La ofensiva de la oposición para recuperar el control de la mesa de la Cámara de Diputados

El presidente de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen (RN), y su vicepresidente, Francisco Undurraga (Evópoli). Foto: Agenciauno

Con acuerdo de todas las bancadas del sector se presentó la moción de censura contra la testera liderada por Diego Paulsen (RN). Sin embargo, nuevamente sus dirigentes reconocen que persisten algunas dudas sobre su viabilidad.




A tres semanas del fallido intento de la centroizquierda para censurar la mesa de la Cámara de Diputados, liderada por Diego Paulsen (RN), este martes el sector volvió a ingresar una moción con el objetivo de retomar el control de la testera. Y, a diferencia de ese primer intento, esta vez el escenario, dicen en el sector, pareciera ser más prometedor.

En esa oportunidad, el jefe de bancada del Partido Radical, Alexis Sepúlveda, presentó la iniciativa sin un acuerdo entre los comités, acción que terminó empañando el triunfo que minutos antes se habían anotado con la aprobación de la acusación constitucional al exministro del Interior, Víctor Pérez. Así, la jugada provocó la molestia del resto de sus pares y terminó siendo retirada a la mañana siguiente.

La discusión sobre impulsar una censura ha tensionado al sector durante casi ocho meses, desde que el 7 de abril la centroizquierda viviera una de sus peores derrotas. En esa jornada, la oposición se dividió y le entregó el control de la testera a Chile Vamos, provocando una compleja negociación que se ha dilatado en el tiempo y que, hasta ahora, nunca ha llegado a puerto.

En ese contexto, la moción -que será votada el próximo martes y que necesita de 78 de los 83 votos que tiene la oposición en la Cámara Baja- fue ingresada, esta vez, con las firmas de los jefes de bancada del PC, Camila Vallejo; de Comunes, Claudia Mix, y de RD, Giorgio Jackson, además de la de Sepúlveda.

Si bien el ingreso de la acción se acordó en reuniones que sostuvieron representantes de todos los comités entre el lunes y este martes, el escrito nuevamente no contó con la rúbrica del PS, el PPD, la Convergencia Social, el PL y la DC. En el sector explicaron que esto se habría debido solamente a un tema de tiempo para recolectar las firmas, sin embargo, finalmente el hecho dejó en evidencia las dudas sobre la viabilidad de la ofensiva que todavía persisten en la oposición.

De hecho, el jefe de bancada del PPD, Raúl Soto, calificó el ingreso de la moción como un “error de fondo” y emplazó a sus pares a reconocer que, nuevamente, habrían actuado de forma apresurada.

Nosotros no éramos partidarios de presentarla hoy (ayer) sin un acuerdo escrito, asegurar los votos y que se transparente la motivación de que esta es una decisión política de la oposición para recuperar la mesa y ser contrapeso político al gobierno”, afirmó, agregando que “tenemos la voluntad, la apertura de seguir conversando, pero que se reconozca que hubo un error de fondo de cómo se presentó apresuradamente esto.

Raúl Soto, jefe de bancada PPD

La crítica del legislador PPD apunta -en parte- a que el argumento que sustentó la moción de censura fue la decisión de la mesa de la corporación de impedir que los diputados Camila Vallejo (PC) y Cristóbal Urruticoechea (Ind.) votaran de forma telemática, tras asistir presencialmente a una sesión, lo que para algunos en la oposición diluye el sustento político de la acción.

A su vez, en otras colectividades, como la DC, transmitían dudas de que todos sus parlamentarios se alineen detrás de la, hasta ahora, única carta de la bancada que sigue en carrera para presidir la testera: Víctor Torres. El parlamentario ya había intentado dos veces convertirse en el candidato del partido, pero ahora, dicen las mismas fuentes, tendría el “camino despejado”, luego de que sus pares Gabriel Silber y Joanna Pérez desistieran de competir.

Pese a esto, a diferencia de la postura que tomaron ante el primer ingreso de la moción, el jefe de los diputados democratacristianos, Daniel Verdessi, aseguró que “la bancada de la DC va a apoyar la censura, que es por razones políticas y no administrativas, porque la gestión de Paulsen ha sido la adecuada. Y si se aprueba la censura nosotros pasaremos al paso siguiente, que es nominar a nuestro candidato a la mesa”.

En la oposición reconocen que aún hay temas por resolver para asegurar el éxito de la iniciativa, como fijar la composición y presidencias de las distintas comisiones legislativas, algo que ya había trabado un posible acuerdo. Esa materia, dicen en la centroizquierda, es clave para “amarrar” los votos de algunos parlamentarios que podrían descolgarse, como los humanistas, entre ellos Pamela Jiles, y algunos independientes.

Además, el PC sigue evaluando si Camila Vallejo o Carmen Hertz será la carta de la colectividad para la primera vicepresidencia, mientras que en el PPD aún no está definido si Rodrigo González -quien hoy ocupa el cargo de segundo vicepresidente- se mantendrá en ese puesto. Todas estas conversaciones se desarrollarán durante esta semana.

“Esperamos que la oposición en su conjunto entienda la necesidad de volver a tener el control de la mesa”, aseguró Sepúlveda, mientras que Jackson sostuvo que “lo cierto es que en una cámara de representación política es una anomalía que la minoría tenga la conducción de la mesa y esta dura mientras la mayoría no se ponga de acuerdo”.

“Vamos a defendernos”

La noticia sorprendió a la mesa de Paulsen y su vicepresidente, Francisco Undurraga (Evópoli).

El actual presidente de la corporación sostuvo que “la argumentación de la presentación no tiene validez alguna, nosotros vamos a defendernos porque nos están imputando algo que además los comités parlamentarios acordaron de manera unánime en esa sesión (...). Hemos dado garantías a todos los colores políticos y no vamos a permitir que se nos saque por algo que no es cierto”.

En tanto, este martes Paulsen se reunió con el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, donde abordaron el tema. Este último señaló que la acción opositora “me da la impresión que es algo más político que de gestión”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.