La economía chilena supera las expectativas y en abril anota su mayor crecimiento en casi tres décadas

Imacec

Buena parte del fuerte aumento tiene relación con la baja base de comparación ya que en abril de 2020 la actividad se contrajo 13,8%.




La economía chilena continúa recuperándose de la grave crisis económica generada por la pandemia y en abril, medida con el Imacec, experimentó su mayor crecimiento en casi 30 años.

De acuerdo al Banco Central, la actividad se expandió a un ritmo de 14,1% en el cuarto mes del año, por encima de las expectativas que promediaban el 10%. Se trata del mayor salto mensual de la economía desde septiembre de 1992 (15,2%).

La serie desestacionalizada, por su parte, disminuyó 1,4% respecto del mes precedente y aumentó 12,0% en doce meses. Estas cifras también son mejores a lo que esperaban los expertos.

El ente emisor dijo que en abril, que tuvo los mismos días hábiles que abril 2020, todos los componentes del Imacec crecieron respecto al mismo periodo del año anterior, destacando las contribuciones de las actividades de servicios y el comercio.

“Este resultado se explicó, en parte, por una mayor adaptación de los hogares y empresas a la emergencia sanitaria asociada al Covid-19. Por su parte, la caída del Imacec desestacionalizado fue explicada por el desempeño de los servicios, reflejando el aumento de las restricciones a la movilidad de las personas respecto del mes anterior”, precisó la entidad dirigida por Mario Marcel.

El fuerte crecimiento de la economía local se veía venir luego que ayer el INE publicara los índices sectoriales. El comercio registró un crecimiento histórico de más de 33%, mientras que el Índice de Producción Industrial mostró su mejor desempeño desde enero 2020 y todos sus componentes cerraron el mes con números azules. Sin embargo, en el ánimo de los analistas también pesaba el hecho de que en abril regresaron las cuarentenas y otras medidas de restricción, especialmente en la Región Metropolitana.

Hay que señalar, no obstante, que la evidente mejora de la actividad tiene una baja base de comparación, toda vez que en abril de 2020 la economía se desplomó 13,8%, en el inicio de la crisis sanitaria. Hasta ese minuto, esa contracción no tenía precedentes y los meses seiguientes serían peores.

Pero aún así, las perspectivas para 2021 son más que positivas. El FMI, por jemeplo, ha corregido cuatro meses en el año su estimación de crecimiento para Chile, calculando una expansión de 6,5%, tal como Bloomberg. El Banco Mundial, por su parte, cree que el PIB se va a expandir a un ritmo de 5,5%, mientras que la OCDE subió su apuesta a 6,7%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.