Pacto social: la incomodidad opositora ante la propuesta de acuerdo Insulza-Desbordes

Insulza

Documento en que ambos dirigentes sientan las bases para un consenso entre oposición y oficialismo no tuvo buena recepción en algunos sectores de la centroizquierda como el PPD, el PR y el Frente Amplio. Incluso, al interior del propio PS, hubo reparos.




“Esta fue la mejor manera de liquidar un diálogo con Desbordes”. Con esas palabras resumía esta mañana un dirigente de la centroizquierda la propuesta de acuerdo nacional en la que el senador José Miguel Insulza (PS) y el presidente de RN, Mario Desbordes, vienen trabajando desde hace semanas y que hoy dio a conocer La Tercera.

El texto se da luego de que en el oficialismo reflotaran la necesidad de pavimentar el camino para la construcción de un pacto social amplio para enfrentar los desafíos que dejará la pandemia en el país. En ese sentido, en el documento los parlamentarios proponen tres acuerdos nacionales para enfrentar la actual crisis sanitaria y doce compromisos sobre el futuro una vez superado el Covid-19, como el resguardo por la democracia, los DD.HH. y el orden público, entre otros.

Sin embargo, la iniciativa liderada por Insulza no cayó bien en algunas filas opositoras y tampoco en sectores de su propio partido. De hecho, ni miembros de la mesa de la que el senador es vicepresidente ni la Comisión Política del partido habían sido alertados previamente de la elaboración del texto, por lo que varios de sus integrantes se mostraron sorprendidos.

La incomodidad también se extendió entre senadores y diputados desde donde acusaron -en privado- al exsecretario general de la OEA de haber corrido con “colores propios” y “afanes presidenciables”. En otros sectores, sin embargo, valoraron que el legislador por Arica tomara la iniciativa política en momentos en que a la centroizquierda se le ha criticado por una supuesta falta de propuestas y una actitud más propositiva.

“Es una iniciativa entre dos parlamentarios, lo cual se valora, que conversen, es importante, sin embargo, eso no tiene ningún carácter institucional. El PS tiene una institucionalidad por la cual se rige y donde se toman los acuerdos y las iniciativas”, sostuvo el jefe de los diputados, Luis Rocafull.

Mientras que su par del Senado, Carlos Montes (PS), advirtió que “el documento Insulza-Desbordes es una vertiente más de un momento que obliga a la reflexión y definiciones políticas más precisas. Este es un debate que está empezando, yo no pondría esto (el documento) como la única respuesta, son reflexiones para el debate y hay mucha discrepancia al respecto".

En la misma línea se mostró el presidente del partido, Álvaro Elizalde, quien señaló que “es importante promover el debate sobre estos temas. La incógnita es si los sectores conservadores van a tener real voluntad de avanzar en el reemplazo del sistema de AFP, por citar un ejemplo entre muchos. Un pacto social que no resuelva el drama de las pensiones, carecería de sentido para la ciudadanía, al igual que la salud consagrada como derecho y otros temas que si bien se mencionan tangencialmente en el documento, no son abordados en profundidad. En todo caso, bienvenido el debate”.

A su vez, el propio senador Insulza defendió la elaboración del documento. “Lo que coincidimos con Mario Desbordes es que esta discusión no tenía ningún sentido si no tenía contenidos claros (...) Parece que se está abriendo una discusión y eso nos pone contentos”, dijo.

Con todo, más allá de las distintas posturas que el documento Insulza-Desbordes provocó al interior del PS, el tema sería abordado hoy en una reunión del comité de senadores a las 15.00 y en la Comisión Política del partido citada a las 19.00.

En tanto, la molestia también escaló al resto de la oposición, incluso al interior de la coordinación que el PPD y el PR comparten con sus pares socialistas, la Convergencia Progresista. Durante la mañana, distintos líderes de esos partidos salieron a criticar la iniciativa de los parlamentarios. “Lo veo como una declaración de buenas intenciones. No sé si este tipo de llamados públicos contribuyen, más bien tiendo a pensar que, en política, las acciones individuales suelen resultar contraproducentes”, señaló el timonel radical, Carlos Maldonado, quien ha sido uno de los líderes que ha participado de las conversaciones con el oficialismo.

Asimismo, el vicepresidente del PPD, Francisco Vidal, sostuvo que no estaba de acuerdo con los doce compromisos de futuro ya que esos temas debían abordarse durante el proceso constituyente. “Los temas de la convención constituyente no pueden ser reemplazados por un acuerdo de partidos”, dijo. Mientras que el timonel de su partido, Heraldo Muñoz, señaló que si bien valora “todo diálogo” que apunte hacia el pacto, esto no debe circunscribirse solo a los partidos políticos.

El tema también fue abordado durante esta mañana en la mesa nacional del Frente Amplio, donde se abrió un debate respecto de la posibilidad de sumarse a una iniciativa como un acuerdo nacional o pacto económico social. Sin embargo, desde la coalición manifestaron sus reparos con la propuesta de Desbordes e Insulza.

“Representa plenamente a una política anclada en el pasado, que no le es útil a la gente, llena de titulares que solo busca quedar bien ante la élite. Esto es lo más parecido al acuerdo Lagos Longueira de 2003”, sostuvo la diputada de Comunes, Claudia Mix. En tanto, la presidenta de ese partido, Javiera Toro, señaló que “un nuevo pacto social no saldrá de quienes han gobernado los últimos 30 años”.

En tanto, el diputado Tomás Hirsch, señaló que “hay que ser muy claros en recordar que en Chile ya se han intentando varios acuerdos construidos por la élite política que evidentemente no encuentras resonancia social”.

No obstante, en algunos sectores de la oposición valoraron la propuesta y llamaron al mundo político a lograr un acuerdo de esta envergadura. “Me parece un documento interesante, aporta al debate, pero lo importante es institucionalizar esta mesa de diálogo y de trabajo para poder enfrentar la contingencia y por el pacto económico y social”, señaló el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, quien agregó que “aquí tenemos que concentrarnos transversalmente en grandes consensos para enfrentar la coyuntura de la pandemia”.

Misma posición manifestó el diputado del Partido Liberal, Vlado Mirosevic, quien sostuvo que “para que la redistribución (y predistribución) de la riqueza no sea cuestión de caridad, necesitamos medidas de Estado. Estoy abierto a ese debate lo invite quién lo invite y ojalá con urgencia, dada la dramática situación”.

Comenta