Autos clásicos, pinturas y hasta legos: los activos alternativos más atractivos para invertir

Autor: Marlén Gac

En agosto de 2017, el Ferrari 250 GTO de 1962 se convirtió en el auto más caro en la historia de las subastas, al venderse en US$48,4 millones.


En medio de la volatilidad que se respira en los mercados del mundo, los inversionistas buscan refugio en activos como el oro y los bonos. Sin embargo, existen diversas opciones para hacer negocios que destacan por el sólido crecimiento de sus rentabilidades. Autos clásicos, vinos, pinturas y hasta legos, asoman entre los activos alternativos más atractivos para invertir.

Arte

Según el Índice de Inversiones de Lujo de la consultora británica de propiedades inmobiliariaria, Knight Frank, con datos hasta el segundo trimestre de 2018, el arte lidera el ranking de los 10 activos de lujo más rentables.

Basándose en el análisis de Art Market Research (AMR) de los precios de las subastas, el reporte revela que la rentabilidad de las pinturas anotaron un crecimiento de 25% en 12 meses.

En esa línea, la casa de subastas Sotheby’s marcó un nuevo hito el año pasado cuando alcanzó los US$157 millones por uno de los desnudos pintados por Amedeo Modigliani: Nu couché.

Sin embargo, el reporte puntualiza que considerando los US$450 millones que se pagaron en 2017 por el cuadro Salvator Mundi de Leonardo da Vinci, “no parece que ninguna pintura vaya a batir un nuevo récord de precio en un futuro próximo”.

Vinos

Con un avance interanual de 7%, los vinos se ubican en el segundo lugar en el ranking de activos de lujo.

El reporte destaca que algunos de los clásicos más caros y antiguos registran bajas, pero hay otros que se mantienen en primera línea.

“El borgoña sigue desafiando todas las previsiones y hasta la fecha suma otro crecimiento de 14% anual, frente al inferior al 3% de los Premier cru de Burdeos”, se lee en el reporte.

Analizando los últimos tres años, el borgoña registra alza del 85%, mientras que los Premier cru han mantenido el crecimiento de 45%.

Autos clásicos

Los autos clásicos también representan una atractiva opción de inversión, al ubicarse en el tercer puesto con un crecimiento interanual de 6% hasta el segundo trimestre de 2018.

En agosto de 2017, el Ferrari 250 GTO de 1962 se convirtió en el auto más caro en la historia de las subastas, al venderse en US$48,4 millones. Le sigue un Mercedes-Benz W 196 Grand Prix de 1953 con un valor de US$29,5 millones y el DBR1 de Aston Martin del año 1956, con US$22,5 millones.

Analizando el número de autos subastados por un valor superior a US$5 millones, la marca Mercedes-Benz destaca en el primer lugar. Detrás se ubican Bugatti, Porsche, Alfa Romeo, McLaren y Aston Martin.

A pesar del avance que acumula la rentabilidad de los autos de lujos, el reporte consigna que dicha expansión no presagia otro período de euforia y destaca que el mercado sigue siendo “muy prudente”.


Ferrari 250 GTO

Relojes

Detrás de los autos clásicos se ubican los relojes, con crecimiento interanual de 6% en su rentabilidad, según Knight Frank.

En cuanto a la volatilidad en el precio en los últimos 10 años, los relojes destacan en el segundo puesto como el activo de lujo más estable detrás de los muebles antiguos.

“El valor de los relojes vintage no solo reside en lo material y estético, sino también en su capacidad para transmitir emociones. Además, no entienden de modas, perduran en el tiempo pasando de una generación a otra y si se conservan en perfecto estado son capaces de alcanzar elevados índices de rentabilidad convirtiéndose en vehículos de inversión interesantes”,dijo Alfonso Minondo, experto en relojes en Catawiki.es, al medio español El Economista.

Legos

Coleccionar Lego -los juguetes de plástico hechos de ladrillos entrelazados que se convierten en autos, castillos y robots– tuvieron mejores retornos que las grandes acciones, los bonos y el oro en las tres décadas que finalizaron en 2015, según un estudio de Victoria Dobrynskaya, profesora asistente de Escuela Superior de Economía de Rusia, consigna Bloomberg.

Según el artículo, los Legos más antiguos a menudo se revenden en línea por precios mucho más altos que los valores originales.

En un caso extremo, dice el artículo, un kit para Star Wars Darth Revan que se vendió en 2014 por US$3,99 se vendió en US$28,46 en eBay un año después, una prima de 613%.

Seguir leyendo