FMI reduce estimaciones de crecimiento del mundo y desempeño de Chile estaría por encima del promedio global

El organismo internacional recorta las previsiones para América Latina a 2% para este año.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este lunes en el Foro Económico de Davos un recorte de sus previsiones de crecimiento mundial para 2019 debido a las persistentes tensiones comerciales y a un aumento de los riesgos a nivel político.

“Una escalada de las tensiones comerciales más allá de lo que ya estaba incorporado en los pronósticos sigue siendo una fuente clave de riesgo para las previsiones”, indicó el FMI, que destacó que las condiciones financieras ya se han deteriorado en los últimos meses.

La entidad proyecta un crecimiento de 3,5% para la economía mundial este año, 0,2 puntos porcentuales por debajo que su estimación de octubre, en la que también había recortado sus pronósticos.

Mientras las previsiones para Estados Unidos y China permanecen sin cambios en 2,5% y 6,2% respectivamente, la de América Latina sufrió un recorte de 0,2 puntos, a 2,0%.

Aunque en este informe no hay datos sobre Chile, la expansión de nuestra economía estaría por encima del promedio global y de la región, de acuerdo a los cálculos de Hacienda que están en torno al 3,8%.

Sin embargo, la última estimación del organismo multilateral para Chile apunta a un crecimiento de solo 3,4%.

México crecería un 2,1%, este año con un recorte de 0,4 puntos porcentuales con respecto a octubre. En el caso de Brasil, el país está en la senda de la recuperación después de la recesión que sufrió su economía en 2015 y 2016, con un crecimiento revisado al alza de 0,1 puntos porcentuales a 2,5% en 2019.

Para Argentina, sin embargo, el organismo enfatiza que los problemas económicos aún no llegan a su fin, y la recesión continuará en 2019, como estaba previsto, a medida que el país aplica las reformas acordadas con el FMI durante el año pasado. La economía del país vecino lograría recuperarse recién en 2020.

El 2018 fue un año complejo para la economía trasandina, donde el país cayó en recesión y terminó el año con una inflación cercana al 47%, una de las más elevadas del mundo.

Por otro lado, este lunes ha estado marcado por el dato de crecimiento económico de China. El gigante asiático creció a su menor ritmo en 28 años en 2018, debido a los efectos de la guerra comercial y un gigantesco endeudamiento.

El país asiático creció 6,6% lo que corresponde a su menor ritmo desde 1990.

Seguir leyendo