Imacec registra su menor crecimiento en casi un año y confirma la desaceleración de la economía chilena

Producción industrial decepciona y registra su mayor caída desde diciembre de 2020

Además, se situó en la parte baja de las proyecciones de los expertos consultados por Pulso.




Suman y siguen las señales de desaceleración de la economía chilena. A dos días del IPoM y a uno de los indicadores sectoriales, el Banco Central reportó esta mañana que el Imacec de febrero registró un crecimiento de 6,8%.

Y aunque en términos históricos sigue siendo una cifra alta, se trata de igual modo de su menor expansión desde marzo del año pasado, cuando arrancaba el periodo de recuperación postpandemia. Además, se situó en la parte baja de las proyecciones de los expertos consultados por Pulso.

De acuerdo a los datos del emisor, la serie desestacionalizada cayó 0,7% respecto del mes precedente y aumentó 6,0% en doce meses.

La entidad dirigida por Rosanna Costa dijo que el resultado del Imacec se explicó por el aumento de las actividades de servicios. El comercio también contribuyó positivamente al resultado del mes, mientras que la producción de bienes cayó, incidida principalmente por la minería

Por su parte, la caída del Imacec desestacionalizado fue explicada por todos sus componentes, destacando la disminución de los servicios.

Hay que recordar que este enfriamiento de la actividad se produce luego de un periodo de recuperación extraordinario postpandemia, en el que la economía mostró tasas de crecimiento históricas y que tuvieron como principales motores las ayudas estatales (bonos, IFE, subsidios, etc) y los retiros parciales de fondos previsionales que se calcularon en US$ 50.000 millones.

Estos niveles inéditos de liquidez generaron un boom del consumo y como consecuencia de ello un periodo de alta inflación que obligó al Central a elevar agresivamente la tasa de interés.

Rosanna Costa, presidenta del Banco Central y su antecesor, Mario Marcel, hoy ministro de Hacienda

En su último Informe de Política Monetaria (IPoM), el Banco Central ajustó sus estimaciones para el desempeño del PIB este año y el próximo. Para 2023, de hecho, no descartó que se produzca una contracción de la actividad.

“Esas cifras y esas proyecciones muestran una economía con características que en lo grueso corresponde a lo que se ha venido anticipando. Es decir, una economía que durante 2022 tiene que irse rebalanceando, luego de un año tremendamente expansivo como fue el 2021, donde la economía llegó a estar en una situación de sobrecalentamiento que presionó la inflación. Lo que ahora nos indica el Banco Central es que ve ese aumento de inflación por sobre lo proyectado”, dijo sobre el IPoM el ministro de Hacienda, Mario Marcel.

En desarrollo...

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.