Trasladado por seguridad: así es la nueva cárcel que custodia a Dani Alves en España

Así son las piezas de la cárcel que recibe a Dani Alves.

El lateral brasileño fue llevado a la reducto penitenciario Brians 2 donde contará con condiciones que lo mantendrán alejado de otros internos.



El futbolista brasileño Dani Alves se encuentra sometido a prisión preventiva en medio de una investigación en su contra por una presunta agresión sexual ocurrida en Barcelona a una mujer el pasado 30 de diciembre al interior de una discoteca.

A raíz de esto, y tras declarar ante las autoridades, la jueza a cargo determinó que el seleccionado debía ser puesto bajo arresto debido a la alta posibilidad de que este se fugara. La magistrada apeló a la capacidad económica del futbolista, su doble nacionalidad brasileña y española y porque reside en México donde hasta que se conociera este caso jugaba en Pumas, club que terminó despidiéndolo.

Las primeras horas al interior de la cárcel Brains 1 no fueron las mejores para el futbolista. Según los medios locales, Alves se mostró sin ganas de comer y afectado anímicamente a pesar de haber sido visitado por diferentes profesionales, entre ellos médicos y psicólogos.

Claro que en las últimas horas la justicia española ha decidido trasladar al brasileño a un nuevo recinto penitenciario la mañana de este lunes para que las autoridades puedan garantizar la seguridad y la intimidad de Alves.

Así son los patios de la cárcel de Alves.

La prensa hispana ha señalado que Brains 2 acoge a internos condenados, pero también a otros que se encuentran encarcelados de forma preventiva como es el caso del ex jugador del Barcelona.

El recinto cuenta con módulos más pequeños, aunque cada habitáculo cuenta con una ducha. Así se evitará que acuda a camarines comunitarios y la administración del recinto se proteja de alguna futura denuncia en el caso de que algún otro preso lograra fotografiar al futbolista y hacer pública la información sobre su día a día dentro de la cárcel.

Esta decisión, tal como publica el medio La Vanguardia, fue tomada por la Secretaría de Medida Penales, Reinserción y Atención a la Víctima y entra dentro de las operaciones habituales de las autoridades penitenciarias, recalcando que este caso no difiere de lo que se haría con otros internos del penal.

Características

Según informa el Departamento de Justicia, Derechos y Memoria de Cataluña, el centro Penitenciario de Brians 2 fue inaugurado el 1 de junio de 2007, siendo el tercer centro penitenciario de la ciudad después de los centros de Quatre Camins (1989) y Brians 1 (1991).

Destacan que la cárcel se sitúa en el valle del Llobregat, cerca del polígono industrial de Sesrovires en medio de terrenos de uso rural y agrícola. Además dispone de una buena red de comunicaciones y fácil accesibilidad desde Barcelona, así como del resto de Cataluña.

Sobre el equipamiento, resaltan que se trata de una “concepción modular y polivalente, orientada sobre todo a la relación entre los profesionales y trabajadores de la función penitenciaria y los internos para facilitar su rehabilitación y reinserción”.

“Su filosofía arquitectónica y funcional está pensada para que los internos dispongan de un primer espacio de referencia, que se convierte en el conjunto del módulo residencial y, en segundo lugar, la propia celda como espacio más íntimo”, complementan.

Así, Brains 2 cuenta con 14 módulos residenciales de tres pisos y 72 celdas cada uno. También cuenta con otros módulos para servicios y perfiles determinados como consultorios médicos, talleres ocupacionales, comedores, peluquería, aulas, gimnasio y áreas de paseo con jardines.

Las declaraciones que complican a Alves

Además del riesgo de fuga, la jueza a cargo de tomar la decisión de encarcelarlo consideró para dejarlo detenido sin derecho a fianza el cambio e inconsistencias de las declaraciones que ha señalado Alves en relación a las acusaciones en su contra.

Desde que el caso se hizo público, su primera versión fue que él no conocía a la persona que lo acusa de la agresión. Luego, comentó que sí la había visto, pero que no había pasado nada con ella. por último, declaró que había sido la presunta víctima la que se había acercado al futbolista en la discoteca.

A lo anterior se suman las imágenes de las cámaras de seguridad del recinto de entretenimiento. El medio español El Periódico tuvo acceso al informe de la revisión de los videos que están siendo analizados por los Mossos d’Esquadra.

Según este reporte, Alves estuvo encerrado con la denunciante por 15 minutos al interior de uno de los baños.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.