Cobre podría escalar sobre US$ 5 en 2022, pero incertidumbre local no permitiría descenso del dólar

Cobre alcanza nuevo récord en medio de expectativas de un fuerte déficit en el mercado mundial

Este martes el precio del metal rojo siguió escalando y llegó a su segundo mayor valor del año. De acuerdo a Goldman Sachs, las existencias del metal rojo podrían agotarse el próximo año, lo que incrementará más los precios. Según los economistas y bancos de inversión, la divisa por fundamentales (como la expansión de la economía y el cobre) debiera estar más cerca de los $700, pero ello no ocurre debido a la incertidumbre que impera en los mercados.




El precio del cobre sigue sorprendiendo, tras alcanzar los US$ 4,83 este martes, su segundo valor más alto en lo que va transcurrido del año, periodo en el que acumula un incremento de 38%. Aunque esto no ha tenido un correlato en dólar, que en el mismo periodo sube 15,46% frene al peso chileno, hasta los actuales en $ 811,47.

Está dinámica podría continuar, mientras las perspectivas en torno al metal rojo se mantienen sólidas al alza. “Con un déficit de metales significativo proyectado para el cuarto trimestre, las existencias mundiales de cobre podrían alcanzar mínimos históricos para fin de año y, en ausencia de ajustes de mercado impulsados por precios más altos, agotados por completo para el segundo trimestre del 2022″, indica un reporte reciente de Goldman Sachs.

El banco de inversiones agrega que “la caída de los inventarios, cuando se combina con la necesidad de cumplir con los contratos de futuros, generalmente hará que los precios del cobre aumenten”. Es así como se aventuran con potentes proyecciones para los años que vienen.

Mientras que para el año en curso, GS apunta a un valor promedio de US$ 4,33, por encima de los US$ 4,18 actuales y los US$ 4,22 contemplados en la última actualización del informe de finanzas de la Dipres, ese valor escalaría hasta US$ 5,39 en 2022, US$ 5,44 en 2023 e incluso hasta US$6,35 en 2024.

Aunque no pronóstica precios específicos, Gustavo Lagos, académico de Ingeniería de Minería de la Universidad Católica, coparte la visión optimista respecto al valor de nuestro principal bien de exportación.

“Son muchos factores los que influyen, empezando por la inflación en China y los compradores quieren cubrirse contra la inflación. Ello hace bajar inventarios”, sostiene.

Por otra parte, plantea que hay “menos producción de la esperada”, que “no hay nuevos anuncios de inversión (importantes en el mediano plazo y largo plazo)”, que hay “situación de alta incertidumbre para inversión en Chile y Perú, los dos principales productores mundiales” y “por último la alta demanda debido a tecnologías de energía renovable y electromovilidad”. Todo aquello favorece el precio del metal rojo.

Efecto sobre el dólar

Los expertos coinciden en que la divisa debiera estar cercana o por debajo de los $700, por sus fundamentales, como el crecimiento económico y el precio del cobre, pero que está más de $100 por arriba debido a las incertidumbres locales.

Según el último Monitor de FX y Deuda Soberana de LarrainVial publicado este lunes por Pulso, el descuento sobre el peso chileno producto de factores locales es de $140, pero apunta que, “si como esperamos el cuarto retiro de fondo de pensiones se rechaza, el descuento podría revertirse en cerca de $100 pesos, pero fácilmente podría aumentar a $100-$150 si la incertidumbre política y electoral se intensifica”.

En Itaú también ven que, en base a fundamentos tradicionales, el dólar debiera estar entre $700-$750, pero “estimamos que el peso chileno rondará en torno a $800 durante el resto del año, reflejando un mayor premio por incertidumbre de política-económica”.

Sergio Godoy, economista jefe de STF Capital, señala que el mercado de divisas local ha acusado recibo de lo que ocurre con el cobre. De hecho, ha anotado bajas en la últimas tres jornadas. Sin embargo, la tendencia de depreciación que se observa en el año no se está jugando ahí.

“No creo que (el cobre) sea un facto tan relevante como usualmente lo es”, indica Godoy, quien además apuesta porque esa alza no sea tan sostenida en el tiempo, dada la desaceleración del crecimiento en China.

En ese marco, el experto sostiene que “el dólar local se mueve también por cosas que pasan en Chile y ese es un factor que es súper importante. Ahí hay que considerar lo que pasa en la Convención Constituyente y con la elección que tenemos ahora, que es bastante incierta. Y más encima tenemos la incertidumbre sobre si pasa o no el cuarto retiro, son una mezcla de factores que hacen que el dólar se mueva bastante por cuestiones locales”.

En la misma línea, Martina Ogaz, analista de inversiones de Euroamérica, plantea que el cobre ha ayudado a que el tipo de cambio no siga subiendo, pero difícilmente puede revertir la tendencia que hemos visto en el año.

“No creo que haga mucho más que contener (el alza del dólar), porque el movimiento que ha tenido el tipo de cambio en el mercado local ha sido principalmente por noticias internas. Por el lado político tenemos el tema del cuarto retiro que ha provocado flujos, como la salida del fondo E, además de la mayor incertidumbre que ha llevado a que las personas se refugien en el dólar”, indica Ogaz, quien en ese marco estima que el dólar esté dentro de tres meses en $ 825.

Marco Correa, economista jefe de BICE Inversiones, se suma a esta visión sobre el tipo de cambio. Mientras que estima que el alza el cobre es un asunto más coyuntural, plantea que “la discusión del cuarto retiro, las elecciones que se acercan y la Convención Constitucional, son factores locales de incertidumbre que están afectando (al dólar), más allá de los fundamentales como el precio del cobre”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.