Salario mínimo vuelve a la Cámara por insistencia del Senado

22 DE SEPTIEMBRE DEL 2020 HEMICICLO DEL SENADO. FOTO: DEDVI MISSENE

Ministro Briones manifestó que podría fijarse el reajuste hasta marzo, y en abril, nuevamente abrir una negociación.




El Senado, por una amplia mayoría de 40 votos, aprobó la petición de insistencia del Ejecutivo para devolver el proyecto de reajuste del salario mínimo a la Cámara de Diputados y que retome nuevamente su tramitación legislativa.

La discusión tras el informe de la Comisión de Hacienda, que proponía mantener abierta la puerta, se enfocó en la necesidad de llegar a acuerdo y subir un tanto el umbral de un aumento de 0,4%. No obstante, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, no entregó señales de hacer una propuesta nueva, sino que mantuvo los mismos lineamientos que había expresado en su momento en la Cámara de Diputados.

Senado aprobaría insistencia para seguir viendo proyecto de reajuste
La encrucijada de Briones para lograr apoyo al reajuste del salario mínimo
Claudio Sapelli, economista y académico de la UC: “Estoy convencido de que un Ingreso Básico Universal es el camino que hay que seguir”

“Hemos propuesto un reajuste para mantener el poder de compra. La apertura para conversar está, con esta habilitación vamos a volver al clima de diálogo, se podría considerar la inflación esperada, eso es razonable; estamos abiertos a buscar una estación intermedia que nos permita evaluar en un tiempo más cuál es la situación país y del empleo, y en función de esa evidencia tomar una decisión”, recalcó la autoridad.

De hecho, incluso manifestó que abril podría transformarse en una nueva fecha para discutir el reajuste: “Una estación nos permitiría lograr despolitizar el debate del reajuste, y plantear una nueva conversación en abril para concordar un reajuste por un año y descalzarlo del ciclo político que puede generar más de un conflicto”.

Cabe recordar que en la Cámara tanto la Comisión de Trabajo como la sala rechazaron la idea de legislar del proyecto que proponía un reajuste de 0,4% del salario mínimo hasta marzo, y desde esa fecha aumentarlo en función del comportamiento de la inflación. Con esa fórmula el estipendio pasaba de $320.500 a $322.000, lo cual fue desestimado en primera instancia en la mesa de negociaciones por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y luego, por los parlamentarios.

Una propuesta que esbozaron los senadores y que también habían planteado los diputados de aumentar el techo del Ingreso Mínimo Garantizado de $366.000, que es el suplemento que entrega el Estado a quienes obtienen este salario mínimo y están dentro de los sectores más vulnerables.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.