Variante británica explicaría aumento de casos en niños europeos; humedad de la mascarilla ayuda a combatir el Covid y no hay transmisión a través de alimentos: tres cosas que aprendimos del coronavirus esta semana

Según avanza la pandemia, más información se conoce acerca del virus. Un dato que sorprendió esta semana es que según la FDA, ya no es necesario desinfectar los envases de los alimentos, el riesgo de contagio es mínimo.




1. Especialistas creen que cepa británica de coronavirus explicaría aumento de contagios en niños y jóvenes de Europa

La efectiva campaña de vacunación de Israel lo ha transformado en la nación con mayor tasa de inoculación en el mundo, inmunizando a más del 39% de su población. Sin embargo, durante las últimas semanas han enfrentado un alza de contagios en las personas que todavía no han sido vacunadas y también de quienes están fuera del grupo apto para la inoculación.

Según declaró el primer ministro Benjamín Netanyahu, este repunte de contagios se debe a las nuevas variantes del coronavirus descubiertas, siendo la británica responsable por al menos, el 40% de los nuevos casos. Las autoridades sanitarias en Israel advirtieron de esta situación a pocos días de haber reabierto sus colegios.

Según un artículo de la revista científica The British Medical Journal, los pediatras de Israel han manifestado su preocupación por la exponencial alza de 50.000 niños y jóvenes sólo en el mes de enero.

Y no son los únicos La misma alarmante tendencia está surgiendo en el pequeño pueblo de Corzano, al norte de Italia. A principios de enero, autoridades confirmaron que el 10% de su población había dado positivo al virus, siendo el 60% de los contagiados niños en edad escolar. Roberto Burioni, profesor de virología en el Hospital San Raffaele en Milán comentó en sus redes sociales que la variante inglesa, al ser más contagiosa, requería “precauciones mucho mayores”.

Niños juegan en el patio de la escuela en Mevaseret Zion, después de que Israel alivió permitió el regreso a clases. FOTO: REUTERS

En España, según el informe epidemiológico publicado por el Ministerio de Sanidad, 22.220 casos acumulados fueron detectados en centros educativos. De acuerdo al último informe del Instituto de Salud Carlos III, los casos Covid detectados entre el 10 de mayo y hasta el 10 de febrero entre los menores de dos años fueron 32.330. Esta cifra asciende a 52.245 para los menores entre dos y cuatro años y a 258.510 para la población de entre 5 y 15 años. Los tres grupos de edad suman un total de 343.085 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 31 fallecieron.

2. ¿Le molesta la humedad que se forma en su mascarilla? Estudio muestra que su uso ayuda a combatir enfermedades respiratorias, incluso Covid-19

A todos nos molesta. Sin embargo, un nuevo estudio dice que la humedad que se forma dentro de la mascarilla puede ayudar a combatir enfermedades respiratorias como el COVID-19. Los investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, dicen que los altos niveles de humedad mitigan la gravedad de la gripe y puede ser aplicable a la gravedad del COVID-19 a través de un mecanismo similar.

El estudio, fue dirigido por investigadores del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) de los NIH y sugiere que la humedad podría ayudar a explicar por qué el uso de mascarillas se ha relacionado con una menor gravedad de la enfermedad en personas infectadas con el SARS-CoV-2. ¿La razón? La hidratación del tracto respiratorio beneficia al sistema inmunológico.

“Encontramos que las máscaras faciales aumentan fuertemente la humedad en el aire inhalado y proponemos que la hidratación resultante del tracto respiratorio podría ser responsable del hallazgo documentado que vincula una menor gravedad de la enfermedad Covid-19 con el uso de una mascarilla”, dijo el autor principal del estudio, Adriaan Bax, investigador distinguido de los NIH.

Los altos niveles de humedad pueden limitar la propagación de un virus a los pulmones al promover el aclaramiento mucociliar (MCC), un mecanismo de defensa que elimina el moco y partículas potencialmente dañinas dentro del moco de los pulmones. Los altos niveles de humedad también pueden reforzar el sistema inmunológico al producir proteínas especiales, llamadas interferones, que luchan contra los virus.

El estudio, publicado en ‘Biophysical Journal’, probó cuatro tipos comunes de mascarillas: una mascarilla N95, una máscara quirúrgica desechable de tres capas, una máscara de algodón y poliéster de dos capas y una máscara de algodón pesado.

3. La FDA aseguró que el Covid-19 no se transmite a través de los alimentos o envases alimenticios

Cuando se inició la pandemia de Covid-19, la enfermedad que produce el virus Sars-CoV-2, se dijo que éste también se podía contagiar a través de los alimentos o los envases en los que estos llegaban a casa, razón por la que muchas personas comenzaron a limpiar sus alimentos con soluciones de alcohol y cloro antes de guardar en la despensa o en el refrigerador.

Pero el nuevo conocimiento que se ha adquirido en el último tiempo ha cambiado las recomendaciones. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, su sigla en inglés) y el Departamento Norteamericano de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) han asegurado, tras analizar la evidencia científica disponible, que el coronavirus no se transmite a las personas a través de los alimentos o de los envases alimenticios.

El Covid-19 es una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona, a diferencia de los virus gastrointestinales o los transmitidos por los alimentos, como el norovirus y la hepatitis A. Si bien hay relativamente pocos informes de detección del virus en alimentos y envases, la mayoría de los estudios se centran principalmente en la detección de la huella genética del virus, en lugar de en la evidencia de la transmisión del virus a las personas.

“Dado que la cantidad de partículas de virus que, teóricamente, podrían ser recogidas al tocar una superficie es muy pequeña y la cantidad necesaria para la infección por inhalación oral sería muy alta, las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son extremadamente bajas”, aseguraron.

Consultada por Qué Pasa, la infectóloga de la Clínica Universidad de los Andes, María Luz Endeiza, dijo que la posibilidad de que una persona se contagie a través de los alimentos es mínima. “Cuando recién se iniciaba la pandemia se hicieron ensayos en laboratorio, con condiciones especiales, en un espacio cerrado. Se creía que podría comportarse como los otros coronavirus. Pero sabemos que en la vida real, no es así. Incluso se pueden haber hecho pruebas en esas superficies y pueden haber sido positivas al PCR, pero eso no significa que el virus presente haya tenido capacidad de contagio”, explicó la especialista.

Endeiza insistió que lo más importante sigue siendo el lavado de las manos, “pero no por el contacto” porque el virus no ingresa por la piel, sino porque las manos las podemos llevar a la boca, la nariz o los ojos y por esa vía puede ingresar el virus al organismo.

En otras palabras, “es mucho más peligroso estar cerca de una persona sin mascarilla o la mascarilla mal puesta que no limpiar los productos o alimentos que llegan a la casa. La principal vía de contagio son las gotitas que expulsan las personas desde la nariz y la boca”, recalca.

Pasa algo parecido con el calzado. La posibilidad de que nos contagiemos de Covid-19 por esa vía es mucho menor que el contacto con alguien sin mascarilla.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.