí ha habido ministros, uno que salió de la sala recién, que han estado más preocupados de la destrucción de las instituciones democráticas que de preparar verdaderamente una agenda de seguridad para el país. Hay ministros que han estado más preocupados de estar destruyendo la soberanía popular, la institucionalidad, pero no los temas de seguridad por los cuales fueron elegidos para gobernar”, dijo el senador PS Fidel Espinoza durante la sesión, en abierta alusión a Jackson, a quienes algunos apuntan por el eventual término de la Cámara Alta.

A los cuestionamientos se sumaría su par socialista, Alfonso de Urresti, quien diría durante su intervención: “No me gustan las actitudes pusilánimes de algunos ministros, que en la Comisión de Constitución, ministro Jackson, al abordar la infraestructura crítica, señala que no es necesario abordar este tipo de situaciones”. El parlamentario hacía referencia a la comisión mixta que estudió un cambio constitucional para facultar al Presidente disponer del uso de militares para resguardar lugares estratégicos y en la que Jackson planteó frenar la iniciativa a la espera del desenlace del proceso constituyente.

Las intervenciones graficaban una relación de Jackson con la Cámara Alta que no ha sido fácil.

Sin embargo, este viernes el ministro recibió el apoyo de una figura del PS: el extimonel de la colectividad y hoy el presidente del Senado, Álvaro Elizalde.

Consultado por los cuestionamientos, el legislador dio un respaldo a la gestión del secretario de Estado.

Yo tengo una buena evaluación de la gestión del ministro Jackson; tengo una muy buena relación de coordinación, él es el ministro que está a cargo de la relación con el Congreso Nacional” dijo.

A continuación planteó que “como presidente del Senado le corresponde relacionarse conmigo así como con el presidente de la Cámara de Diputados (Raúl Soto) y por lo menos, en mi experiencia, ha habido voluntad de coordinación y trabajo conjunto para sacar adelante iniciativas que benefician a los chilenos, entendiendo obviamente que el Poder Legislativo es un poder autónomo”.

Invitación a expresidentes: “Polémica innecesaria e inconducente”

Elizalde también abordó la polémica por la decisión -que fue revertida el jueves- de la mesa de la Convención Constitucional de no invitar (inicialmente) a los exmandatarios a la ceremonia del 4 de julio, en que se entregará oficialmente la propuesta de nueva Constitución al Presidente Gabriel Boric.

“Creo que toda esta fue una polémica innecesaria e inconducente. Cuando estamos hablando de un proceso tan relevante como el proceso constituyente es de toda lógica que cuando se entregue el texto se invite a las autoridades de la República y, por cierto, a quienes también fueron autoridades en momentos históricos muy relevantes de nuestro país. Así que creo que lo más fácil habría sido tomar la decisión desde un principio de invitar a los expresidentes, cuestión que finalmente fue corregida por parte de la mesa de la Convención”, expresó el líder de la Cámara Alta.

En esa línea, agregó que “se buscó un camino más largo para llegar al mismo resultado. Me parece que lo que correspondía era invitar desde un principio a los expresidentes de la República, porque el proceso constituyente es, por sobre todo, un proceso democrático que debe representar un cambio, no cabe duda, pero también sobre la base de la historia de Chile y eso implica invitar a quienes han detentado la máxima magistratura en nuestro país”.

Lee más de Política:

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.