Las recriminaciones y catarsis de Chile Vamos tras la derrota

Luego de que Gabriel Boric se impusiera en las elecciones presidenciales del domingo, en RN, la UDI, Evópoli y el PRI crecen los cuestionamientos cruzados. Cada colectividad ha hecho análisis del nuevo escenario y del rol que tendrán como futura oposición.


“Es el momento de juntarnos a revisar qué se hizo mal y pensar hacia adelante, y finalmente se pateó la sesión de comisión política para el 2022. Una vez más se coarta el debate y no se respeta la normativa interna (...)”.

Ese fue el duro mensaje que envió el presidente de la juventud de RN, Javier Molina, a un grupo de WhatsApp de Renovación Nacional para graficar su molestia y la de otros militantes de la colectividad por la decisión de la directiva -encabezada por Francisco Chahuán- de suspender la comisión política del lunes, instancia en la que se esperaba analizar los resultados de las elecciones del domingo, en que José Antonio Kast terminó perdiendo ante Gabriel Boric por 11 puntos. Una solicitud de aplazamiento que hizo el exabanderado presidencial Mario Desbordes, quien transmitía que no era bien visto desligarse tan rápidamente de Kast.

El mensaje da cuenta del ambiente que existe al interior del actual bloque oficialista, cuyos partidos desde el domingo están en catarsis sobre las razones de la derrota y debaten quién deberá asumir el liderazgo, el rumbo de cada colectividad y qué tipo de oposición serán.

Las primeras críticas partieron a las horas de la derrota de Kast y provinieron de parte de sectores de RN que culparon al excandidato oficialista Sebastián Sichel de no haber apoyado al líder de los republicanos en el balotaje. Fue Chahuán quien cuestionó al exabanderado, lo que fue secundado por Desbordes, quien incluso dijo que no debía estar en la coalición.

“En lo que a mí respecta, yo creo que él (Sichel) no tiene nada que hacer en nuestra coalición, así de simple”, manifestó Desbordes esta semana en radio Agricultura.

Al interior de la UDI también hubo “fuego amigo”, pues la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, respondió con molestia a una entrevista que la secretaria general, María José Hoffmann, dio a El Mercurio, en que se preguntaba por qué el voto femenino no estuvo con la coalición. “Será que quizás nos faltó incentivar la participación de mujeres en primarias. ¿Ustedes qué opinan?”, escribió la jefa comunal, en alusión a no haber podido participar ella en las primarias en que la UDI finalmente optó por el exalcalde de Las Condes Joaquín Lavín.

El voto femenino, de hecho, fue uno de los temas de análisis en la comisión política de la UDI. Ahí se criticó que el sector no ha logrado mantener al electorado femenino, ni tampoco a los jóvenes, sector que fue conquistado por Boric. El senador Juan Antonio Coloma remarcó este último punto señalando que la colectividad dejó de hacer trabajo de base en las universidades y descuidó a ese sector más joven.

Así, el partido presidido por el diputado Javier Macaya comenzó a trazar algunas ideas para revertir ese escenario y esperan convocar a un consejo directivo ampliado durante la segunda quincena de enero. La idea es que en ese encuentro participen también los convencionales del partido y los nuevos parlamentarios electos.

Otro de los desencuentros que hubo esta semana en el oficialismo a raíz de la derrota del domingo fue el que protagonizaron por Twitter Desbordes y la convencional Marcela Cubillos (ind. UDI). El exministro de Defensa la acusó de dividir al sector y de atacar “gratis” a Kast en primera vuelta. Y ella le reprochó que haya pedido a Sichel que saliera del conglomerado.

Reforzar la marca “Chile Vamos”

Tras la derrota de Sichel en la primera vuelta presidencial, el bloque oficialista empezó a debatir un cambio de marca, dejando el nombre “Chile Podemos Más” para retornar a “Chile Vamos”. Luego del triunfo de Boric el domingo, esa idea tomó fuerza.

El nuevo bautizo de la coalición busca remarcar la unidad de la UDI, RN, Evópoli y el PRI (este último dejó de ser colectividad tras no alcanzar los requisitos legales) a partir de marzo, cuando se conviertan en oposición a la administración de Boric.

Aunque aún no hay definiciones, también está por verse qué rol tendrá el Partido Republicano en esta futura oposición. Esto, en un contexto en que esa colectividad también se está articulando y espera que Kast tenga un rol de “líder de la oposición”. Sin embargo, en el oficialismo creen que el modelo “extremo” del exabanderado fracasó y ahora debe haber lugar para nuevos rostros que asuman estos desafíos.

Como sea, si bien hay un sector de la UDI que cree que los republicanos deben ser parte de la coalición, otros consideran que sería un error. Esta última visión, de hecho, es la mayoritaria en RN y también en Evópoli, donde consideran que con ellos deben llegar a acuerdos en el Congreso, pero que también tienen que tender puentes con la DC y el Partido de la Gente.

En RN, además, existe tensión, porque algunos creen que se debe empujar con fuerza nuevamente la denominada “derecha social” y, en ese sentido, sienten que la derrota de Kast les da una oportunidad en esa línea.

En Evópoli hay discrepancias entre quienes critican que el partido se haya ido con José Antonio Kast, arriesgando perder su identidad de derecha liberal, y los que promovieron su candidatura. “Tensión evidentemente que hubo”, reconoce la secretaria general, Luz Poblete.

Esa discusión interna -junto al debate de si Evópoli se integra en una coalición con Republicanos- se llevará este 3 de enero a la comisión política, donde varios aspiran a potenciar la denominada “derecha liberal”. Un espacio que Sichel también buscará liderar a través de un nuevo movimiento político y un centro de estudios.

A raíz de la derrota, en Evópoli hay quienes buscan adelantar las elecciones internas. Para ese puesto ya suenan el senador electo Luciano Cruz-Coke, el exabanderado Ignacio Briones y la actual ministra de Transportes Gloria Hutt.

“Lo más importante hoy día es cuidar la unidad y que cada partido pueda sacar el mayor aprendizaje en esto”, recalca Poblete sobre el fuego cruzado en el oficialismo. Y agrega: “Cada partido tiene que hacerlo en su interna y cuidar la propia unidad y cuidar a la coalición, nunca una pelea pública va a ser buena. Obviamente que hay críticas cruzadas y responsabilidades, todos tenemos que asumirlas, pero eso se tiene que hacer en el ámbito del respeto”.

Por su parte, Chahuán, quien ha dicho que el bloque debe mantenerse unido con Republicanos afuera. “Nosotros estamos enfocados en la unidad, articulación y proyección programática de Chile Vamos . Ese es el trabajo que tenemos por delante. El próximo lunes 3 de enero presentaremos una hoja de ruta para el año 2022 al 2025, en una jornada de reflexión de una comisión política ampliada”, dice.

Macaya, en tanto, afirma que es un error pensar inmediatamente quién va a ser el líder de la futura oposición y que “hoy solo necesitamos unidad y sumar articulación con muchos que incluso nunca hemos trabajado y que también se han definido como oposición, como es el caso de la DC, del PDG. Y no debiera ser difícil, porque en el corto plazo no hay desafíos electorales. Por eso hay que desdramatizar sumar a Republicanos, y si ellos quieren actuar coordinadamente en el Congreso con nosotros, siempre teniendo como base la estructura de Chile Vamos, van a ser bienvenidos”.

El presidente del PRI, Rodrigo Caramori, por su parte, sostiene que “lo primero es terminar con esta fase de alegatos cruzados por la prensa. Después, más que pensar en caudillos o líderes, analizar los temas y causas que necesitamos enfrentar a la izquierda. El escenario político y social hoy es otro, pero no tan distinto como creen algunos. Con todo, nuestro sector sacó el 44% de los votos, que es el promedio natural de la centroderecha. Acá no hay debacle, sí una derrota que nos debe marcar un nuevo camino”.

Hasta el momento, en todo caso, en el bloque oficialista dicen que aún no hay agendadas reuniones entre los partidos para analizar el escenario, el único encuentro que tuvieron fue el lunes, durante el comité político de La Moneda, instancia en la que participó por unos minutos el Presidente Sebastián Piñera, quien también llamó a la unidad del sector.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.