Los cambios en la cartera de inversiones de las AFP luego de los dos primeros retiros del 10%: más participación internacional y menos local

Las administradoras han hecho ajustes entre junio de 2020 y marzo de este año. En el mercado local ha significado principalmente una menor participación en renta fija respecto al total de sus carteras: han bajado posiciones en instrumentos estatales, bonos, y depósitos. Por zona geográfica, hay un alza en Asia Emergente y una baja en Asia Pacífico Desarrollada.


Fueron cerca de US$35.000 millones los que pagaron las AFP por los dos primeros retiros del 10% hasta marzo de este año. De esta manera, el valor de los fondos de pensiones pasó de representar un 81,7% del PIB previo a los retiros en junio de 2020, a un 75,5% del PIB en marzo de este año, descendiendo a US$206.867 millones, según cifras de la Superintendencia de Pensiones.

Pero los pagos han ido subiendo desde entonces y ahora también se han incorporado los dineros por el tercer retiro del 10%, por lo que sumando todo ya superan los US$40.000 millones menos.

Y tal como lo dijo la semana pasada el presidente del Banco Central (BC), Mario Marcel, algunas cosas se van poniendo más difíciles con cada retiro. Marcel señaló que la alta demanda que hubo en esta ocasión por el programa Compa Contado-Venta Plazo, CCVP (que incluso superó la oferta y ya se adjudicó todo), lo que hace es indicar que hay una menor liquidez de parte de las AFP, lo que a su vez apunta a que habría una potencial mayor venta de activos en el mercado local de cara a este último retiro.

Desde las administradoras están en línea con el diagnóstico del BC: fuentes de las AFP señalan que lo que ocurrió tras los dos primeros retiros, fue que las carteras se fueron quedando con menos liquidez, ya que las duraciones de sus inversiones se fueron alargando, porque vendieron el papel corto, y se quedaron con el papel más largo.

De esta manera, las AFP prefirieron acudir a la liquidez que entregó el BC para ganar tiempo, porque necesitan dinero inmediato para realizar los pagos a sus afiliados, y eso les da espacio para poder seguir liquidando gradualmente y que así las tasas no suban exponencialmente.

¿Cómo ha cambiado la composición de las carteras de las AFP después de los dos primeros retiros? Al comparar cifras de junio de 2020 con marzo de este año (la última disponible en la Superintendencia de Pensiones), es posible ver que la participación de instrumentos nacionales bajó sobre el total de sus carteras, pasando de 55% a 52%. En tanto, el peso de las inversiones en el extranjero aumentó desde 45% a 48% sobre el total de los fondos de pensiones.

Desde el mercado comentan que esto puede deberse en parte a una mayor percepción de inestabilidad política en el país, lo que cambia en algo la visión de recuperación económica.

En el lado local, el efecto a la baja se explica únicamente por la renta fija, ya que mientras este ítem pasó de 48,7% a 43,3% del total de su cartera de inversión; la renta variable subió su peso desde 6,4% a 8,2%.

El economista jefe de Bice Inversiones, Marco Correa, explica que la mayor exposición que ahora tienen las AFP al extranjero, más que explicarse por la liquidación de activos por los retiros, tiene que ver con dónde creen que va a verse la recuperación económica, y qué regiones se verán más beneficiadas.

“En ese sentido, Estados Unidos está liderando la recuperación económica, Asia lo hizo en un momento, fue la región que estaba teniendo mejor control de la pandemia, pero ahora eso ha ido cambiando y Estados Unidos está liderando. Latinoamérica ha estado más complicada”, comenta Correa.

Bonos y renta variable local

Al desagregar la renta fija nacional, los instrumentos estatales bajaron desde 20,8% a 18,6%, los bonos disminuyeron su peso desde 24% a 22%, los depósitos a plazo cayeron desde 2,4% a 0,8%, mientras que el ítem “fondos de inversión y otros” (que incluye letras hipotecarias, fondos mutuos y de inversión, activos alternativos y disponible) subió desde 1,5% a 1,9%.

Dentro de los instrumentos estatales, es la Tesorería la que explica esta disminución, con una baja desde 19,51% a 17,02%, principalmente explicado por los BTU, pero también hubo una caída significativa en BTP.

Por otro lado, en bonos fueron los bancarios lo que hicieron bajar este ítem, pasando de 16,26% a 13,67%. Correa detalla que esta baja en bonos bancarios puede explicarse por las medidas de liquidez que entregó el BC, donde justamente las AFP tenían que dar bonos bancarios a cambio. “Esos bonos bancarios más adelante se van a devolver a las AFP, y ahí a lo mejor se va a ver nuevamente que hay posiciones más grandes en esos instrumentos”, detalla.

En cambio, al poner el foco en renta variable nacional, las acciones aumentaron desde 5,3% a 6,8%, y el ítem “fondos de inversión y otros” (que incluye activos alternativos) subió desde 1,1% a 1,4%.

Extranjero al alza

Por otro lado, en el extranjero subió tanto el peso de la renta fija como de la renta variable. El primer ítem pasó desde 15,8% en junio de 2020, a 16,8% en marzo de este año. En tanto, la renta variable aumentó de 29% a 31%.

Por zona geográfica, solo Asia Pacífico Desarrollada muestra una baja significativa al comparar junio de 2020 versus marzo de 2021, ya que disminuyó su participación desde 4,95% a 3,73% del total de los fondos de pensiones.

En tanto, Asia Emergente fue la que más aumentó su peso, por lejos, pasando de 10,15% a 13%. Le siguió Europa con un alza desde 8,33% a 9,17%, mientras que el resto no muestra variaciones superiores a los 0,5 puntos.

En todo caso, Norteamérica es la segunda zona con mayor peso, sumando el 11,43% del total de los fondos. Por otro lado, en Latinoamérica tenían el 5,66%.

El tercer retiro

Hasta el viernes las AFP ya habían desembolsado US$3.684 millones por el tercer retiro. Y según cálculos de la Superintendencia de Pensiones, asumiendo que todos los afiliados pueden sacar el máximo permitido para cada uno de ellos, la suma total de recursos a retirar sería esta vez de US$18.952 millones. Pero esta es la proyección máxima posible.

Así, BofA Global Research estima que en esta ocasión la liquidación de activos de las AFP podría llegar a US$14.000 millones, pero esperan que el impacto en las acciones locales sea limitado, ya que los fondos de pensiones solo tienen el 7% de su cartera allí.

De esta manera, creen que las AFP podrían vender unos US$1.000 millones en acciones locales. “Este escenario representaría cerca de siete días de negociaciones” del IPSA, dice el reporte de BofA. Pero recuerdan que en el segundo semestre de 2020 los precios de las acciones se recuperaron pese al primer y segundo retiro.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.