El Frente Amplio que surge tras las fusiones

Imagen Aton_252259

Dirigentes de las Fuerzas Convergentes, durante su acto en el Teatro Huemul.

Ya no serán catorce colectividades, sino nueve: dos movimientos políticos y siete partidos legales. El conglomerado ya concreta su reestructuración, donde el ala más de izquierda ha comenzado a articularse, equilibrando así la balanza interna.




El Frente Amplio (FA) nació hace año y medio con 14 colectividades: siete movimientos y siete partidos legales. Pero el escenario ha ido cambiando tras una profunda reestructuración que la coalición ya ha puesto en marcha.

Cuatro de esos movimientos se reunieron ayer por la mañana en un acto en el Teatro Huemul, con el que iniciaron un proceso para fusionarse y dar origen a un nuevo partido político. Fue el comienzo del congreso de las llamadas Fuerzas Convergentes, conformadas por el Movimiento Autonomista (MA), Nueva Democracia (ND), la Izquierda Libertaria (IL) y Socialismo y Libertad (SOL).

"Queremos formar un nuevo partido legal que dispute la política de la transición, de la cual no nos sentimos parte", dijo durante el evento el diputado del MA Gabriel Boric.

El referente que surja de esta fusión aún no tiene nombre. Lo que sí está claro es que no se mantendrá ninguno de los ya existentes y que todo debiera cerrarse en febrero de 2019.

El diputado autonomista Diego Ibáñez explicó a La Tercera que los cambios vienen "para conducir ese claroscuro entre lo viejo y lo nuevo, que hoy ninguna fuerza en el FA, por mayoritaria que sea, ha podido ofrecer".

La dupla PODER+IA

Más avanzada está la fusión de Poder Ciudadano con la Izquierda Autónoma (IA). Durante este mes elegirán la directiva y el nombre de la colectividad que crearán en conjunto, y se espera que el resultado de ello se informe entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre. Su idea no es solo ser una mezcla de ambos, sino crear un espacio nuevo que convoque más allá de sus militantes actuales.

"Buscamos fortalecer al FA para ser una alternativa ante el avance de la derecha, construyendo un nuevo partido que acoja a las distintas izquierdas que bregan por derechos sociales y por recuperar el sentido de la política", dice Javiera Toro, encargada política de la IA.

Con esto, se espera que para 2019 el FA esté compuesto por nueve fuerzas: dos movimientos políticos y siete partidos legalmente inscritos.

Nuevo contrapeso

Las fusiones en curso traen consigo una articulación y empoderamiento del ala más de izquierda del FA, configurando así un fuerte contrapeso al partido más grande e influyente de la coalición: Revolución Democrática (RD).

A pesar de que podrían implicar una amenaza para su hegemonía, desde RD señalan que los cambios serán positivos. Fuentes consultadas al interior del partido aseguran que la convergencia de algunas fuerzas permitirá facilitar la convivencia en el conglomerado: con colectividades más organizadas, habrá mayor institucionalidad a la hora de tomar las decisiones.

"Los procesos de convergencia van a fortalecer al FA y eso es una buena noticia para todos. Al contrario de quienes presagiaban quiebres, volvemos a demostrar que el FA madura y se fortalece", sostiene el presidente de RD, Rodrigo Echecopar.

Comenta