¿Por qué las elecciones del domingo le dieron un empujón al Fondo E?

Recorridos-locales-AFP-7125721.jpg

En lo que va de este 2021 el vehículo anota una pérdida de 13,57%, pero ya está lejos de la baja de más de 20% que llegó a registrar a mediados de octubre gracias a las alzas recientes.




El salto que registra el Fondo E en las últimas semanas resulta histórico. El vehículo, que en su mayoría está invertido en Chile, se ha visto beneficiado de la dificultad para aprobar un cuarto retiro de fondos previsionales, pero también por las elecciones presidenciales del domingo donde el Congreso quedó prácticamente empatado, dificultando la aprobación de cambios legales sin llegar a acuerdos.

El último de los empujones al Fondo E fue el domingo. Entre el cierre del 19 de noviembre y el martes 23, ganó 1,18%, por lo que en lo que va de noviembre el alza acumulada es de 4,69%.

Según Ciedess, la rentabilidad de los fondos más conservadores C, D y E se explica, principalmente, por los resultados de las inversiones en títulos de deuda local, así como el desempeño de los instrumentos de renta fija extranjeros.

“Se observa una caída en las tasas de interés de los instrumentos de renta fija nacional luego del rechazo en el Senado al cuarto retiro y los resultados de las elecciones (se internalizan como una disminución en la incertidumbre local) impactando positivamente a los fondos conservadores a través de las ganancias de capital”, dijo la consultora.

¿Por qué ocurre esto? Según datos de la Superintendencia de Pensiones, el 89,9% del Fondo E, se encontraba invertido en renta fija nacional, es decir bonos del estado, empresas, o depósitos, entre otro tipo de activos. Eso significa que se ven altamente afectados en caso de que los inversionistas vendan títulos de deuda, lo que afecta a la baja el precio de esos papeles, y por tanto el fondo E cae. Lo mismo ocurre con, por ejemplo, las dos alzas de tasas del Banco Central ante el aumento de la inflación, pues cuando suben estas tasas el bono pierde valor, lo que se conoce como pérdida de capital, mientras que si bajan las tasas, el precio del bono sube.

En este caso, al aumentar la demanda por los papeles de deuda, sube el precio, por lo que se considera una ganancia de capital, y el fondo E obtiene una rentabilidad positiva.

Sin embargo, en lo que va de este 2021 el vehículo anota una pérdida de 13,57%, pero ya lejos de la baja de más de 20% que llegó a registrar a mediados de octubre

Así, desde el 14 de octubre, su punto más bajo, el Fondo E trepa 12,24%, muy por sobre las subidas que el resto de los fondos registra a partir de esa misma fecha: el A, B, C y D suben 2,21%, 2,75%, 4,89% y 8,5%, respectivamente.

Con todo, en lo que va del año, el Fondo A es el que anota el mejor desempeño. En todo 2021, acumula un alza de 11,5%, y el B de 6,23%.

Según Ciedess, en noviembre en los fondos A y B incidió mayormente la variación en los precios de los instrumentos de renta variable. “Se observan desempeños mixtos en los principales índices internacionales y un alza del dólar, mientras que a nivel local se registra una fuerte alza”.

Y agregó, “los mercados siguen estando afectados por la persistente incertidumbre a raíz de la pandemia, donde este mes, en particular, destaca el alza de contagios en EEUU, Europa y China; mientras que en el plano nacional resaltan el rechazo del Senado al cuarto retiro y los resultados de las elecciones”.

En noviembre, el A trepa 0,98% y el B 1,1%.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.